Argentina

Hidrovía en limbo: Argentina busca definir concesiones clave para sus exportaciones

La AGP, actual concesionaria de la Vía Troncal Navegable, lleva adelante un proceso de licitación corta. El Gobierno aspira a concretar una licitación larga antes de septiembre

La Vía Navegable Troncal es la principal salida exportadora del país
14 de febrero, 2022 | 01:39 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Buenos Aires — Luego de reiteradas demoras a lo largo de los últimos dos años, comienza a definirse el futuro de las concesiones de dragado y balizamiento en la Vía Navegable Troncal, el canal que comunica a gran parte de los productos que Argentina exporta con el mundo.

Más de 1.400 kilómetros de río vinculan a los puertos y terminales fluviales del Río Paraná con el Río de la Plata y el océano. Se ubica dentro de la Hidrovía Paraná - Paraguay, canal marítimo que conecta a la Argentina con Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay, incorporando más de 1.500 kilómetros a la conexión.

PUBLICIDAD

Según información oficial, por este canal sale el 81% del volumen de las exportaciones agrícolas, las principales del país, y el 96% del tráfico de contenedores con producción industrial. En 2021, desde las terminales del Gran Rosario se despacharon el 75% de los embarques de granos. Mientras que en la zona de los puertos de San Lorenzo partieron el 57,5% de los embarques nacionales, según información de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Son sólo un tramo de la Vía Navegable Troncal, y lograron esos porcentajes en un año que estuvo afectado por la histórica bajante del Río Paraná, que benefició a los puertos del sur de la provincia de Buenos Aires.

Exportación de granos, subproductos y aceites desde puertos argentinos en 2021.dfd

Para el normal funcionamiento de la Vía Navegable Troncal se lleva a cabo un trabajo de dragado y balizamiento, que entre 1996 y 2021 estuvo a cargo de Hidrovía S.A., conglomerado integrado, entre otras, por la empresa belga Jan de Nul (encargada del dragado) y la argentina Emepa S.A., en el balizamiento. En 2010 se renovó la concesión por diez años a través de un decreto.

PUBLICIDAD

El objetivo de este Gobierno era convocar a un nuevo proceso licitatorio, pero hasta ahora eso no ha sucedido.

VER MÁS: Bajante del Paraná: Argentina ya perdió US$ 620M y los pronósticos no mejoran

      • ¿Qué pasó? Ante las demoras de este proceso en 2021 ─en primer lugar por el fallecimiento del exministro de Transporte Mario Meoni, quien encabezaba esta iniciativa─ se resolvió que la concesión pase a manos de la Administración General de Puertos (AGP). Eso se decretó en septiembre del 2021 y por un año.
      • El control de los peajes: Los primeros meses la AGP acudió a contrataciones directas a las empresas que hasta aquí habían llevado el servicio para que se hagan cargo de los trabajos en cuestión. Con una sola pero clave diferencia: el cobro del peaje pasó en manos de la AGP. Es decir, en manos del Estado Nacional.
1.477 kilómetros de río que vinculan a los puertos y terminales fluviales del Río Paraná con el Río de la Plata y el océanodfd

Para los próximos seis meses, la AGP convocó a una licitación corta para determinar quiénes continuarán con estos servicios hasta el 11 de septiembre, que puede extenderse para que el servicio no se interrumpa. Este proceso también se ha demorado, pero se apunta a que esté resuelto a mediados de marzo.

Dragado y balizamiento

Son dos las convocatorias hechas, una para el dragado y otra para el balizamiento. En el primer caso, por la complejidad del trabajo, incluye dos fases, una primera de oferta técnica y una segunda de apertura de sobre con la oferta económica.

PUBLICIDAD

La de balizamiento es simple. En las próximas semanas habrá avances en estos trámites, que concluirán con la apertura de los sobres a mediados del tercer mes del año, precisó una fuente involucrada en el proceso.

Entre las empresas que participan de esta convocatoria están Compañía Sudamericana, integrada por Jan de Nul para el dragado; para balizamiento figura como favorita Emepa, que también apareció en un cuarto sobre de la licitación del dragado, dentro del grupo UTE.

PUBLICIDAD

La aparición de Emepa fue una novedad. Es la empresa de Gabriel Romero, el empresario que confesó en el marco de la Causa de los Cuadernos haber pagado un soborno de US$600.000 para que se publique el decreto que prorrogó el servicio por diez años. En 2021, desde el Gobierno Nacional insistían en que Romero no podría formar parte del futuro de la Vía Troncal.

El objetivo del Gobierno es que de acá a septiembre se concrete el proceso de licitación larga que defina a los concesionarios de la Vía Troncal por un plazo de 10 años ─o más─. A ese proceso lo supervisará el Ente Nacional de Control y Gestión de la Vía Navegable, un organismo que preside el intendente de Escobar en licencia, Ariel Sujarchuk, cuya estructura aún no ha sido conformada, primer indicio de más demoras.

PUBLICIDAD
            • Optimismo: Una fuente del Ente aseguró que es muy factible que se concluya ese proceso en 2022.
            • Demoras: Otro indicio es la complejidad del proceso licitatorio, que incluye la convocatoria, aprobación de los pliegos, preselección de oferentes, presentación de propuestas y el respectivo análisis y posibles impugnaciones, entre otros elementos.

Alfredo Sese, secretario técnico de la comisión de Transporte de la Bolsa de Comercio de Rosario, dijo a Bloomberg Línea que lo conveniente sería que “se elaboren los pliegos de la licitación larga, que tengamos un cronograma lo más creíble y ajustado a la realidad posible, para dar previsibilidad”. De esta forma se podría alcanzar “la mejor vía navegable posible, que sea sustentable en lo ambiental y en lo económico”.

ADEMÁS: Las exportaciones argentinas cerraron el año en su mejor nivel desde 2012

PUBLICIDAD
La seca del Río Paraná generó costos por más de US$600 millones .Fotógrafo: Sebastian Lopez Brach / Bloombergdfd

Especialistas involucrados en el funcionamiento de la vía troncal señalan que estas idas y vueltas de los últimos meses no han impactado en el servicio. Lo que sí impactó fue la histórica bajante.

En ese sentido, Sese señaló que “la bajante del río ha traído inconvenientes, pero se está haciendo el esfuerzo posible dentro de lo que permite el contrato de la vía navegable para mitigar los riesgos”. “No es una situación cómoda pero sin afectar al medioambiente se está haciendo el mejor trabajo posible”, concluyó Sese.

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD