Venezuela

Cajeros automáticos de bitcoin se importarían a Venezuela a finales de 2022

BitBase, una compañía española de compra y venta de criptomonedas será la protagonista detrás de esta realidad

ATM instalado por la compañía BitBase en España, dónde se encuentran distribuidos unos 84 más
27 de abril, 2022 | 10:56 AM

Unos 10 cajeros automáticos de bitcoin podrían estar operativos en Venezuela entre noviembre y diciembre, importados por la compañía BitBase, desarrollada en España, que promete revolucionar, aún más, el mundo cripto en la nación suramericana.

Enrique De Los Reyes, un joven venezolano de 35 años, que migró de Venezuela durante el primer año de mandato de Hugo Chávez, es quién está detrás de esta posibilidad, al ser el representante de BitBase, que ya cuenta con 85 cajeros y 25 tiendas en España, las que espera emular ahora en su país de origen.

VER MÁS: Tras casi 29 años, la OIT instala mesas de negociaciones en Venezuela

PUBLICIDAD

“En Venezuela el vaso siempre está medio lleno. Yo lo tengo el ojo puesto a Venezuela desde siempre, pero este año, que hemos visto el auge económico, y vine a conocer lo que está pasando realmente. Y hemos visto que nuestro futuro está aquí, y como venezolano, queremos que Venezuela sea el país de entrada para BitBase en Latinoamérica. Ya hay conversaciones con Colombia y México”, dijo De Los Reyes en conversación con Bloomberg Línea, a propósito del impacto que ha tenido el uso de criptoactivos en el país.

El diseñador gráfico, aunque ya había impulsado otros negocios en Venezuela, más hacia el área de la telefonía, tenía desde 2017 sin visitar al país, en el que vuelve a depositar su confianza, pese a que hasta el momento se mantiene en espera de la autorización de licencias así como normativas para la incorporación de estos cajeros, por parte de la administración de Nicolás Maduro.

De Los Reyes, que ya se ha reunido con las autoridades de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos en Venezuela, y como miembro de la Asociación Nacional de Criptoactivos, está atento a los pasos a seguir luego de la entrada en vigencia del nuevo Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF), que aplica a pagos en dólares y criptoactivos.

PUBLICIDAD
Tienda de la compañía BitBase, dirigida por capital humano venezolano, en Españadfd

“Tenemos luz verde, pero no se ha terminado de firmar ese proceso. Estamos manejando todas las posibilidades, pero no han podido dar respuesta porque no saben cómo trabajarlo. Todo esto es muy nuevo. Tanto lo que viene con el petro y el uso del bolívar digital”, explica De Los Reyes, que agrega no estar cerrado a cualquier negociación en torno al uso de la criptomoneda venezolana, vetada por Estados Unidos.

Las importaciones de estos cajeros, fabricados en China y con tecnología desarrollada por la propia BitBase, busca facilitar el intercambio de bitcoins en Venezuela y así también el envío de criptomonedas desde el exterior. Ya han sostenido encuentros con Grupo Sambil y otros representantes del sector empresarial, para su adquisición, contando con estadísticas a su favor, que hablan sobre más de 50 operaciones a la semana, con un envío de remesas de más del 45%.

VER MÁS: La aviación comercial en Venezuela da señales de una nueva etapa

“Tenemos un promedio de 500 dólares por persona, a través de estos cajeros. El ticket medio podría estar entre 200 y 500 dólares. Si pondríamos una tienda en el Sambil, allí hablamos de 20.000 personas por pasillo, pero el cliente en el Sambil es A, B y C. Pueden haber clientes de 100 dólares y otros de 2.500 dólares. En los números que hemos visto en Venezuela, se mueven transacciones de más de 10 mil dólares al mes por usuario”, sostiene.

El representante de BitBase espera poder crear alianzas a través de estos cajeros, que requieren una inversión mínima de 20.000 dólares, y de la que asegura cuenta con una recuperación considerablemente rápida.

2.500 euros diarios es el promedio de operatividad de estos cajeros en España, condicionado a la normativa del país. En Venezuela, serían 1.000 dólares diarios.

PUBLICIDAD