Tecnología

¿Por qué México es atractivo para las startups? Juana Ramírez, de ASEM, lo explica

La presidenta de la Asociación de Emprendedores de México dijo en entrevista con Bloomberg Línea que pese a lo atractivo de México aún hay tareas pendientes en el ecosistema emprendedor.

Ciudad de México
06 de abril, 2022 | 09:55 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

México es un hub de emprendimiento. En el país hay una cultura emprendedora desde siempre, aunque no le llamábamos así, ha existido siempre, asegura Juana Ramírez, presidenta de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM).

En entrevista con Bloomberg Línea, afirma que “México lleva un camino acelerado que ya había comenzado incluso antes de la pandemia porque teníamos todas las condiciones de conectividad, económicas, de cercanía con el mercado americano, pero de hablar el mismo idioma del mercado latinoamericano y eso nos hacía ser el candidato ideal para convertirnos en el Silicon Valley de América Latina”.

PUBLICIDAD

Esto ha dado como resultado que, en el último año, la inversión de capital de riesgo o venture capital en México superara los US$4.000 millones de dólares, un incremento de 294% respecto de 2020, indica la plataforma Transactional Track Record (TTR). Si se compara con la inversión de hace cinco años el crecimiento es aún más agresivo, de 2,000%.

“Hemos tenido un récord histórico en las inversiones en el país que dan origen a los unicornios y los celebramos”, resalta.

PUBLICIDAD

Ramírez celebra estos volúmenes de inversión en startups mexicanas y agrega que las startups que no son mexicanas, que nacieron en otros países de América Latina han visto a México como el destino para demostrar que sus modelos son escalables. “Fue aquí en donde en realidad vieron esas rondas que los convirtieron en startups atractivas para el ecosistema”, señala. Tal fue el caso del unicornio Rappi, nacido en Colombia y de Cornershop, originaria de Chile, que fue adquirida por Uber.

México es la primera opción de muchos emprendedores latinoamericanos para internacionalizarse porque aunque es el segundo país con mayor número de emprendimientos de la región, después de Brasil, no tiene la barrera del idioma con los otros países, recalca la emprendedora de origen colombiano que vio a México como el lugar ideal para emprender con su startup de salud Sohin que brinda acompañamiento integral para pacientes de cáncer, sus cuidadores y familiares.

¿Por qué México es atractivo para las startups?

El ecosistema emprendedor mexicano es fuerte por varias razones. Es la quinceava economía más grande del mundo, de acuerdo con el Banco Mundial. Además, ahonda Ramírez, “somos el vecino de los Estados Unidos, lo que hace que exista una atracción de inversión, que tenemos una oportunidad gigantesca para reemplazar la maquila China, además es un país con mayor conectividad que otros países del continente”.

Juana Ramírez, presidenta ASEMdfd

A esto se le añade que “cuando los asiáticos y los europeos piensan en América Latina, ya sea para turismo, o para invertir piensan en venir a México”, asevera.

PUBLICIDAD

SoftBank es uno de esos asiáticos que han puesto el foco en México. El fondo japonés realizó ocho rondas de inversión por un total de US$1.570,40 millones de dólares en distintas startups mexicanas, entre las que destacan los unicornios Bitso, Kavak y Konfío, indica TTR.

Además, México es un semillero de startups. “Hay un espíritu emprendedor en el país que se ha fortalecido por organizaciones educativas que hoy están de verdad comprometidas con formar emprendedores como el Tecnológico de Monterrey, como la Universidad Panamericana que tienen áreas de innovación”, explica Ramírez.

PUBLICIDAD

Todo esto hace que los fondos de capital de riesgo inviertan en México. TTR reportó que el año pasado los que más transacciones llevaron a cabo fueron el argentino Kaszek Ventures, el mexicano Angel Ventures México AVPAFII, el estadounidense FJ Labs, el mexicano ALLVP, el estadounidense 500 Startups, y el japonés SoftBank.

Sin embargo, el capital que ha recibido el ecosistema emprendedor se ha centrado en las fintech, acusa Ramírez. “Ahora el reto está en que ese mismo entusiasmo de los inversionistas se vea en todos los sectores”.

PUBLICIDAD

Ver otros sectores, la tarea pendiente

En contraste con todo lo positivo, Ramírez denuncia que apenas el 37% de las empresas en el país tiene acceso a algún tipo de financiamiento, ya sea bancario o de inversionistas.

“El problema de la falta de financiamiento se agudiza por sectores, apenas el 5% de las empresas de salud (donde yo participo) tienen acceso a financiamiento, apenas el 3% de las empresas de impacto social tienen acceso a financiamiento. Y sólo el 7% de las inversiones en América Latina se hacen en empresas lideradas por mujeres”.

PUBLICIDAD

La presidenta de la ASEM está convencida de que hay un trabajo pendiente con otro tipo de emprendimientos como de impacto social, fundados por mujeres o emprendimientos que atienden a otros sectores de la economía más tradicionales.

“Las inversiones se han dado fundamentalmente en modelos fintech, con los sistemas de pago y créditos, en las que no necesariamente hay un gran componente de innovación o de tecnología. Hay muy pocas diferencias entre la oferta de valor que tienen las diferentes plataformas, en realidad, la oferta de servicios es muy similar”, denuncia.

PUBLICIDAD

Aunque reconoce que son justamente las fintech B2B las que han venido a resolver la falta de financiamiento. “Las fintech están capitalizando ese enorme vacío de financiamiento, aunque con tasas altas, y esto es relevante si se considera que el 99.2% de las empresas de este país son microempresas”, dice Ramírez.

De acuerdo a lo que observa en el ecosistema emprendedor, Ramírez resalta que las startups de salud podrían volverse atractivas para los inversionistas de venture capital, sobre todo luego de la pandemia en donde la gente comenzó a preocuparse por su el cuidado de la salud. “Creo que van a ayudar a resolver la brecha profunda que existe en materia de acceso a servicios y a tratamientos”

Asimismo el sector de educación está despegando, pues “nos quedó claro que la educación formal tiene que reinventarse y ahí otros modelos de formación no tradicional van a generar oportunidades muy interesantes”. Y finalmente, asegura que los temas de delivery y de ecommerce en todas las categorías seguirán siendo una tendencia.

Ramírez es contundente cuando asevera que: “Tenemos una tarea pendiente para ayudar a las empresas a crecer y a sostenerse, lo que además ha sido un reto importante de reinvención a partir de la pandemia”.

PUBLICIDAD