Economía

La suba del petróleo y una mayor demanda empujan el precio de los pasajes aéreos

Con los confinamientos por coronavirus cada vez más lejos, las empresas aprovechan el apetito por viajar para recomponer márgenes, en un contexto de alza de combustible

Plane
18 de marzo, 2022 | 11:39 AM
Tiempo de lectura: 5 minutos

El precio del petróleo se convirtió en una de las principales variables financieras del 2022 y su valor al 17 de marzo es un 65% superior al que tenía a esta altura del año en 2021. Esta disparada lleva a que muchas aerolíneas estén diagramando incrementos en el valor de los tickets aéreos, envalentonadas ante las crecientes ansias por viajar de la gente, luego de las barreras sanitarias que se impusieron entre 2020 y 2021.

El barril se disparó casi en forma vertical en febrero.dfd

Es decir, existe una sinergia entre dos factores que impulsan la suba. Por un lado, una mayor demanda ante una oferta que se mantiene invariable impulsa los precios al alza. Y por el otro, el combustible de los aviones es más caro a raíz del aumento del petróleo a nivel mundial.

“El aumento del barril de petróleo definitivamente va a impactar sobre el precio de los tickets aéreos, en tanto que las compañías van a tener mayor gasto en combustibles”, indicó a este medio el especialista en el mercado aeronáutico Franco Rinaldi. Aunque aclaró que dicho impacto no va a ser exactamente proporcional.

PUBLICIDAD

El planteo de las aerolíneas

El martes pasado, en el marco de la conferencia industrial de JP Morgan, las principales aerolíneas de Estados Unidos intercambiaron sus proyecciones financieras por primera vez desde que se desató la guerra entre Rusia y Ucrania. En ese contexto, los ejecutivos coincidieron en que es necesario un incremento de precios para compensar la disparada del barril de petróleo.

“Necesitamos recuperar entre US$15 y US$20 por trayecto en un boleto”, aseguró el presidente de Delta, Glen Hauenstein, en relación a los vuelos domésticos. Y señaló que ese precio representa menos del 10% de la tarifa promedio. “Tenemos mucha confianza en que lo lograremos en el segundo trimestre”.

Por lo general, los precios más altos del combustible tardan de 60 a 90 días en reflejarse en las tarifas aéreas, señaló Hauenstein, pero la creciente demanda de viajes, junto con una curva de reserva más corta (más personas que reservan viajes cercanos), significa que los aumentos podrían implementarse más rápidamente.

PUBLICIDAD

“Estamos viendo un aumento en la demanda que realmente no tiene precedentes”, reconoció Hauenstein. “Nunca he visto la demanda aumentar tan rápido como lo ha hecho después de Omicron”, acotó.

Los tickets en América Latina

Muchas aerolíneas suelen adelantar la compra de combustible mediante contratos futuros, para no estar sujetos a la volatilidad del mercado, pero ese no parece ser el caso más frecuente en la región.

Por citar un caso, el Grupo Latam -la mayor aerolínea latinoamericana- cuenta con coberturas por combustibles solo de un 25% por trimestre y abarca hasta la primera mitad de 2022, según una declaración de su CFO, Ramiro Alfonsín al medio chileno La Tercera. El mismo ejecutivo aclaró, sin embargo, que esas coberturas apenas generan ganancias “acotadas”.

Principal aerolínea de la región.dfd

Días atrás, René Armas Maes, VP comercial y consultor aeronáutico de Jet Link International LLC., le explicó a Bloomberg Línea que la mayoría de las compañías aéreas de la región habían pronosticado el precio de combustible de aviación entre US$1,6 y US$2,2 por galón para el 2022, cuando se espera, en su opinión, un escenario base US$150 por barril de aviación o US$3,6 por galón.

En este sentido, el especialista indicó que LATAM, Avianca y Aeroméxico deberán revisar sus estimaciones de precios por galón de combustible teniendo en cuenta los documentos que presentaron en sus procesos de reestructuración y planes de negocio.

Los costos de las aerolíneas de la región van a incrementarse. dfd

Todas las aerolíneas de la región sufrirán el impacto del aumento del barril de aviación, pero posiblemente las aerolíneas de servicio completo (LATAM, Avianca y Aeroméxico) que cuentan con flotas de corto, mediano y largo alcance y costos unitarios más elevados que aerolíneas de bajo costo se vean más afectadas, sobre todo cuando la demanda de viajes de negocios y larga distancia todavía no regresa a volúmenes sostenibles”, sostuvo.

PUBLICIDAD

Por otro lado, el sitio turístico mexicano Reportur, explicó en un artículo: “Air Europa encarece los vuelos por el precio del fuel en vuelos de largo radio, es decir, en sus rutas hacia el Caribe y Sudamérica. Las tarifas subirán 140 euros para clase business y 60 euros para la clase turista”.

Este incremento será repartido en los dos trayectos y la mitad en uno solo. Los nuevos precios se aplicarán partir del 24 de marzo para las tarifas étnicas y el 11 de abril en las agencias de viajes.

Situación inédita

Recientemente, el CFO de United Airlines, Gerry Laderman, señaló ante la International Society of Transport Aircraft Trading que “no hay precedentes de lo que está sucediendo actualmente”. El sitio especializado en aeronáutica, aviacionline.com, explicó que las palabras de Laderman responden a que normalmente, las aerolíneas trasladan al pasajero alrededor del 60% de los aumentos del precio del combustible en las tarifas y absorben el resto. Sin embargo, el sector viene de un cúmulo de crisis en los últimos tiempos.

PUBLICIDAD

En tanto, destaca la tesorera de United Airlains, Pan Hendry, que generalmente los aumentos en el precio del petróleo tardan un trimestre en afectar las tarifas.

Sin embargo, en este caso el petróleo Brent se disparó más de un 30% desde que empezó el año, dejando a las empresas contra la espada y la pared.

PUBLICIDAD

El economista sectorial argentino Santiago Manoukian explicó a Bloomberg Línea: “Los combustibles son, junto con los salarios, el principal componente de costos que afronta una aerolínea. Por lo cual, las variaciones al alza en el precio del crudo afectan particularmente la rentabilidad”.

Además, Manoukian detalló que, en el caso de Aerolíneas Argentinas, el peso del combustible en costo operativo de la compañía se suele mover al ritmo del Brent.

Gentileza: Santiago Manoukian.dfd

La visión de IATA

En este marco de volatilidad, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) advirtió que estas oscilaciones en los precios del combustible “presionarán los costos operativos de las compañías aéreas y, por tanto, podría provocar un aumento de las tarifas en algunas rutas”. De acuerdo con la agencia, este panorama también podría afectar fuertemente al segmento de viajes de ocio, que es sensible a los precios y que hasta la fecha estaba impulsando la recuperación del sector tras la pandemia.

PUBLICIDAD

El mercado del petróleo seguirá siendo persistentemente volátil y los precios del crudo seguirán estando bajo presión hasta que ocurra una gran desescalada en la guerra en Ucrania”, había asegurado Ed Moya, analista senior de mercado de Oanda, a Bloomberg.

La IATA señaló que el aumento repentino en los precios del combustible también pueden poner un pie sobre las previsiones para las aerolíneas. “En nuestra última previsión de la industria, el otoño pasado, pronosticamos que las pérdidas de la industria alcanzarían los US$11.600 millones en 2022, tomando como referencia un precio del combustible para aviones a US$78 por barril y un peso del 20% sobre los costos totales”. Sin embargo, el 4 de marzo, el precio del combustible para la aviación “superaba los US$140 el barril”. Y Rystad Energy AS ha pronosticado que el Brent podría dispararse hasta los US$240 el barril este verano si los países siguen sancionando las importaciones de petróleo ruso.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD