Tecnología

Último llamado a revisión de Tesla en EE.UU. es el noveno desde octubre

Los retiros que la empresa ha realizado en los últimos meses abarcan toda la gama de problemas de hardware y software

Vehículos Tesla
Por Keith Laing
03 de febrero, 2022 | 07:10 PM

Bloomberg — Tesla Inc. (TSLA) está iniciando su noveno retiro de vehículos del mercado en EE.UU. en aproximadamente tres meses, una serie de arreglos relacionados con la seguridad que coincidieron con los reguladores que sometieron al fabricante de automóviles a un mayor escrutinio.

El último retiro del mercado se relaciona con un error de software que puede evitar que suene el timbre exigido por el gobierno federal que recuerda a los conductores que se abrochen el cinturón. Tesla solucionará el problema con una actualización inalámbrica de más de 817.000 vehículos.

Los retiros que Tesla ha realizado en los últimos meses abarcan toda la gama de problemas de hardware y software. En octubre y noviembre, hubo campañas de seguridad separadas relacionadas con problemas de suspensión que afectaron a ciertos vehículos Model 3 e Y. En diciembre, dos retiros del mercado anunciados juntos se referían a cables de la cámara retrovisora potencialmente dañados y pestillos defectuosos en el baúl delantero.

PUBLICIDAD

Otras correcciones tuvieron que ver con la controvertida capacidad de conducción autónoma completa (FSD) de Tesla, un producto que la compañía ha vendido durante años y permitió a algunos consumidores realizar una prueba beta antes de hacer honor a su nombre. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE. UU. cuestionó el lanzamiento más amplio del FSD de Tesla en octubre, cuando el regulador también interrogó a la compañía sobre cómo llevó a cabo una actualización de software de Autopilot, un conjunto separado de funciones de asistencia al conductor.

“Tesla tiene un pie en la fabricación de automóviles, lo cual es difícil, y no tiene experiencia y podría decirse que aún no son tan buenos en eso”, dijo Kevin Tynan, analista de Bloomberg Intelligence. “El otro pie está en la tecnología, donde esto es lo que obtienes cuando superas los límites y el entorno regulatorio aún no está completamente establecido”.

Los retiros se produjeron en el contexto de las tensiones entre el CEO de Tesla, Elon Musk, y el presidente, Joe Biden. Musk, la persona más rica del mundo, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg, se ha enfadado por la falta de voluntad de Biden para darle crédito a Tesla por impulsar el cambio de la industria automotriz a los vehículos eléctricos.

PUBLICIDAD

Tesla, que disolvió su departamento de relaciones con los medios, no respondió a una solicitud de comentarios.

El 6 de enero, un instituto de pruebas e investigación en Corea del Sur llamó la atención de Tesla sobre el problema del timbre del cinturón de seguridad que provocó el último retiro del mercado, según el aviso en el sitio web de la NHTSA. La compañía no tiene conocimiento de ningún accidente, lesión o muerte relacionada con el problema.

Más retiros podrían estar a la vista. La NHTSA (por sus siglas en inglés) dijo el miércoles que está revisando las quejas sobre el sistema para evitar colisiones frontales en los Tesla, lo que hace que los autos frenen repentinamente a altas velocidades.

En agosto, la agencia abrió una investigación por defectos en el piloto automático de Tesla después de repetidas colisiones con autos de policía y camiones de bomberos. Semanas más tarde, la empresa Tesla transmitió una actualización inalámbrica de sus vehículos que buscaba mejorar la forma en que Autopilot maneja las escenas de choque. NHTSA le pidió al fabricante de automóviles en octubre que justificara hacer el cambio de software sin presentar un retiro.

A principios de esta semana, Tesla deshabilitó una configuración de FSD que había permitido que sus vehículos rodaran lentamente a través de intersecciones de parada total a baja velocidad cuando no había peatones u otros automóviles presentes. Los defensores de los autos sin conductor que testificaron en una audiencia de la Cámara el miércoles buscaron distanciarse de Tesla y la característica, diciendo a los legisladores que los autos de la compañía no califican como totalmente autónomos de acuerdo con las pautas adoptadas por los reguladores federales.

“Tesla claramente enfrenta una supervisión regulatoria más estricta en los últimos meses de lo que ha estado sujeto anteriormente”, dijo en un correo electrónico Michael Brooks, director ejecutivo interino y asesor principal del Center for Auto Safety (Centro para la Seguridad Automotriz). “NHTSA debe ir un paso más allá y buscar la máxima sanción civil disponible por el retraso continuo de Tesla y los intentos de jugar rápido con las regulaciones destinadas a proteger a los estadounidenses de las características del vehículo no probadas y potencialmente inseguras”.

PUBLICIDAD

-Con la ayuda de Craig Trudel

Le puede interesar:

Tesla bajo escrutinio federal por quejas de ‘frenado fantasma’

PUBLICIDAD

Tesla acuerda eliminar función de autoconducción que se salta señales de alto

¿Tes...quién? Elon Musk se dio cuenta que Biden no habla de su empresa

Ese artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD