Economía

Economía de EE.UU. se contrajo en primer trimestre: la visión de los analistas

La economía más grande del mundo registró una contracción del 1,4% durante el primer trimestre de 2021. ¿Qué panorama ven los analistas del mercado, que hará la Fed?

Sello de la Fed
29 de abril, 2022 | 12:04 PM
Tiempo de lectura: 6 minutos

La caída del 1,4% del Producto Interno Bruto (PIB) de los Estados Unidos durante el primer trimestre fue una sorpresa para el mercado, dado que las proyecciones eran de un crecimiento de cerca del 1% para el periodo. Pero, más allá de la decepción generada por la noticia, la mayoría de analistas consultados por Bloomberg Línea restó gravedad a la cifra divulgada el jueves.

Desde a Oficina de Análisis Económico del gobierno se atribuyó la retracción observada entre enero y marzo, entre otros factores, al impacto económico de la variante ómicron del Covid-19 y a la caída en el monto de pagos gubernamentales en lo que refiere a sus paquetes de ayuda durante la pandemia. También han afectado al resultado los problemas de la cadena de suministros y la inflación.

Por su parte, el presidente, Joe Biden, culpó de la primera contracción de la economía estadounidense desde 2020 a “factores técnicos” y dijo que el empleo, el gasto del consumidor y la inversión siguen siendo sólidos.

PUBLICIDAD

El dato de retracción del PIB significa menos de lo que aparenta, ya que se sigue estimando que en el segundo trimestre la economía estadounidense crecerá 3,9%”, explicó Javier Timerman, quien es socio en Adcap Grupo Financiero y cuenta con tres décadas de experiencia en Wall Street.

El especialista agregó que “el mal dato de este trimestre se debió a una reducción de inventario” y a que hubo “mucha importación”, ya que se aprovechó que el dólar estaba fuerte en el mundo.

En sintonía con lo mencionado por Timerman, el director de Análisis Financiero de Black Wallstreet Capital, Jacobo Rodríguez, también relativizó la contracción anunciada por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, por considerar que tal resultado “se explica por un crecimiento acelerado de la economía de Estados Unidos en el último trimestre del año pasado”.

PUBLICIDAD

“Hay que tomar el dato negativo con cierta prudencia ya que la base de comparación es alta”, sintetizó Rodríguez.

¿Qué hará la Fed?

La Reserva Federal (Fed) de EE.UU. viene mostrando una postura cada vez más hawkish (tendiente a subir tasas) para frenar una inflación que llegó al 8,5% interanual, su mayor nivel en cuatro décadas. En dicho contexto, la principal pregunta que se hacen los operadores de mercado es si el dato sorpresivo puede afectar el camino que había iniciado la entidad monetaria que conduce Jerome Powell.

Es decir, si la Fed puede frenar el recorte de liquidez planeado por temor a que la economía se enfríe a partir de este sendero de endurecimiento monetario.

Cabe recordar que el banco central estadounidense, durante la pandemia, aportó una enorme liquidez a la economía, manteniendo su tasa en un rango bajo, de 0-0,25% y comprando bonos del Tesoro y títulos respaldados por hipotecas (hasta noviembre venía adquiriendo US$120.000 millones por mes entre ambos instrumentos).

Dicho aporte fue una inyección de capital revitalizador que benefició al mercado accionario y, principalmente, a los valores de crecimiento, como las acciones tecnológicas.

Pero tanto, Timerman como Rodríguez señalaron que los inversores no deben esperar una Fed menos agresiva de lo planeado, ya que los datos del PIB difundidos el jueves no cambian nada.

PUBLICIDAD

Para Timerman las cifras de inversión y consumo siguen siendo fuertes en EE.UU. “Dudo que la Fed cambie de política, más cuando el número de inflación en Alemania (7,4% interanual) fue peor de lo esperado y los rendimientos del Tesoro estadounidense a 10 años están subiendo”.

La Fed viene de incrementar su tasa de política monetaria en 25 puntos básicos el 16 de marzo y se espera una suba de 50 puntos básicos para la semana que viene. Además, algunos miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed adelantan que podría haber entre 5 y 6 aumentos en los tipos de interés durante 2022.

En este contexto más restrictivo, el índice tecnológico Nasdaq lleva una caída en torno al 19% en lo que va del año, ya que sus acciones son las más sensibles a una alza en el costo del dinero.

PUBLICIDAD
El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dejó a entrever que viene una Fed más restrictivadfd

Encrucijada

Rodríguez planteó que el banco central estadounidense se encuentra en una “encrucijada”, ya que el endurecimiento de la política monetaria tendrá incidencia en una economía que ya viene desacelerándose. “Aún así, la recuperación del empleo y el aceleramiento de la inflación debería justificar incrementos consecutivos en las tasas de referencia”, subrayó.

En sintonía con sus colegas, el analista argentino Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, también estimó que la caída en el PIB no llevará, en principio, a una Fed “menos hawkish que lo que sus distintos miembros del organismo han ido manifestando recientemente”.

PUBLICIDAD

Seguramente veamos la semana que viene una suba de 50 puntos básicos en la tasa de referencia, así como el anuncio de inicio de reducción en la hoja de balance de la autoridad monetaria”, anticipó Franco.

Ante la pregunta de si una menor liquidez puede complicar a las acciones de crecimiento, Franco afirmó: “Creemos que hay valor en equity norteamericano en un contexto de alta inflación y tasas reales que persisten en terreno negativo, pero nos parece lo mejor seleccionar compañías sólidas con buenos fundamentos”.

Quien aportó una mirada distinta respecto del rumbo de la Fed fue Arturo Frei, gerente general de Renta4 Chile. Según su mirada, es probable que la Fed “no pueda llevar a cabo su camino alcista de tasas de interés y tenga que detenerse en el camino”, algo similar a lo ocurrido el año 2018, “debido a las fuertes caídas de las bolsas”.

PUBLICIDAD

Si esto sucediese, marca Frei, “las principales oportunidades se podrían ver en el Nasdaq y las tecnológicas, las cuales descuentan sus beneficios a plazos más largos y, por ende las variaciones en las tasas de interés influyen en mayor medida en sus valoraciones empresariales”.

Crecimiento volátil

Por otro lado, un informe elaborado por Scott Hoyt, senior director en Moody’s Analytics, destacó que el crecimiento económico de Estados Unidos sigue siendo volátil, ya que fue de casi un 7% en el segundo trimestre de 2021, menos del 2,5% en el tercer trimestre, casi un 7% en los últimos tres meses del año pasado y luego cayó un 1,4% en el mayor trimestre.

U.S. President Joe Biden speaks while meeting with small business owners in the Eisenhower Executive Office Building in Washington, D.C., U.S., on Thursday, April 28, 2022. Biden is expected to discuss the "small business boom" during Biden's term in office according to the White House. Photographer: Samuel Corum/Bloomberg dfd

En ese contexto, Hoyt resaltó: “El mayor rendimiento del bono del Tesoro a 10 años está elevando las tasas hipotecarias, pero la diferencia entre las tasas hipotecarias y los rendimientos del Tesoro también se ha ampliado drásticamente. Esto refleja la opinión de los inversores de que la Fed pronto venderá sus valores respaldados por hipotecas”.

PUBLICIDAD

Hoyt indicó que, si bien una tasa hipotecaria del 5% (en relación a la actual) no es tan alta según los estándares históricos “tendrá una poderosa atracción gravitatoria sobre los crecientes mercados hipotecario y de la vivienda”.

Además el ejecutivo aseguró que los mercados de renta variable y de vivienda parecen “sobrevalorados” y que los primeros, en particular, “corren el riesgo de sufrir una nueva corrección”.

Proyecciones

Moody’s estima que en 2022 el PIB real aumente cerca del 3% y consideró que la reposición de inventarios apoyará este crecimiento.

Sin embargo, el análisis de la calificadora de riesgo contempla que ciertas amenazas a la expansión como la guerra en Rusia y su potencial daño a las cadenas de suministros pueden tener un impacto inflacionario. Otra amenaza es que el aumento de las tasas de interés pueda desacelerar el crecimiento.

Más inflación PCE de lo esperado

En las últimas horas se publicó una estadística que puede llegar a fortalecer la intención de la Fed de dar pelea al incremento generalizado de precios: el dato de inflación PCE de Estados Unidos (que mide el gasto en consumo personal) en marzo ha subido hasta el 6,6% en tasa interanual, situándose por encima de las expectativas de mercado.

No obstante, la lectura subyacente bajó levemente al 5,2% lo que podría apuntar al inicio de una suavización de las presiones inflacionarias.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), el organismo de la Fed que decide la política monetaria, tiene previsto reunirse entre el 3 y el 4 de mayo.

PUBLICIDAD