Mercados

Default de Crédito Real revela que financieras requieren más gobernanza: Moody’s

El pago atrasado de Crédito Real es crédito negativo para otras compañías financieras mexicanas porque reducirá su acceso al mercado

Moody’s estima que alrededor de $2.900 millones de deuda bancaria y bonos emitidos por las compañías financieras más grandes de México vencen hasta septiembre de 2022
Por Dale Quinn
14 de febrero, 2022 | 04:16 PM

Bloomberg — El pago atrasado de Crédito Real es crédito negativo para otras compañías financieras mexicanas porque reducirá su acceso al mercado, disminuyendo su capacidad para financiar el crecimiento del crédito o refinanciar la deuda que vence, según una nota de Moody’s Investors Service.

“La transparencia y la divulgación contable serán fundamentales para que las financieras recuperen la confianza de los inversionista”, agregó la nota de Moody’s.

Ver más: Crédito Real cae en incumplimiento tras no pagar bono suizo

PUBLICIDAD

Moody’s estima que alrededor de $2.900 millones de deuda bancaria y bonos emitidos por las compañías financieras más grandes de México vencen hasta septiembre de 2022, según los últimos informes financieros publicados en septiembre de 2021.

Otros temas de gobierno corporativo afectaron a las empresas del segmento en 2020 y 2021, destacándose su carácter no regulado y la diferencia de lineamientos frente a estándares para el segmento bancario.

Moody’s considera como más afectadas a las entidades que mantienen bajos recursos líquidos frente a los vencimientos de deuda a corto plazo y las empresas con bajo capital común tangible en relación con los activos totales.

PUBLICIDAD

Ver más: S&P rebaja Crédito Real a default por incumplir bono suizo

“La falta de pago de Crédito Real también apunta a las dificultades que enfrentan las entidades financieras mexicanas en general para otorgar préstamos a pequeñas y medianas empresas (PYME) y consumidores, incluso bajo formatos de préstamos más garantizados, como los préstamos vinculados a la nómina de Crédito Real”.

La gran cantidad de personas que trabajan en el sector informal y las dificultades de las entidades financieras para recuperar activos y solicitar el reembolso de los préstamos han generado altos gastos de provisiones, según Moody’s.

Ver más:

PUBLICIDAD