Guerra de Putin aniquila 15 años de crecimiento económico ruso

La invasión rusa de Ucrania iniciada el mes pasado provocó el colapso del rublo y sumió en el caos a las cadenas de suministro mundiales y a los precios de las materias primas

Rusia
Por Bloomberg News
24 de marzo, 2022 | 02:50 PM

Bloomberg — Rusia está lista para borrar 15 años de ganancias económicas para finales de 2023 después de que su invasión de Ucrania provocó una avalancha de sanciones y llevó a las empresas a retirarse del país, según el Instituto de Finanzas Internacionales.

Se espera que la economía se contraiga un 15 % en 2022, seguido de una caída del 3 % en 2023, dejando el Producto Interno Bruto (PIB) donde estaba hace unos quince años, escribieron los economistas Benjamin Hilgenstock y Elina Ribakova en una evaluación preliminar del impacto de la guerra, señalando que más sanciones pueden cambiar su opinión.

VER +
EE.UU. impone nuevas sanciones a legisladores y el sector de defensa de Rusia

“Es probable que una demanda interna marcadamente más baja desempeñe un papel crucial, mientras que un colapso de las importaciones debería compensar la disminución de las exportaciones, lo que conduciría a una contribución marginalmente positiva de la demanda externa neta”, escribieron los economistas. “Sin embargo, si se implementan más sanciones en forma de embargos comerciales, las exportaciones podrían caer más de lo que pronosticamos actualmente”.

PIB de Rusiadfd

La invasión rusa de Ucrania iniciada el mes pasado provocó el colapso del rublo y sumió en el caos a las cadenas de suministro mundiales y a los precios de las materias primas, al tiempo que provocó la salida masiva de empresas del país. El fabricante de automóviles francés Renault SA (RNO) se encuentra entre las últimas empresas en retirarse, anunciando que detendrá las operaciones en su planta de Moscú y diciendo que está considerando el futuro de una empresa rusa de larga data llamada AvtoVaz (AVAZ).

PUBLICIDAD
VER +
Renault cierra en Rusia y evalúa abandonar empresa conjunta

Incluso después del golpe inmediato a la economía de Rusia, la economía sufrirá durante los próximos años por la llamada “fuga de cerebros” -el éxodo de rusos educados de clase media con los medios económicos para abandonar el país- y los controles de exportación de tecnología de EE.UU. y la UE incluida la microelectrónica, obstaculizando el desarrollo tecnológico en Rusia durante años, según el IIF (Fondo de Inversión en Innovación).

Al mismo tiempo, la “autosanción” por parte de empresas extranjeras que ya no quieren hacer negocios con Rusia conducirá al debilitamiento de sectores importantes de la economía rusa, según el informe.

“El efecto negativo sobre las perspectivas económicas a mediano y largo plazo podría ser aún más importante”, escribieron los economistas del IIF.

VER +
Wall Street se está apresurando para dejar Rusia, y hay miles de millones en juego

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar