Cripto

¿Cuáles son los cuatro países de LatAm en los que más se invierte en cripto?

Argentina es el país en donde más personas han comprado criptomonedas en los últimos meses

El 40% de los consumidores que tienen curiosidad por estos activos digitales no posee una cuenta corriente.
11 de abril, 2022 | 03:14 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg Línea — La adopción de las criptomonedas en los países de América Latina sigue en crecimiento y por lo menos un 8% de latinoamericanos ya ha invertido en ellas, según un nuevo informe de Americas Market Intelligence (AMI).

Argentina es el país que lleva la delantera en la región frente a otros países encuestados, pues allí, más de 1 de cada 10 ciudadanos (12%) ha adoptado criptomonedas, frente al 7% en Brasil, 6% en México y 5% en Perú.

PUBLICIDAD

“Sin embargo, la tasa de adopción de criptomonedas por parte de los latinoamericanos ya ha alcanzado la mitad de la tasa de tenencia de tarjetas de crédito en algunos mercados, lo que representa un posicionamiento inicial impresionante si consideramos que la primera criptomoneda -bitcoin (XBT)- se desplegó hace tan sólo poco más de una década”, dice AMI.

Parte de este fenómeno de crecimiento está explicado en las facilidades de inversión, las posibilidades de envío de remesas y las compras digitales que ahora aceptan las criptomonedas. Al tiempo, LatAm tiene la primera economía que adoptó oficialmente el bitcoin (El Salvador) y el primer banco central en emitir una moneda digital operativa (Bahamas).

PUBLICIDAD
Tenencia de criptomonedas vs tenencia de tarjetas crédito en LatAm, AMIdfd

Una encuesta de AMI en 2021, señaló que, para finales de ese año, el 18% de los ciudadanos de la región estaban interesados en comprar criptomonedas, aunque aún no lo habían hecho.

“La penetración de las criptomonedas fue del 12% en Argentina, en comparación con una penetración de tarjetas de crédito del 29%, lo que indica una adopción impresionante de las criptomonedas en ese país”.

Esta penetración es explicada también por la alta digitalización que hay en la región. Según el estudio los consumidores están más cómodos con las herramientas digitales y existe la “posibilidad de que algunos consumidores se salten por completo la banca convencional y adopten una billetera de criptomonedas como su primera cuenta financiera”.

Remesas y pagos con criptomonedas

Durante 2021, LatAm recibió el 20% de las remesas del mundo y estas fueron de US$126.000 millones, según cifras del Banco Mundial. Sin embargo, el centro de estudios señala que las comisiones por las remesas “se han mantenido elevadas”, lo que ha llevado a los ciudadanos a buscar otras fuentes para enviar dinero, como las criptomonedas, debido a su bajo costo.

PUBLICIDAD

El estudio también encontró que entre los latinoamericanos encuestados “hay un gran interés por recibir remesas en criptomonedas en Perú (33%), Argentina (19%), México (15%) y Brasil (8%)”.

En cuanto al pago por actividades comerciales, el estudio asegura que los consumidores pueden estar reacios a gastar activos de crecimiento como bitcoin y ether (XET), pero los saldos en criptomonedas que se mantienen en stablecoins representan una fuente de fondos más atractiva, ya que los mantiene de forma segura hasta que los consumidores estén listos para realizar una compra.

PUBLICIDAD
Comisiones promedio de remesas en principales países de LatAm, AMIdfd

AMI concluyó que en el corto plazo el despliegue de las criptomonedas como medio de pago estará más del lado de los consumidores, en especial a través de las tarjetas de criptomonedas. “Hasta ahora, la mayoría de los comercios de la región han adoptado una actitud de ‘esperar a ver qué pasa’ y han retrasado cualquier posible integración de criptomonedas hasta que la legalidad (y los beneficios) de tales esquemas de aceptación se vuelvan más claros.

En la actualidaad el 40% de los consumidores que tienen curiosidad por estos activos digitales no posee una cuenta corriente en una entidad financiera tradicional.

La población de consumidores que tienen “curiosidad por las criptomonedas” abarca una franja demográfica más amplia que incluye a jóvenes adultos, consumidores de ingresos medios/bajos y consumidores no bancarizados.

PUBLICIDAD