Perú

Las mociones de vacancia en Perú en el tiempo: una herramienta cada vez más usada

Pedro Castillo podría entrar a este ‘club’ luego de que el Congreso aprobara este lunes realizar el debate de vacancia o destitución presidencial contra el mandatario peruano

De izquierda a derecha: Pedro Pablo Kuczynski, Martín Vizcarra, Pedro Castillo
15 de marzo, 2022 | 09:45 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg Línea — El Congreso de Perú respaldó por una breve mayoría a la iniciativa de un sector político y con 76 votos a favor aprobó la admisión de la moción de vacancia presidencial contra Pedro Castillo, la segunda presentada en casi ocho meses de gobierno.

La figura de vacancia por incapacidad moral del presidente se incluyó en la Constitución de 1893 y se ratificó en las 10 que le siguieron, siendo incluida en la carta magna actual (1993).

En Perú, para que una moción surta la primera etapa, la de presentación, se requieren al menos 26 firmas de congresistas y para iniciar un debate de juicio político son necesarios 52 votos a favor por parte de los legisladores. Ya en el debate, se requieren las dos terceras partes del Congreso para que la vacancia sea aprobada, es decir, 87 votos a favor.

PUBLICIDAD

Vea más: Perú: Se admite moción de vacancia contra Pedro Castillo a menos de 8 meses de gobierno

Esta figura, pese a que ha estado presente en la Constitución desde el Siglo XIX, había sido usada con poca frecuencia. En el año 2000, en medio de escándalos de corrupción y un proceso de vacancia, el expresidente Alberto Fujimori renunció a través de un fax desde Brunei. Sin embargo, el Congreso terminó por aprobar la vacancia para poder nombrar a un presidente de transición y convocar a nuevas elecciones.

Pero en los últimos años, ante la creciente inestabilidad política en Perú y los diferentes escándalos de corrupción, se ha convertido en un mecanismo cada vez más consultado por el Congreso para sacar del cargo al mandatario de turno y los procesos han logrado su cometido.

PUBLICIDAD

Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018)

En diciembre de 2017, los congresistas recurrieron a la moción de vacancia para sacar del cargo a Kuczynski, aunque en esta oportunidad no tuvieron éxito. La polémica generada alrededor del mandatario por presunta relación con los casos de corrupción de Odebrecht lo mantenían en constantes cuestionamientos.

Al ser negada esta primera moción, Kuczynski reiteró que las acusaciones eran “falsas” y, en un primer momento, destacó que no renunciaría a su cargo.

Sin embargo, en ese mismo mes, aprobó el indulto al expresidente Alberto Fujimori, quien se encontraba privado de la libertad y argumentó en un comunicado que una junta médica consideró que las “condiciones carcelarias significan un grave riesgo a su vida”, lo cual desató una nueva polémica en el país y masivas movilizaciones sociales.

Lea también: Asesores del presidente de Perú serán investigados por supuesta organización criminal

Hacia marzo de 2018, el Congreso aprobó una nueva moción de vacancia por incapacidad moral contra PPK y, a tan solo horas del debate final, se presentaron pruebas en video en donde aparentemente el Ejecutivo buscaba comprar el voto de los legisladores para votar en contra de la vacancia.

Fue ante esta situación que a tan solo un día del debate en el Congreso, Kuczynski tomó la decisión de renunciar a su cargo como presidente de Perú, anuncio que hizo a través de la televisión.

PUBLICIDAD

Martín Vizcarra (2018-2020)

Tras estar al frente del país desde marzo de 2018, el expresidente Martín Vizcarra enfrentó dos mociones de vacancia en el 2020. La primera, convocada en septiembre de ese año, se basó en unos audios que presuntamente revelaron hechos de corrupción en los que habría estado envuelto el mandatario cuando fue gobernador en Moquegua.

Estas acusaciones, en su momento, no fueron corroboradas por la Fiscalía y el primer proceso de vacancia no tuvo éxito.

Dos meses más adelante -noviembre de 2020-, se impulsó una nueva moción basada también en las acusaciones que personas anónimas habían hecho ante la Fiscalía sobre pagos ilícitos que había recibido Vizcarra cuando fue gobernador. Para esa ocasión el Congreso, sin bancada oficialista, le dio el sí a la moción y aprobó con 105 votos a favor vacar al presidente.

PUBLICIDAD

Vizcarra defendió hasta último momento su inocencia asegurando que “no existe prueba de flagrancia de un delito” y rechazó que la figuración de moción de vacancia sea usada cada vez que surge un escándalo contra el presidente.

Pedro Castillo (2021-Actualidad)

La inestabilidad política ha permeado también el reciente gobierno de Pedro Castillo Terrones, quien tras la decisión de este lunes en el Congreso, deberá enfrentar su segunda moción de vacancia por incapacidad moral.

PUBLICIDAD

En diciembre de 2021, Castillo se salvó del primer intento de moción pues los congresistas rechazaron admitir el debate en su contra. Nombramientos cuestionables en algunos ministerios y la presunta falta de transparencia en el Ejecutivo eran parte de los argumentos para ese primer intento.

Actualmente, se cuestiona a Castillo por las investigaciones por presuntos actos de corrupción que están siendo lideradas por la Fiscalía de la Nación en contra de varios miembros de su gabinete ministerial; así como las denuncias sobre un “gabinete paralelo” o “gabinete en la sombra” y posibles licitaciones a favor de la empresa Heaven Petroleum Operators por parte de la estatal Petroperú.

Lea también: Nueva moción de vacancia en Perú contra Pedro Castillo: ¿Qué se espera esta vez?

PUBLICIDAD

Recientemente, Denisse Rodríguez-Olivari, politóloga de la Universidad Humboldt de Berlín en Perú, señaló a Bloomberg Línea que el artículo de moción de vacancia por incapacidad moral, que data desde hace más de 100 años, se tendría que “repensar” en la política de Perú.

“El tema de la incapacidad moral puede ser todo y puede ser nada. Hay ciertas causales que deberían ser especificadas para evitar que sea utilizada como una herramienta política, que lo ha sido”, señaló.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD