Economía

Banco Mundial recorta previsión de crecimiento global de 2022 por invasión rusa

La institución, con sede en Washington, ha rebajado su estimación de crecimiento mundial en 2022 al 3,2% desde la predicción de enero del 4,1%

Un soldado ruso en Mariúpol
Por Eric Martin
18 de abril, 2022 | 10:18 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El Banco Mundial recortó su previsión de expansión económica mundial para este año por la invasión rusa de Ucrania y planea movilizar un paquete de financiación mayor que la respuesta de Covid-19 para que las naciones puedan hacer frente a varias crisis resultantes y en curso.

La institución, con sede en Washington, ha rebajado su estimación de crecimiento mundial en 2022 al 3,2% desde la predicción de enero del 4,1%, según dijo el presidente David Malpass a periodistas en una llamada el lunes. El descenso se debe a un recorte de las perspectivas para Europa y Asia central, que incluyen a Rusia y Ucrania, dijo. La previsión global para este año se compara con la expansión del 5,7% en 2021, dijo.

PUBLICIDAD

El jefe del Banco Mundial dijo que espera discutir en las próximas semanas con la junta directiva del banco un nuevo paquete de respuesta a la crisis de 15 meses de duración de unos US$170.000 millones para cubrir desde abril de 2022 hasta junio del próximo año, de los cuales unos US$50.000 millones se desplegarán en los próximos tres meses.

“Se trata de una respuesta a la crisis continuada y masiva, dada la continuación de la crisis”, dijo, y añadió que la nueva iniciativa superará el monto movilizado para la fase inicial de la pandemia de Covid-19, de US$157.000 millones.

PUBLICIDAD

Los comentarios y planes de Malpass se producen antes de las reuniones de primavera boreal del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que se celebran esta semana en Washington, y en las que se tratarán temas como la seguridad alimentaria, la inflación, la deuda y el impacto de la invasión rusa de Ucrania.

El Banco Mundial anunció el mes pasado un paquete de financiación de US$3.000 millones para Ucrania que espera que se apruebe y despliegue en los próximos meses.

Malpass dijo que espera que la crisis de la deuda de los países de ingresos bajos y medios se agrave en 2022.

Un plan de las economías más grandes para ayudar a las naciones en desarrollo, agobiadas por la deuda, para reestructurar lo que deben a los acreedores y una factura de US$35.000 millones que vence este año, se ha desarrollado más lento de lo que se esperaba.

“El 60% de los países de bajos ingresos ya están en dificultades de endeudamiento o corren un alto riesgo de estarlo”, dijo Malpass, repitiendo el llamamiento del banco para que se mejore el llamado Marco Común del Grupo de las 20 naciones ricas para reorganizar la deuda de los países en peligro de impago.

PUBLICIDAD