Negocios

Aeroméxico buscará el voto de sus acreedores a plan de reestructura

La aprobación de la jueza de bancarrota Shelley Chapman establece una confrontación final en la sala de audiencias entre los acreedores no garantizados y Aeroméxico.

La aprobación establece una confrontación final en la sala de audiencias entre los acreedores no garantizados y Aeroméxico.
Por Steven Church y Andrea Navarro
06 de diciembre, 2021 | 02:03 PM

Bloomberg — Grupo Aeroméxico SAB obtuvo un permiso judicial para enviar su plan de reestructuración a los acreedores para su votación, un paso clave antes de que la aerolínea busque la aprobación final del tribunal para salir de la bancarrota.

La jueza de bancarrota de Estados Unidos Shelley Chapman, dijo que firmará una orden final que permitirá que la votación comience después de que la empresa y un comité de acreedores no garantizados terminen de redactar los documentos que ayudarán a los prestamistas a decidir si respaldan el plan de reestructuración de deuda. Chapman, con sede en Manhattan, celebró este lunes una audiencia judicial por teléfono.

La aprobación establece una confrontación final en la sala de audiencias entre los acreedores no garantizados y Aeroméxico. Por su parte, el comité argumenta que el plan de salida de quiebra subvalora a la aerolínea para beneficiar a los tenedores de deuda sénior Apollo Global Management Inc. y Delta Air Lines Inc.

PUBLICIDAD

Si la compañía logra obtener la llamada declaración de divulgación para los acreedores lo suficientemente rápido como para permitir una votación, Aeroméxico regresará a la corte en enero para pedirle a Chapman que apruebe el plan de reestructuración sobre las objeciones de los acreedores de menor rango, dijo la jueza el lunes.

Los acreedores protestan por el plan que, según dicen, distribuye el valor de manera injusta y podría dar lugar a un “litigio prolongado”.

Nuevo financiamiento

Chapman también otorgó permiso a la aerolínea para firmar un acuerdo con Apollo y otros inversionistas para proporcionar financiamiento de salida.

PUBLICIDAD

Según el plan de reestructuración que los acreedores votarán en las próximas semanas, Apollo convertiría parte de la deuda en capital. Un grupo liderado por el administrador de activos proporcionaría nuevo capital y financiamiento de deuda por un total de más de US$1.400 millones.

Por su parte, Delta Air Lines ha dicho que apoya el plan y que adquirirá US$185 millones de ese tramo y extenderá US$100 millones adicionales en financiamiento, además de que condonará parte de su parte del préstamo por quiebra.

El comité, designado por el Fideicomisario de EE.UU. para representar a los acreedores de menor rango, se ha puesto del lado de los tenedores de deudas no garantizadas Invictus Global Management y Corvid Peak Capital Management, quienes hicieron pública su oposición en un carta la semana pasada.

Aeroméxico se declaró en bancarrota el año pasado durante la pandemia. Apollo Global Management orquestó un plan de rescate de US$1.000 millones que ayudó a mantener a flote a la aerolínea en apuros durante su caso del Capítulo 11.

El caso es Grupo Aeroméxico, SAB de CV, 20-11563, Tribunal de Bancarrota de Estados Unidos, Distrito Sur de Nueva York (Manhattan).

Te puede interesar:

PUBLICIDAD