Tecnología

Estas ciudades quieren ser los nuevos ejes tecnológicos de América Latina

De Monterrey a Porto Alegre, el trabajo a distancia ha creado centros de tecnología e innovación en toda la región, y más allá de las capitales de los países

El hub de innovación en Recife, capital de Pernambuco, al noreste de Brasil.
09 de marzo, 2022 | 09:15 AM
Tiempo de lectura: 19 minutos

São Paulo y Ciudad de México — País de dimensiones continentales, durante mucho tiempo la producción tecnológica en Brasil se limitó al estado de São Paulo. Ahora, varias ciudades se disputan la etiqueta del nuevo Silicon Valley.

Esa descentralización es un reflejo de lo que ha ocurrido en Estados Unidos, ya que Silicon Valley comparte ahora el estatus de centro tecnológico del país con Miami, mientras que la pandemia también ha impulsado nuevas concentraciones tecnológicas en Texas, como Austin, en Austin, donde Tesla tiene ahora su sede.

En Brasil, los intentos de replicar Silicon Valley se dan incluso con el nombre, desde Vale do Pinhão, en Curitiba, hasta el Valle de San Pedro, en Minas Gerais. Hubs cerrados como Cubo, de Itaú, en São Paulo, y Base 27, en Espírito Santo, también fomentan los espacios de innovación brasileños, junto con hubs abiertos como Porto Digital, en Recife, un cluster tecnológico en el noreste del país.

PUBLICIDAD

Según ejecutivos consultados por Bloomberg Línea, la pandemia ha beneficiado este movimiento hacia la descentralización de los hubs de innovación en las principales ciudades latinoamericanas (como Buenos Aires, Bogotá y Ciudad de México), así como la transformación digital de las empresas, el trabajo a distancia y la expansión del comercio electrónico, con startups ahora basadas en muchas ciudades, desde Córdoba en Argentina hasta Medellín en Colombia.

Aun así, en Colombia, la capital, Bogotá, sigue concentrando la mayor parte de las startups (62%), y la mayor parte de la inversión (90%), a pesar de que Medellín se ha promocionado como una ciudad emprendedora, con la mayor base empresarial, pero no tanto de startups, aunque alberga empresas como Pibox.

Los hubs tecnológicos más allá de las principales ciudades de América Latina. Gráfico de Bloomberg Líneadfd

Lea más: Trabajo a distancia, cripto... Las reglas de las firmas TI para contratar talento latino

PUBLICIDAD

Guadalajara Y Monterrey: Los ‘Silicon Valley’ de México

El emprendimiento en innovación ha sabido responder a los retos y necesidades específicas del país, y ofrecer soluciones de la mano del acelerado ritmo tecnológico que hizo proliferar al sector fintech en primer lugar, buscando mejorar, automatizar y diversificar el uso de los servicios financieros.

Durante 2021, un año de auge para las startups mexicanas, las empresas atrajeron más de US$5 mil millones en inversión de capital privado, según datos de LAVCA, la Asociación Latinoamericana de Inversión de Capital Privado, y esa cifra representó un aumento de 128% con respecto a 2020.

A medida que el capital de riesgo se expande, también lo hacen las startups que han comenzado a nacer fuera de la metrópoli de la Ciudad de México, la capital del país, y donde se concentra la presencia de las grandes empresas.

Además de la capital, hay dos ciudades clave que albergan otro número importante de startups: Guadalajara, en el occidental estado de Jalisco; y Monterrey, ciudad situada en el estado de Nuevo León, fronterizo con Estados Unidos.

El mapa global del centro de investigación StartupBlink recoge 232 startups en Ciudad de México, frente a 36 en Guadalajara y 46 en Monterrey.

Y según el Radar Fintech Finnovista 2020, sólo la Ciudad de México concentra el 70% de las startups del sector, Monterrey el 11% y Guadalajara el 7%.

PUBLICIDAD

Durante décadas, Guadalajara ha sido descrita como el “Silicon Valley mexicano” tras haber surgido como un importante centro de innovación, con la configuración de un gran clúster de TI y digitalización.

Lea más: 6 principales inversores en Latinoamérica describen lo que impulsa a la región

Guadalajara atrae talento de diferentes partes de México, gente que viene a desarrollar sus propios emprendimientos o a incorporarse a empresas tecnológicas de alto perfil como IBM, que abrió el camino a las que vinieron después, como Oracle, Intel y HP, así como firmas de ensamble por contrato, como Sanmina, Celestica o Jabil Electronics .

PUBLICIDAD

Ahora hay más de 30 centros de diseño y cuatro de investigación tecnológica en Guadalajara, y más de 100.000 personas trabajan en el sector de las tecnologías de la información en la ciudad, que tiene una población de unos 7 millones de habitantes.

En 2016, inversiones públicas y privadas crearon la Ciudad Creativa Digital, un complejo de alta tecnología gestionado por la Agencia para el Desarrollo de las Industrias Creativas y Digitales del Estado de Jalisco, y que simboliza el liderazgo de la ciudad en innovación y tecnología.

PUBLICIDAD

Además de las grandes multinacionales, Guadalajara es también el hogar de muchos emprendedores tecnológicos locales y startups. La ciudad es un lugar ideal para ubicar startups en los sectores fintech, social, de ocio y comercio electrónico, según StartupBlink. Entre las startups ya instaladas se encuentran Kueski, Yotepresto, Mifiel, Indiefy, Linc, Contxto, EasyLex, Plesk, ReTweeti, digitt y WT.

Lea más: La inteligencia artificial es una revolución presente en todas partes

El competidor del noreste es Monterrey, otra metrópolis de rápido crecimiento que representa el 10% del PIB del país, conocida como la capital industrial de México y sede de grandes empresas como Cemex y Femsa.

PUBLICIDAD

El gigante del software Wipro estableció su base latinoamericana en Monterrey hace 15 años, y Softtek y Neoris también tienen su sede allí.

La proximidad de Monterrey a Estados Unidos crea un terreno de oportunidades para el intercambio de conocimientos, lo que refuerza el espíritu empresarial. Hoy en día, grandes empresas tecnológicas como Amazon, Facebook, Microsoft, Apple y SAP tienen oficinas en Monterrey, según Coderslink, una plataforma profesional que conecta a expertos tecnológicos latinoamericanos con equipos en Estados Unidos.

La ciudad también alberga el Monterrey Digital Hub, que abrió sus puertas en 2018 como el primer campus de transformación digital del país, y que reúne a empresas, emprendedores y actores digitales clave para crear una comunidad de transferencia de aprendizaje, experiencias y transformación digital con un modelo de innovación corporativa abierta.

PUBLICIDAD

La iniciativa fue impulsada por empresas como Alfa, Cemex, Deacero, Femsa, IBM, Neoris, e instituciones como la Universidad Autónoma de Nuevo León, el Tecnológico de Monterrey y la Universidad de Monterrey.

En medio de este clúster tecnológico, se han instalado en la ciudad ImpactHub, una aceleradora enfocada al impacto social para América Latina, así como la incubadora y aceleradora Startup México.

“Monterrey es un lugar ideal para ubicar startups en educación, fintech y social & Leisure”, dice Startupblink.

Startups como Ruta Directa, Skydropx, pet n’GO, link ERP, Vinco, DIVERZA, Vitau, Blooders y Buho Contable tienen sus sedes en Monterrey.

Además, la ciudad también es sede de la Comunidad Startup Grind, una organización global que nació en Silicon Valley en 2010 con el objetivo de conectar y potenciar el ecosistema emprendedor a través de eventos con actores clave del espacio.

Curitiba: Cuna de unicornios

Sede de tres de los 28 unicornios de Brasil (EBANX, Madeira Madeira y Olist), Curitiba también tiene su centro de innovación apoyado por el gobierno de la ciudad, llamado Vale do Pinhão.

El director general de Olist, Tiago Dalvi, es uno de los empresarios que decidió mantener la estructura de la empresa en Curitiba incluso después de escalar el negocio. Dice que la idea siempre fue mantener la sede en la capital paranaense porque “la infraestructura es muy buena, tiene un alto nivel educativo y excelentes colegios”.

“Nos animamos a trasladar la sede a São Paulo, pero entendimos que la red que teníamos en Curitiba nos ayudaría a reclutar los mejores talentos sin tanta competencia en los primeros tres, cuatro años del negocio”, dijo.

Dalvi afirma que Brasil está experimentando una gran transformación en el sector tecnológico, y que las empresas brasileñas con sede en Brasil competirán por los mejores talentos a escala mundial, independientemente de la ciudad en la que se encuentre la sede.

“Al mismo tiempo que veremos muchos nuevos hubs descentralizados como Curitiba, Florianópolis, Belo Horzinte, también veremos una mayor complejidad y competitividad para construir negocios a escala global”, dijo.

Pero no sólo las capitales de los estados brasileños han visto la creación de startups de éxito. DB1, una empresa de desarrollo de software con sede en Maringá, en el noroeste del estado de Paraná, ya pretende expandirse al mercado internacional, donde vio crecer sus ingresos en 2021.

Lea más: Kavak inicia oficialmente la expansión a Brasil con US$500 millones en la cartera

Rogério Gonçalves de Souza, Director de Innovación del Grupo DB1, dijo que la idea siempre ha sido mantener la sede en Maringá, ya que los fundadores son de esa región. “Siempre hemos tenido la visión de movilizar el desarrollo regional. Creemos que podemos construir algo muy grande a partir de nuestra ciudad”, dijo a Bloomberg Línea.

La empresa tiene más de 800 empleados. Souza dice que Maringá tiene un aspecto de comunidad empresarial que tiene dentro de su composición el deseo de fomentar el desarrollo de la región.

“Maringá nació de una mentalidad cooperativa, de solidaridad, colaboración y unión de fuerzas para el bien común, que viene de los fundadores de la ciudad. No nos sorprendió que nuestra ciudad fuera elegida la mejor ciudad para vivir del país en base a esta visión”, dijo.

Souza atribuye la llegada de inversiones, universidades y aceleradoras a la dedicación de los empresarios locales. “Estamos muy contentos de ser una empresa de referencia que genera oportunidades y permite el crecimiento profesional en nuestra región”.

El grupo, a través de DB1Labs, lanza nuevos productos creados internamente con el concepto de startups. La empresa ha creado Koncili, Predize, Tinbot y la plataforma de venta de mercados ANYMARKET.

“También está la participación en el ecosistema a través de aceleradoras. Es el caso de Evoa, la primera aceleradora sin ánimo de lucro de Brasil, que cuenta con la coparticipación de DB1′”, dijo.

Evoa, donde Souza actúa como mentor, tiene como objetivo acelerar las startups en fase inicial. Desde 2017, Evoa ha acelerado 49 startups, que en conjunto ya han superado los 820.000 reales (162.275 dólares) de ingresos mensuales.

La incubadora brasileña de pequeñas empresas Sebrae también ayuda con la formación y la tutoría de startups que están en la fase de ideación, y DB1 también participa en el grupo de inversores ángeles Maringá Capital.

“La DB1 también relaciona su permanencia en Maringá con el objetivo de posicionarse y ser una referencia como hub de innovación en Brasil”, según Souza.

Recife: Un ‘Puerto Digital’

El Porto Digital de Recife, en el noreste de Brasil, surgió a finales de la década de 1990, pero se estableció oficialmente a finales de 2000 como una iniciativa de la Universidad Federal de Pernambuco en colaboración con el gobierno estatal y los empresarios locales.

La idea era crear un entorno para que los graduados en tecnología de la universidad pudieran trabajar allí.

El gobierno decidió hacer de Porto Digital una política pública con sede en el centro de Recife, como explica Pierre Lucena, presidente de Porto Digital. En 2000 se aprobó una ley para que las empresas tecnológicas que se establecieran en el barrio, una zona histórica de Recife, tuvieran exenciones fiscales.

El gobierno de Pernambuco hizo una aportación inicial de 30 millones de reales (US$5,9 millones) para crear una organización social, una entidad no gubernamental y sin ánimo de lucro que gestionara las políticas públicas. Y en 2000, el centro abierto empezó a funcionar con dos empresas. Con el tiempo, Porto Digital ha crecido, y hoy cuenta con más de 350 empresas instaladas.

Lea más: CEO de NotCo: “Si no eres unicornio también puedes ser exitoso, pongamos un paño frío a este boom”

“Es diferente de otros centros de innovación, que suelen ser cobertizos o lugares cerrados. Aquí es todo el barrio”, dice Lucena.

El hub tiene asociaciones con universidades, además de contar con su propia facultad de ciencias tecnológicas. Porto Digital también cuenta con asociaciones: dos incubadoras y cuatro aceleradoras de startups privadas.

“Tenemos muchos instrumentos para hacer que las cosas sucedan aquí. Recife es la ciudad brasileña con mayor cantidad de tecnología hoy en día. Tenemos una máquina de alta calidad que es la Universidad Federal de Pernambuco”, dice Lucena.

Añade que Recife cuenta con 600 doctorados en ciencias de la computación, de los cuales 500 son de la Universidad de Pernambuco. “Recife es hoy la ciudad brasileña con mayor cantidad de tecnología per cápita de Brasil”, afirma.

Aproximadamente 14.000 personas trabajan en el parque tecnológico, que sólo opera con empresas de software.

“Hoy el 100% de los smartphones de Brasil tienen tecnología de aquí, de Recife”. Las empresas de Porto Digital tienen clientes en todo el mundo, incluso en Dubai y Londres.

Aun así, las empresas también quieren tener bases en São Paulo, donde se realiza la mayor parte del negocio. Recife apuesta por el producto y el capital humano que falta en São Paulo.

Porto Alegre: sede de la South Summit

Porto Alegre es ya un conocido centro tecnológico. El antiguo Centro Nacional de Tecnología Electrónica Avanzada (CEITEC), de propiedad estatal y en vías de liquidación por el gobierno federal, produce semiconductores en la ciudad desde 2008. Ahora, la ciudad también quiere ser una referencia para las startups.

El South Summit, evento mundial de innovación, se celebrará por primera vez en Brasil este año, en Porto Alegre, del 4 al 6 de mayo, y reunirá a 300 ponentes internacionales.

Según Thiago Ribeiro, director general de la edición brasileña del South Summit, la elección del estado de Rio Grande do Sul como sede se debió al gran volumen de startups per cápita en la capital del estado.

Para él, los grandes ecosistemas de innovación están formados por pilares como un gobierno con políticas públicas focalizadas, universidades con investigación de calidad y mano de obra, parques tecnológicos, como TecnoPuc, en Porto Alegre, así como la presencia de startups, aceleradoras y unicornios.

Salvador: Talento local

HRTech Intera nació en Salvador, capital del estado de Bahía, pero, con la pandemia, la empresa desmanteló la oficina. Antes de Covid-19, la empresa de reclutamiento atendía principalmente vacantes presenciales en São Paulo, como explica Pedro Gil, del área de personas y cultura de Intera.

Gil recuerda que, antes de la pandemia, cuando se abría una vacante en Fortaleza o Salvador era mucho más difícil que un profesional de São Paulo se trasladara a la capital de Ceará o Bahía para trabajar en persona, por lo que era más fácil buscar talento en la región para esa vacante.

“Por la lógica del mercado y de su funcionamiento, también dirigíamos a la gente a São Paulo. Pero hoy, al ver la posibilidad de trabajo a distancia, el equipo no se concentra en un solo lugar, y las tendencias de las empresas son ahora así, de expandirse a todos los lugares”, dijo.

Belo Horizonte: la descentralización

Inter, uno de los mayores bancos digitales del país, tiene su sede en Belo Horizonte, mientras que el unicornio Hotmart también tiene su sede en la capital de Minas Gerais, además de formar parte del hub de San Pedro Valley, junto con Sympla y Méliuz.

Para Thiago Veloso, jefe de marketing de Crawly, una startup de Belo Horizonte, los hubs de innovación descentralizados desempeñan un papel muy importante en el crecimiento del ecosistema. “Estos hubs hacen que las grandes empresas vean a las startups como proveedores de tecnología, y no como un grupo de niños que están construyendo aplicaciones”, dijo.

Los hubs descentralizados permiten a las startups tener acceso a empresas de todo Brasil sin necesidad de tener su sede en una ciudad concreta, según Veloso. Explica que una startup que intenta llegar a una gran empresa como cliente tiene muchas más posibilidades de recibir un “sí” si ya hace negocios con un hub de innovación.

“Esto ha sucedido mucho, especialmente con nosotros”, dijo.

Florianópolis:’Un ejemplo para el país y para el mundo’

En el sur del país, Florianópolis es un centro para las startups y también es un lugar donde los nómadas digitales eligen trabajar. Ciudad costera, la capital del estado de Santa Catarina alberga RD Station, que fue comprada por TOTVS por 2.000 millones de reales (US$395,1 millones) el año pasado.

Bruno Ghisi, fundador y director de tecnología de RD Station, afirma que Florianópolis fue siempre la primera opción para la startup.

“Fue en Florianópolis donde nos conocimos, nos graduamos y comenzamos nuestra trayectoria profesional y como empresarios. Siempre hemos creído en la calidad de la mano de obra de la región, debido a las universidades de Florianópolis y sus alrededores”, dijo.

Ghisi dice que la ciudad siempre ha atraído a mucha gente porque consigue mezclar naturaleza, seguridad e infraestructuras, por lo que acabó convirtiéndose en uno de los principales centros tecnológicos del país. “Además, estamos a sólo una hora de vuelo de São Paulo, lo que facilita mucho los desplazamientos”, añade.

La Universidad Federal de Santa Catarina es fuerte en ciencias de la computación, que se centra en el B2B SaaS. Según Ghisi, Florianópolis es también una ciudad muy atractiva para vivir, y mucha gente del mercado tecnológico empezó a ver la posibilidad de vivir en la isla sin tener que trabajar necesariamente para una empresa local.

“Este movimiento fue positivo, porque una mayor concentración de personas con experiencia en empresas tecnológicas que han pasado por diferentes escalas acelera el desarrollo del ecosistema”, dijo.

En julio de 2018, RD abrió una oficina en São Paulo. Pero con la digitalización impulsada por la pandemia y la consolidación del trabajo remoto, la empresa decidió dejar su espacio físico en la ciudad. “Ya no había necesidad de mantener el espacio en São Paulo. Hoy tenemos empleados que viven en todo Brasil y en el extranjero”.

Hasta la última década, los negocios en Florianópolis estaban muy orientados al turismo. La primera incubadora de Brasil fue Celta, creada en 1986 por la Fundación CERTI, con el objetivo de aprovechar el talento de la UFSC, según Ghisi.

“El reconocimiento de la carrera de ingeniería de la UFSC como una de las mejores del país trajo a la isla a personas de todo Brasil, que salían con una excelente formación y que querían quedarse en la ciudad, pero no había muchas opciones de empresas para trabajar”, explica.

El emprendimiento fue la solución para quienes querían trabajar con tecnología en la ciudad, y las soluciones B2B resultaron ser la apuesta más adecuada, según Ghisi, ya que no había un mercado de consumo local muy fuerte. “Pero había varias iniciativas relacionadas con la investigación y la innovación, en particular las dirigidas por la Fundación CERTI”.

Según Ghisi, a medida que se creaban empresas y llegaban otras a la isla para posicionarse a nivel nacional como líderes, se desmoronó la percepción de que las empresas de fuera del eje Río-São Paulo serían competidores “menores”.

Las empresas, que dejaron de ser locales, empezaron a ser atractivas para los profesionales de los grandes centros, las multinacionales y los inversores, dijo el CTO. “La migración de talentos de otras ciudades e incluso de otros países a Florianópolis contribuyó al desarrollo del conocimiento local, y a la visión internacional en las estrategias empresariales”.

Estas empresas comenzaron a realizar eventos, como es el caso del RD Summit, una referencia para quienes trabajan con el marketing en el país y que anualmente reúne a más de 12.000 personas en la ciudad. “Esto también ha hecho que Florianópolis sea vista cada vez más como un importante centro tecnológico. La combinación de todo esto atrajo la atención de fondos internacionales que invirtieron y siguen invirtiendo en empresas locales que antes estaban fuera del radar de los grandes grupos”.

Ahora, una nueva ola de startups de SaaS se está extendiendo por todo el estado de Santa Catarina, en ciudades como Joinville, Brusque, Blumenau, Lages y Chapecó.

Leer más: ¿Cómo levantar capital en América Latina?

Ghisi señala que en 2020 el sector tecnológico de Santa Catarina tuvo la sexta mayor recaudación del país, representando el 6,1% del PIB estatal. “Entre todas las capitales de estado del país, Florianópolis tiene la mayor densidad de empresas por cada 1.000 habitantes”, dijo.

Iomani Engelmann es presidente de la asociación tecnológica del estado, Associação Catarinense de Tecnologia (ACATE), que gestiona iniciativas como la incubadora MIDITEC. La incubadora de empresas de base tecnológica, que cuenta con el apoyo del Sebrae/SC, se puso en marcha en 1998 y ayudó a desarrollar empresas como RD, Pixeon, Knewin y Arvus (ahora Hexagon). Más de 130 startups han pasado ya por MIDITEC. Según la estimación de ACATE, esas empresas facturaron 1.500 millones de reales (US$296,5 millones) y generaron 3.000 empleos en 2020.

Engelmann recuerda que en 2015 se inauguró el Centro de Innovación ACATE Primavera (CIA Primavera) en Florianópolis, donde está la sede de la asociación, además de decenas de empresas tecnológicas asociadas, como LinkLab — el espacio de innovación abierta de la entidad —, una aceleradora, un espacio de coworking, un fondo de inversión, locales para eventos y una infraestructura de bares, restaurantes y emprendimientos de apoyo para quienes trabajan allí.

En 2018, el ayuntamiento de Florianópolis y ACATE crearon la Red de Innovación de Florianópolis, que engloba centros de innovación en la capital del estado de Santa Catarina para estimular la cultura de la innovación y el emprendimiento.

ACATE también inauguró, en asociación con DEATEC, el centro tecnológico del oeste de Santa Catarina, dos centros de innovación en Chapecó y está presente en todo el estado de Santa Catarina a través de 10 de estos centros.

“ACATE, que hoy reúne a 1.500 empresas asociadas, ha puesto en marcha iniciativas que abarcan todo el recorrido del emprendedor, desde la creación de una startup hasta empresas más sólidas en el mercado. Además, trabajamos para tener un estado de innovación, no sólo regiones aisladas. Así, Santa Catarina seguirá siendo un ejemplo para el país y muchas regiones del mundo como un ecosistema completo e innovador”, según Engelmann

São Paulo: Ahí sigue estando el dinero

El mayor problema de los centros descentralizados, según Ribeiro, es el acceso al capital. Aunque las startups tienen acceso a fondos, las grandes cantidades se dirigen menos a las ciudades fuera del eje Río-São Paulo, dice.

“Acabamos siendo víctimas de que nuestro mercado interno es bastante grande. Cuando una startup nace en Israel, si no busca fuera, no tiene mercado. Pero cuando nacemos en Brasil, esto es un poco diferente, nos hace un poco cerrados”, dijo.

La correduría Warren hizo su primer MVP (producto mínimo viable) en Estados Unidos, pero decidió fundar la empresa en Brasil, en Porto Alegre, precisamente para estar cerca de los estudiantes de la Universidad Federal de Río Grande do Sul.

El director de Tecnología de Warren, André Gusmão, dice que para la tecnología no es importante tener una sede en el eje Río-São Paulo. Pero para la parte comercial, sí. Por eso, la startup tiene una oficina en São Paulo, pero mantiene su sede en Porto Alegre.

Ahora, la startup se está expandiendo a Blumenau, en el interior de Santa Catarina, donde ha creado un centro de formación de desarrolladores. El siguiente paso será un centro tecnológico en el noreste, dijo Gusmão, pero que no reveló el estado o la ciudad.

“Empezaremos un programa de formación de desarrolladores en marzo. Nuestra idea es llegar a 250 personas que trabajen en tecnología en la región de Blumenau”, dijo.

No es la primera vez que la startup de Rio Grande do Sul busca desarrolladores en Santa Catarina. Warren ya lo hizo en Joinville y ahora pretende avanzar hacia el noreste del país para llegar a más clientes.

“Entendemos que para entregar una plataforma que entienda los problemas del cliente, necesitamos un equipo más diverso, y tenemos que estar en otra región, no podemos estar basados sólo en una región del país”.

--Con información de Daniel Salazar Castellanos

PUBLICIDAD