Perú

Las Bambas: Fuerza policial desalojó a manifestantes tras 14 días de protesta

El gobierno declaró algunos territorios en estado emergencia por 30 días que inicia este 28 de abril. La Policía Nacional de Perú dijo que se se recuperó el 100% de predios invadidos

El país ha dejado de exportar concentrados de cobre por más de US$110 millones en los últimos 14 días, producto de los bloqueos.
28 de abril, 2022 | 08:31 AM

Lima — Pobladores de la comunidad indígena de Fuerabamba completaron dos semanas de protesta cerca a la mina Las Bambas, propiedad de la china MMG Ltd., exigiendo el derecho a sus territorios ancestrales y deteniendo la extracción de cobre a cielo abierto. Ante la situación se conoció que las autoridades y la Policía Nacional del Perú llegaron al territorio para desalojar a los comuneros, pues las operaciones de la mina están detenidas desde el 20 de abril.

La respuesta de las autoridades generó enfrentamientos entre los comuneros y la fuerza pública, según se reportó desde la zona, pues el gobierno de Pedro Castillo abrió la puerta a este desalojo tras declarar el estado de emergencia en los distritos de Challhuahuacho y Coyllurqui por 30 días desde este jueves 28 de abril. Esta situación suspende algunos derechos constitucionales como el de reunirse y circular libremente en la zona.

De acuerdo a la Policía Nacional de Perú (PNP) el general de la policía al mando de la operación fue Roger Pérez Figueroa quien junto a 676 efectivos policiales de Apurímac intervinieron la zona. En Twitter la policía dijo que se recuperó el 100% los predios invadidos de la minera Las Bambas.

PUBLICIDAD

En el desarrollo del operativo policial resultaron heridas dos mujeres y un trabajador de la minera Las Bambas. Ambas personas fueron auxiliadas al centro de salud Challhuahuacho”, precisó la PNP.

Las Bambas es una importante mina de cobre, con capacidad para producir casi 400.000 toneladas métricas al año. Pero la planta ha perdido cientos de días de producción y ha sufrido restricciones de transporte desde que comenzaron las operaciones en 2016 debido a protestas esporádicas a lo largo de la carretera utilizada para enviar cobre semiprocesado al puerto, informó Bloomberg.

Según la información de El Comercio, en la zona se han presentado enfrentamientos ocasionales desde las 11:30 a. m. (hora local) con el fin de desalojar los campamentos establecidos desde el 14 de abril en Las Bambas, en territorios de la minera.

PUBLICIDAD
La mina tiene capacidad para producir casi 400.000 toneladas métricas de cobre al año.dfd

Prácticamente nosotros estamos en el aire. Ese será el pago a los campesinos que han dado la vida a este proyecto. Lamentablemente, nos sentimos indignados con el Gobierno, igualmente con el Mininter que nos quieren reprimir. (...) Acá daremos nuestra vida”, dijo el presidente de la comunidad de Fuerabamba, Edison Vargas, en diálogo con Exitosa.

Aunque no se conocen reportes oficiales de los resultados del operativo de la fuerza pública, a través de redes sociales se ha reportado que diferentes personas resultaron afectadas por los enfrentamientos y el uso de gases lacrimógenos.

La información de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía de Perú (SNMPE) señala que tras los 14 días de ocupación de los terrenos por parte de las comunidades indígenas en la región Apurímac, el Perú ha dejado de exportar concentrados de cobre por más de US$110 millones y las pérdidas de canon y regalías para el país ascienden a los S/62,5 millones.

La situación es extremadamente crítica en Las Bambas ante la ocupación ilegal de sus terrenos que impiden la continuidad de las operaciones de una de las principales productoras de cobre en el Perú y del mundo, lo que significa un duro golpe para la reactivación de la economía nacional, pues esa unidad minera aporta el 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país y 72% del PBI de Apurímac”, explicó Angela Grossheim, directora ejecutiva de la SNMPE.

Estos operativos de la Policía Nacional y la declaración del estado de emergencia por parte del gobierno llegan después de las conversaciones que sostuvieron MMG y los comuneros, las cuales no llegaron a un acuerdo preciso.

Los manifestantes, que están allí hace dos semanas, aseguran que la empresa minera no ha cumplido con sus obligaciones de compra de tierras, mientras que la compañía sostiene que ha cumplido con los acuerdos.

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD