Actualidad

Amenaza nuclear de Putin hace que Occidente se pregunte de nuevo si está mintiendo

El presidente de Rusia puso su arsenal nuclear en “régimen especial de alta alerta de combate” en medio de su invasión de Ucrania

A resident watches a live broadcast of Vladimir Putin, Russia's President, delivering his annual address on a television in Moscow, Russia, on Thursday, Dec. 17, 2020. Putin sent Joe Biden a congratulatory telegram after the Electoral College formalized his victory in the Nov. 3 election, making him among the last world leaders to recognize the U.S. president-elect. Photographer: Andrey Rudakov/Bloomberg
Por Marc Champion
28 de febrero, 2022 | 11:12 am
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — El mundo tiene que hacerse una pregunta que se ha vuelto familiar últimamente: ¿Está Vladimir Putin mintiendo?

El presidente de Rusia puso su arsenal nuclear en “régimen especial de alta alerta de combate” en medio de su invasión de Ucrania. Citando “declaraciones agresivas” de las naciones contrarias, dio la orden en directo en la televisión nacional el domingo, después de que Estados Unidos y la Unión Europea intensificaran drásticamente su respuesta al ataque.

PUBLICIDAD

Los especialistas nucleares están debatiendo qué significaría exactamente eso en la práctica porque Rusia no publica sus procedimientos nucleares. Pero la amenaza parecía clara tras la advertencia de Putin (hecha mientras ordenaba la invasión de Ucrania el 24 de febrero) de que cualquier intento de injerencia sufriría “consecuencias que nunca habrán visto en nuestra historia”.

“Desgraciadamente tenemos que tomarnos todo en serio dado lo que estamos viviendo”, dijo el lunes Clement Beaune, secretario de Estado de Francia para Asuntos Europeos, antes de una reunión del consejo de seguridad que encabezará el presidente Emmanuel Macron. “Pero tenemos que mantener la sangre fría y no reaccionar a todas las provocaciones, porque ciertamente hay provocaciones organizadas por Rusia, y el discurso de ayer forma parte de ellas”.

PUBLICIDAD

Ucrania resiste

Tras cinco días de asalto a Ucrania, las tropas rusas han tomado la ciudad portuaria de Berdyansk, en el Mar de Azov, y el lunes atacaban Mariupol. Esto les sitúa a solo 20 kilómetros del punto más meridional de la llamada línea de contacto, donde unos 30.000 soldados ucranianos están dentro de trincheras mientras mantienen a raya a las fuerzas rusas que presionan desde las regiones separatistas del este, sumidas en el conflicto desde 2014.

Pero las fuerzas rusas seguían retenidas en el norte, en torno a Chernihiv, cerca de la frontera con Bielorrusia, y en torno a la segunda ciudad más grande del país, Kharkiv, según una actualización del Ministerio de Defensa del Reino Unido. Los intentos de atacar Kiev y tomar el gobierno tampoco han tenido éxito, y las fuerzas rusas siguen atascadas a 30 kilómetros de la capital.

Mientras tanto, la ronda de sanciones económicas perjudiciales contra Rusia, incluyendo al banco central, y el aumento de las transferencias de armas a Kiev están surtiendo efecto. El rublo cayó un 30% en las operaciones en el extranjero el lunes, mientras que el Banco de Rusia impuso algunos controles de capital, prohibió a los extranjeros la venta de valores y duplicó con creces las tasas de interés hasta el 20%.

Rusia mantiene unas ventajas abrumadoras en el terreno y su identificación el lunes de un corredor de paso seguro desde la capital hizo temer que sea inminente un asalto mucho mayor.

PUBLICIDAD

Sin embargo, el fracaso a la hora de lograr una victoria rápida tras encontrarse con una resistencia decidida, junto con una respuesta inesperadamente unificada de Europa y Estados Unidos, ha llevado a una narrativa creciente de que Putin calculó mal.

