Acreedores de Crédito Real acuden a un asesor de reestructuración tras default

Crédito Real incumplió la semana pasada con un bono de 170 millones de francos suizos, el equivalente a US$184 millones

El 9 de febrero, Crédito Real incumplió con un bono de 170 millones de francos suizos
Por Rachel Butt
17 de febrero, 2022 | 01:43 PM

Bloomberg — Un grupo de tenedores de bonos de Crédito Real SAB (CREAL*) contrató a Houlihan Lokey Inc., para que los asesore en las conversaciones de reestructuración del prestamista no bancario mexicano, según personas con conocimiento del tema.

Crédito Real ha comenzado a comunicarse con los tenedores de bonos y se espera que en breve comience las conversaciones de reestructuración con ellos, dijo una de las personas.

Doubleline Capital LP se encuentra entre las firmas con una posición considerable en los bonos de Crédito Real, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque no están autorizadas para hablar en público.

Los representantes de Crédito Real y Houlihan declinaron hacer comentarios. Doubleline, con sede en Los Ángeles, no respondió a una solicitud de comentarios.

PUBLICIDAD

El 9 de febrero, Crédito Real incumplió con un bono de 170 millones de francos suizos (US$184 millones) con vencimiento.

El default desencadenó disposiciones de default cruzado en múltiples instrumentos a nivel de empresa, dijo en un comunicado el miércoles.

Ver más: Crédito Real contrata asesores legales para poder cumplir con pago de bono suizo

PUBLICIDAD

La compañía dijo que se reunió con los acreedores bancarios el miércoles para esbozar opciones que permitan un proceso de reestructuración ordenado. También busca liberar liquidez vendiendo algunos activos secundarios.

Al final del tercer trimestre, la compañía tenía aproximadamente US$81 millones en efectivo disponible, frente a US$2.700 millones de deuda total. Sus bonos en dólares con vencimiento en 2028 se negociaron por última vez a alrededor de 21 centavos por dólar.

El incumplimiento de Crédito Real culmina la rápida caída de una firma financiera que había sido un favorito del mercado durante la última década, y se produce solo seis meses después de la presentación de bancarrota de su rival Alfa Holding SA.

La industria financiera de México deberá mejorar la transparencia para recuperar la confianza de los inversionistas luego del incumplimiento del pago de bonos de Crédito Real, escribió Moody’s Investors Service la semana pasada.

Te puede interesar: