Economía

Crecimiento de China, sorprendentemente fuerte, suscita escepticismo entre analistas

Según algunos economistas, los datos oficiales divergen en algunos casos de otras fuentes que han indicado grandes preocupaciones para la economía

Debido a los rebrotes del Covid-19 crecen las dudas sobre si la economía China logrará crecer 5,5% en 2022
Por Bloomberg News
18 de abril, 2022 | 12:13 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Los datos económicos de China, mejores de lo previsto, suscitaron el lunes dudas de analistas, que señalaron incoherencias con estadísticas alternativas que muestran un panorama más sombrío de la economía.

El gobierno anunció el lunes que el crecimiento del producto interior bruto aumentó un 4,8% en el primer trimestre con respecto al año anterior, lo que supone un aumento con respecto a la tasa del 4% registrada en el periodo de octubre a diciembre y supera la tasa del 4,2% de una media de economistas encuestados por Bloomberg. La aceleración general del crecimiento se produjo a pesar de la prolongada caída del sector inmobiliario y de una serie de cierres en marzo que interrumpieron las operaciones comerciales y deprimieron el consumo.

PUBLICIDAD

Según algunos economistas, los datos oficiales divergen en algunos casos de otras fuentes que han indicado grandes preocupaciones para la economía. También señalaron que los buenos meses de enero y febrero pueden haber anulado a la debilidad de marzo, y advirtieron que las cifras de abril serán probablemente peores a medida que el impacto de las restricciones en Shanghái y en otros lugares salga a la luz.

Divergencia inusual
China informa sobre el aumento de la inversión y la caída de la producción de materiales de construcción 
Blanco: Inversión en activos fijos
Azul: Producción de acero bruto
Rojo: Producción de cemento
60% interanual acumuladodfd

Esto es lo que han dicho los analistas sobre las cifras económicas del primer trimestre de China:

PUBLICIDAD

Jacqueline Rong, economista jefe adjunta para China en BNP Paribas SA (BNP)

“Hay una brecha bastante grande entre la resistencia del sector inmobiliario que muestran los datos y la sensación del mercado sobre el terreno”, dijo. Las ventas de viviendas nuevas cayeron un 29% en valor el mes pasado con respecto al año anterior, según cálculos de Bloomberg basados en cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas de China. Esta cifra se compara con el descenso de más del 50% registrado por los 100 mayores desarrolladores inmobiliarios.

No obstante, “las cifras siguen reflejando la grave situación a la que se enfrenta la economía”, dijo. “Para el mercado, la tendencia, más que el margen, de la caída puede ser lo más importante a vigilar hasta cierto punto”.

“No veo ningún indicio de que el Covid-19 Zero (Covid-19 Cero) vaya a aflojar a corto plazo, aunque puede que se produzcan algunas mejoras en áreas que han sufrido un grave impacto en la producción y el sustento de la población”, dijo.

Analistas de Nomura Holdings Inc (NMR) dirigidos por Lu Ting

“Creemos que el crecimiento real del producto interior bruto podría ser mucho más débil de lo que sugieren los datos oficiales del primer trimestre (4,8%), ya que los fuertes datos de actividad de enero y febrero parecen incoherentes con algunas fuentes de datos alternativas. Y en marzo, la economía china se ha desplomado claramente”, escribieron los economistas en una nota.

PUBLICIDAD

El crecimiento de la producción de las principales materias primas, como el cemento, los productos siderúrgicos y el acero bruto, experimentó una mejora “sorprendentemente amplia, aunque marginal” en marzo, pero el crecimiento de la generación de energía cayó notablemente, añadieron.

“En medio de los confinamientos expansivos, las interrupciones logísticas, la espiral descendente del sector inmobiliario y la ralentización de las exportaciones, esperamos que los datos de actividad se desplomen en abril”, dijeron. Los economistas consideran que aumenta el riesgo de contracción en el segundo trimestre, y afirman que existen “riesgos a la baja” para la previsión de crecimiento anual del PIB del banco, del 4,3%.

PUBLICIDAD

Ding Shuang, economista jefe de Standard Chartered Bank (STAN) para la Gran China y el Norte de Asia

“Es bastante difícil explicar cómo la cifra publicada puede ser tan fuerte. Es probable que se haya beneficiado principalmente de los datos mejores de lo esperado en los dos primeros meses, que tenían una base de comparación baja el año pasado”, dijo. Sin embargo, la exactitud de las cifras del primer trimestre “no es tan importante”, dijo, ya que el mercado se centra más en “lo que significan para la formulación de políticas”.

“Los responsables de formular políticas podrían pasar por alto las cifras del primer trimestre, mejores de lo esperado, y centrarse en el fuerte debilitamiento de marzo, así como en el repunte de la tasa de desempleo”, dijo. El estímulo se reforzará de forma más selectiva, centrándose en la contención de Covid-19 en lugar de limitarse a añadir liquidez, porque el efectivo “no serviría de nada si la gente no puede moverse”, añadió.

PUBLICIDAD

Ding ya no espera un recorte generalizado de la cantidad de efectivo que los prestamistas deben mantener en reserva este año. La liberación de liquidez puede depender más de varios programas de représtamo, dijo.

Logan Wright, director de investigación de mercados en China de la consultora Rhodium Group:

“Es difícil entender los argumentos para una aceleración del crecimiento”, dijo. “O bien un repentino aumento de la inversión manufacturera de alta tecnología o un mayor crecimiento del consumo a pesar de las restricciones de Covid-19 fue suficiente para compensar completamente el impacto de un sector inmobiliario en contracción, y ninguna de esas explicaciones parece muy plausible”.

PUBLICIDAD

No es la primera vez este año que los economistas cuestionan los datos económicos oficiales: el sorprendente resultado de los dos primeros meses de este año llevó a varios economistas a cuestionar la exactitud de los datos. Esas opiniones escépticas fueron luego borradas de Internet.

Con la asistencia de Tom Hancock.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD