Suba de tasa del BCRA: El mercado ve espacio para acelerar la devaluación oficial

El incremento permitirá avanzar con el ritmo de crawling peg sin desalentar la venta de granos. La mayoría de los analistas ve “un paso en la dirección correcta”

Las ventas del BCRA totalizaron US$355 millones entre el 26 y el 29 de julio.
18 de febrero, 2022 | 11:53 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Buenos Aires — Finalmente, el Banco Central (BCRA) anunció una suba de tasas que impacta tanto a los instrumentos de política monetaria como a los plazos fijos. Si bien el movimiento deja al tipo de interés aún en terreno negativo frente a la inflación, o neutro en el mejor de los casos, los analistas de mercado consideraron que fue un paso en la dirección correcta.

Por otro, lado, señalaron que el objetivo de la medida es darle espacio al BCRA para acelerar el ritmo devaluatorio del dólar mayorista –ayer cerró en $106,67–, sin que ello desincentive las ventas de los productores de granos. Esto se debe a que si el crawling peg va más rápido que la política monetaria, puede resultar conveniente postergar las transacciones financiarse en pesos.

La suba de tasas fue apenas mayor a lo que esperábamos y pareció más motivada por la dinámica cambiaria que por el dato de inflación, del cual no hubo mención en el comunicado del BCRA”, señaló un informe del broker Facimex Valores.

PUBLICIDAD

El documento añade: “En este sentido, mantener una tasa de interés mayor a la tasa de devaluación es condición necesaria para el éxito de una estrategia de devaluación gradual, ya que de lo contrario habría incentivos a postergar la liquidación de exportaciones. La suba apunta a mantener esa consistencia, en un contexto en el que el BCRA seguirá acelerando el ritmo devaluatorio”.

En sintonía con esta apreciación, el director de la consultora Anker Latinoamérica, Federico Furiase, mencionó: “La suba es un paso en la dirección correcta, en términos de mejorar la tasa real en relación a la inflación esperada y confirma que no hay un esquema de overshooting de tasa, en el que habría una tasa real muy positiva para bajar la inflación de golpe. Veo más un escenario donde la inflación y la tasa van más empatadas o la inflación le gana en el margen a la tasa, pero que la tasa le gana al crawling peg oficial”.

Actualmente, el dólar mayorista que administra el BCRA se encuentra en $ 106,6767.

PUBLICIDAD

El acuerdo con el FMI

Por su parte, Leonardo Chialva, socio en Delphos Investment, consideró que la suba de tasas “parece un movimiento macro que busca respetar el principio básico del FMI de tasa real positiva”, aunque aclara: “Esto último no lo veríamos hasta junio, debido a la inflación elevada por el ajuste de tarifas”.

Ante la consulta de si la suba de tasas permite desincentivar la dolarización de carteras, Chialva respondió: “Creo que podría servir para mantener el status quo, al menos. Es decir, que la brecha cambiaria no se amplíe. Lo que no se ve son mecanismos [agresivos] de absorción, que sí provocarían una baja de inflación y una posible baja de la brecha. Pero vemos que los agregados se expanden a pesar de la suba de tasas”.

Asimismo, Fernando Baer, director de Quantum Finanzas, mencionó: “La suba está en línea con lo que requiere el FMI, pero sigue por debajo de la inflación esperada. No obstante, es una buena señal”.

La cara menos amable de la suba de tasas

Un riesgo al que se expone el Banco Central cada vez que incrementa el premio a quien se queda en pesos es que aumenta la emisión endógena que se requiere para pagarle a los bancos los intereses de Leliq y Pases. “La suba de tasas va a hacer más oneroso el costo de Leliq. Lo que resta definir es cómo se acordará con el Fondo Monetario Internacional el desarme de ese pasivo del BCRA”, explicó Baer.

Por su parte, Furiase consideró que la otra “externalidad negativa” del incremento es que desincentiva la suscripción de letras del Tesoro en pesos por parte de los bancos. Y esta rotación es necesaria para que el Ministerio de Economía consiga financiamiento neto en el mercado.

Las Notaliq

No obstante, para el director de la consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, Gobierno viene preparando el terreno para que haya más movimientos hacia el Tesoro. Al respecto, fundamentó: “¿Cuál es la racionalidad de crear un titulo mas largo (Notaliq 180 días) que paga una Tasa Efectiva Anual variable igual a la LELIQ corta con grueso de depósitos colocados a menos de 60 días? Dirán que quieren pasivos remunerados más largos (parte de los encajes se puede integrar en Leliq). Volverán a racionar las Leliq y seguirán cerrando pases, diciendo que ofrecen Notaliq. A la par, letras del Tesoro de a similar plazo ajustadas por inflación”.

PUBLICIDAD
      • ¿Para quién son? Desde Facimex Valores interpretaron: “Las Notaliq están orientadas a evitar que caiga el roll-over cuando se anticipe una suba de tasas, como pasó en las últimas semanas. Es un instrumento que sólo tiene atractivo para los bancos que lleguen al tope de Leliq a 28 días, ya que si no hay un premio por riesgo duration en las Notaliq los bancos siempre preferirán mantenerse en Leliq cortas”.

El detalle de la medida

  • La Leliq a 28 días tendrá un rendimiento de 42,5% nominal anual (TNA), equivalente a una TEA de 51,9%
  • La Leliq a 180 días pasa a un rendimiento de 47% nominal anual (TNA), equivalente a una TEA de 52,6%
  • En tanto, la Notaliq tendrá una tasa variable, equivalente al rendimiento efectivo anual de la Leliq a 28 días.
  • En línea con la suba de la tasa de interés de política monetaria, a los efectos de propiciar su transmisión plena al retorno de las colocaciones a plazo en pesos, el Directorio del BCRA elevó los límites mínimos de las tasas de interés sobre los plazos fijos.
  • Para personas humanas, el nuevo piso se fija en 41,5% anual para las imposiciones a 30 días, lo que representa un rendimiento de 50,4% de tasa efectiva anual (TEA).

Recta final del FMI y subsidios Nación-GCBA: lo más importante de la semana política argentina

Paro de controladores aéreos en Argentina afecta a más de 12 mil pasajeros

Apetito mundial por la soja caerá por primera vez en una década

PUBLICIDAD