Consumo público

El domingo, Estados Unidos había calificado la decisión nuclear de Putin de “escalada”. El secretario de Estado de Defensa del Reino Unido, Ben Wallace, dijo que la medida era “para distraer al mundo” de los reveses de Rusia en Ucrania y que no suponía ningún cambio en la postura nuclear real de Rusia.

PUBLICIDAD

Esos cambios suelen ser señales diseñadas para que las agencias de defensa e inteligencia contrarias las capten, según Jeffrey Lewis, director del Programa de No Proliferación de Asia Oriental del Instituto Middlebury de Estudios Internacionales de Monterey, en California.

Los pequeños cambios de alerta se producen de forma rutinaria, dijo Lewis. Lo que hace que el movimiento ruso sea inusual es que por primera vez desde la década de 1970 esa señal se hizo en la televisión en vivo para el consumo público. El objetivo, dijo, podría ser asustar a Alemania en particular para que pierda su determinación de enfrentarse a Rusia. El canciller alemán, Olaf Scholz, ordenó un fuerte aumento del gasto en defensa apenas unas horas antes de la aparición televisiva de Putin.

PUBLICIDAD

“Creo que eso ayuda a revelar su motivación: Ha cometido una serie de errores de apreciación, sobre los ucranianos y la OTAN, y sobre Occidente más ampliamente en lo que es la evaluación de unidad”, dijo Lewis. “Mi opinión es que su objetivo aquí es dividir a Europa”.

Arsenal de Moscú

Rusia tiene algo menos de 4.500 cabezas nucleares, según el Boletín de Científicos Nucleares. De ellas, 1.588 están desplegadas y el resto se mantienen en reserva. Esas ojivas son transportadas por 336 lanzadores de misiles nucleares con base en tierra, 11 submarinos armados con armas nucleares y 137 aviones nucleares estratégicos, según el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, un centro de estudios de Londres.

PUBLICIDAD

El “régimen especial” del que habló el líder ruso probablemente implique un cambio de la secuencia para un lanzamiento nuclear en tiempo de paz a una secuencia de tiempo de guerra, según Pavel Podvig, especialista en las fuerzas estratégicas de Rusia con sede en Ginebra e investigador principal del Instituto de las Naciones Unidas para la Investigación del Desarme. Eso reduciría los requisitos para el lanzamiento de misiles nucleares para considerar la posibilidad de un primer ataque.

Este cambio sería más difícil de ver para los extranjeros que la dispersión física de los submarinos adicionales con armas nucleares y otras medidas que vendrían con un cambio importante en el estado de alerta.

PUBLICIDAD

El cumplir con la amenaza no significaría necesariamente disparar un misil nuclear contra un país de la OTAN, dijo Podvig. Otras posibilidades incluyen el uso de un arma nuclear táctica en el campo de batalla para poner fin a la guerra en Ucrania.

Igualmente, Putin podría hacer un desafío convencional a la alianza de seguridad occidental respaldado por su amenaza nuclear, con el objetivo de exponer la naturaleza condicional de su compromiso del artículo 5 con la defensa colectiva, según Francois Heisbourg, antiguo funcionario de los ministerios de Asuntos Exteriores y Defensa de Francia.

“Deberíamos estar muy preocupados”, dijo Heisbourg, ahora asesor del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, un grupo de expertos en seguridad de Londres. Si la táctica de Putin en Ucrania tiene éxito, tendrá fuerzas rusas no sólo en las fronteras compartidas de la OTAN con Rusia y Bielorrusia, sino también en Ucrania y potencialmente en Moldavia, dijo.

“¿Cuándo fue la última vez que los analistas pensaron que Putin mintió? Fue hace cinco días”, dijo Heisbourg. “No creo que vaya a mentir. Telegrafía lo que quiere hacer”.

Con la asistencia de Kitty Donaldson y Samy Adghirni.

Le puede interesar:

EE.UU. prohíbe las transacciones con el banco central ruso

Rusia prohíbe a la UE acceder a su espacio aéreo tras sanciones del bloque

Putin apura el reloj mientras el rápido avance militar es “frustrado” en Ucrania

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD