Negocios

Petroleras privadas llevan solo el 41% de su meta de producción para 2021

El sector privado ha enfrentado múltiples incumplimientos de sus metas desde que comenzó el sexenio de Andrés Manuel López Obrador y retrasos en el incremento de su producción.

Las petroleras privadas están lejos de su meta de producción para 2021.
03 de diciembre, 2021 | 05:05 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Ciudad de México — Las petroleras privadas están lejos de su meta de producción para 2021, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Hasta octubre de este año, las compañías con 21 contratos petroleros de extracción aportaron 68.200 barriles diarios de crudo a la producción nacional, un 59% por debajo del objetivo que planteó el sector a finales del año pasado.

En noviembre de 2020, la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi), que aglutina a 34 petroleras privadas como Shell, BP y Chevron, presentó una estimación de 166.000 barriles diarios para este año, durante una presentación sobre retos y resultados de los contratos petroleros provenientes de la reforma energética de Enrique Peña Nieto.

PUBLICIDAD

Los campos marinos Miztón, Hokchi y el bloque terrestre Santuario-El Golpe, de ENI, Hokchi Energy y Perenco, respectivamente, aglutinan más del 70% de la producción privada.

Su meta de gas natural es de 231 millones de pies cúbicos diarios en 2021. Hasta el décimo mes del año, los operadores privados produjeron un promedio de 204 millones por día.

El sector privado ha enfrentado múltiples incumplimientos de sus metas desde que comenzó el sexenio de Andrés Manuel López Obrador y retrasos en el incremento de su producción. El más reciente fue el caso de Fieldwood Energy y su socia Petrobal, donde una falta de comprobación de gastos retrasó más de dos meses el inicio de producción de sus campos marinos Ichalkil y Pokoch en el Golfo de México.

PUBLICIDAD

Lee más: Fieldwood Energy inicia producción petrolera en México tras meses de retraso

La iniciativa privada contemplaba para este año el inicio de producción del megacampo marino Zama, que sería operado por la estadounidense Talos Energy, con alrededor de 100.000 barriles diarios, de acuerdo con estimaciones de la empresa socia en el bloque petrolero Sierra Oil & Gas en 2017, adquirida posteriormente por la alemana Wintershall Dea.

Pero la Secretaría de Energía (Sener) cedió durante julio la operación a Petróleos Mexicanos (Pemex), después de dos años de discusiones sobre quién tenía la mayoría de los hidrocarburos del yacimiento compartido.

El gigante estatal aporta 96% de la producción nacional y el 4% restante viene de las petroleras privadas. López Obrador y el sector privado acordaron una producción de 280.000 barriles diarios al final de su sexenio.

Durante octubre, el regulador energético que preside Rogelio Hernández Cázares presentó una prospectiva de producción donde pronosticó que las compañías privadas incumplirían su meta petrolera al final de sexenio.

Puede interesarte:

Convierta a Bloomberg Línea en su fuente de noticias

PUBLICIDAD