Europa

Reino Unido revela reformas a la televisión para regular Netflix y vender Channel 4

El proyecto de ley permitirá a los ciudadanos quejarse de contenidos que actualmente escapan a la regulación

La sede de Channel Four Television Corp. en Londres, Reino Unido, el martes 5 de abril de 2022.
Por Thomas Seal
28 de abril, 2022 | 02:26 PM

Bloomberg — Reino Unido obligará a los servicios de vídeo a la carta como Netflix Inc. (NFLX) a frenar el material que se considere perjudicial, como las “afirmaciones de salud no cuestionadas”, o se arriesgará a recibir multas de hasta el 5% de sus ventas anuales en virtud de un paquete de reformas propuestas a las leyes de televisión.

El jueves, el Ministerio de Cultura, Medios de Comunicación y Deporte presentó un proyecto de ley que otorga nuevos poderes al organismo regulador de los medios de comunicación, Ofcom, en un supuesto libro blanco.

El proyecto de ley permitirá a los ciudadanos quejarse de contenidos que actualmente escapan a la regulación. Por ejemplo, un jefe del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido atacó “The Goop Lab” de Netflix, sobre la marca de bienestar de Gwyneth Paltrow, por difundir “información errónea”.

PUBLICIDAD

La nueva normativa podría suponer que Ofcom investigue este tipo de quejas, lo que podría dar lugar a advertencias y multas. En su momento, Netflix respondió diciendo que la serie estaba “diseñada para entretener, no para dar consejos médicos”.

Actualizando leyes de hace décadas, Reino Unido tendrá en cuenta Internet en las obligaciones de sus llamados servicios públicos de radiodifusión, canales que reciben un protagonismo extra a cambio de responsabilidades adicionales como la programación regional y la cobertura de noticias. Los PSB son la British Broadcasting Corp., ITV Plc (ITV), Channel 4, Paramount Global’s Channel 5, STV Group Plc (STVG) y S4C.

La nueva ley también obligará a las empresas tecnológicas a dar prioridad a los RSP en la televisión de pago, las plataformas digitales y los dispositivos como los televisores inteligentes y los palos de streaming en Reino Unido, entre los temores de que puedan quedar relegados a la irrelevancia a medida que el uso de la televisión tradicional caiga en picada y las empresas extranjeras sean cada vez más capaces de mantener los contenidos.

PUBLICIDAD

Empresas como Comcast Corp. (CMCSA) y Liberty Global Plc (LBTYAN) han lanzado dispositivos para competir con empresas como Apple Inc. (AAPL) y Samsung Electronics Co Ltd. (005930) en una batalla por controlar el acceso a la programación.

Los ministros también consultarán sobre la posibilidad de que los organismos de radiodifusión televisiva encarguen programas “claramente británicos” para que no eliminen los modismos y expresiones locales para atraer a las audiencias globales y se vuelvan “indistinguibles” de los programas internacionales.

El abogado especializado en medios de comunicación John Enser, socio de CMS, dijo que las propuestas de vídeo a la carta otorgan a la secretaria de Cultura del Reino Unido, Nadine Dorries, la decisión final sobre si servicios individuales como Netflix serán regulados o no.

“Se trata de una reinserción masiva del control político en la regulación de los medios de comunicación, que no está permitida en la UE, donde los reguladores de los medios tienen que ser independientes”, dijo Enser por correo electrónico.

El funcionario se remite al artículo 30 de la Directiva de Servicios de Medios Audiovisuales del bloque, que establece que los reguladores de los Estados miembros deben ser jurídicamente distintos y funcionalmente independientes de sus respectivos gobiernos. Los representantes de la DCMS no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre este punto.

Dorries también impulsará la venta de la emisora estatal en abierto Channel Four Television Corp, que se enfrenta a la oposición de todos los principales partidos políticos británicos.

PUBLICIDAD

Channel 4 podrá producir y vender sus propios contenidos, pero mantendrá varias obligaciones de encargar programas a productores independientes, producir fuera de Londres y un mandato para mostrar noticias, así como programas originales e “innovadores”.

Un portavoz de ITV dijo que estudiaría las propuestas, pero que “parecen muy sensatas” a primera vista.

PUBLICIDAD