Chile

Chile, entre los primeros en inclusión financiera, pero aún está lejos

Enrique Pasquel, de Credicorp Holding, plantea mejorar la educación financiera

Un cajero automático usado por una persona.
04 de enero, 2022 | 12:49 PM

Santiago — Chile está entre los países más avanzados de Latinoamérica en inclusión financiera. Se posiciona en el segundo lugar, con un 51,6%, por debajo de Panamá (52,2%), en un estudio realizado hace unos meses por Credicorp Ltd., con apoyo de Ipsos, en siete naciones de Latinoamérica. Enrique Pasquel, gerente de Asuntos Corporativos de Credicorp Holding, reconoce en una entrevista con Bloomberg Línea que el resultado es mejor que el promedio regional, aunque advierte que todavía existen tareas y desafíos pendientes.

En el sector bancario, algunos productos y servicios alcanzaron un alto grado de penetración entre los chilenos, destacando las cuentas de ahorro que supera los 13 millones. De acuerdo al índice, un 80% cuenta con tarjeta de débito, y un 41% tiene cuenta bancaria (corriente o de ahorro); mientras que el 60% usa una aplicación bancaria o de entidad financiera para realizar transferencias desde el celular en Chile.

En el estudio también se evaluó a Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú y México. Ninguno de los países obtuvo 38.3 puntos, en promedio, en una escala de puntaje de 0 a 100. El índice se basó en 1.200 encuestas realizadas en hogares por país, a nivel urbano y rural, entre mayo y junio de 2021, y tuvo un margen de error de 2,8%. Pasquel asegura que la intención es repetir anualmente este estudio para diagnosticar la situación de la inclusión financiera en la región. “La inclusión financiera trae beneficios a muchos niveles, y va desde los más básicos: cuando la gente usa poco el sistema financiero empieza a guardar el dinero en su casa y eso supone una serie de riesgos grandes que va desde la pérdida del dinero hasta el riesgo de seguridad personal”.

PUBLICIDAD

La siguiente conversación fue editada por motivos de extensión y claridad:

¿Cuánto le falta a Chile para obtener un nivel óptimo de inclusión financiera?

Los países que estudiamos logran 38.3 puntos en promedio, en esta escala del 0 al 100. Es un resultado que deja mucho qué desear. En el caso de Chile hay una diferencia importante en el promedio regional, porque logra conseguir el 51. Respecto a la región está bastante por adelante, pero tomando en cuenta que esta cifra el vaso todavía está medio vacío y queda mucho por avanzar.

La agenda que se plantea a los gobiernos es profundizar en los programas públicos, en educación financiera. Si el Estado se pone una agenda de lo que se puede hacer para que la banca, los seguros o sistemas de pensiones puedan brindar de manera más rápida y segura, eficiente y económica sus servicios digitales, a través de eso también fomentaría la inclusión financiera. Es interesante esto porque muestra que no es una tarea solo del sector privado ni público, sino de un trabajo de ambos.

PUBLICIDAD

Los grupos menos incluidos financieramente en Latinoamérica son mujeres y adultos mayores. ¿Por qué?

Los grupos menos incluidos financieramente suelen coincidir, justamente, con los más vulnerables de los países latinoamericanos. Mientras los hombres logran 41 puntos para la inclusión financiera, las mujeres alcanzan 36, en promedio. Una diferencia similar ocurre con los adultos mayores frente a los más jóvenes. Mientras en el rango de edad de 18 a 25 años se llega a casi 43 puntos de inclusión financiera, en el caso de los mayores de 60 años no se supera los 30 puntos.

VER MÁS: Chile busca reinsertar a mujeres al mercado laboral bajo la incertidumbre de la pandemia

Este problema también lo encontramos en localidades rurales. En promedio, en Latinoamérica se alcanza los 40% entre las personas que viven en zonas urbanas, pero los que residen en lugares rurales tienen menos de 32%. Finalmente, estas diferencias se encuentran marcadamente en contra de las personas con universos económicos bajos y con menos estudios. Esto es interesante porque no solo revela quiénes se encuentran menos incluidos financieramente, sino porque estos grupos -al coincidir con los más vulnerables de la sociedad- evidencian que la estrategia de la inclusión financiera también sirve para ayudar a los más desaventajados de nuestros países.

Las razones expuestas para no usar el sistema financiero

Al estudiar las razones dadas por los consultados para usar poco o nada el sistema financiero, sin duda destacó que no entienden los beneficios y, al contrario, creen que serán perjudicados. Si la gente estuviera mejor informada sobre cuáles son los productos financieros existentes, las ventajas y cómo usarlos de manera responsable, habría más personas en el sistema financiero.

Hay desconocimiento. De una lista de 14 productos financieros básicos, los encuestados en la región solo conocían, en promedio, unos cinco. En Chile es un poco más alto, porque conocen unos ocho.

Otro de los motivos está relacionado con el alto costo, y eso nos lleva a pensar en qué se pueden hacer, tanto en los sectores privados como públicos, para que personas de bajos ingresos accedan más al sistema financiero.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD