PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Brasil en español

Banco central de Brasil: Aún no se ven efectos de alzas de tasas

La inflación anual superó el 12% a principios de abril, impulsada por los mayores costos del petróleo tras la invasión rusa a Ucrania

El Banco Central de Brasil en Brasilia, Brasil, el miércoles 2 de febrero de 2022.
Por Maria Eloisa Capurro
10 de mayo, 2022 | 03:49 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El banco central de Brasil dijo que gran parte del impacto de un ciclo “intenso y oportuno” de alzas de las tasas de interés aún está por verse, pese a que una inflación cada vez mayor ya está abrumando a la economía más grande de América Latina.

Encargados de política monetaria escribieron que una probable extensión del ajuste con un alza más pequeña en junio era apropiada para llevar las expectativas inflacionarias a su objetivo, según las minutas de la reunión de tasas del 3 y 4 de mayo, cuando la junta elevó los costos de endeudamiento en un punto porcentual completo.

PUBLICIDAD

“Se enfatizó que el actual ciclo de ajuste monetario fue bastante intenso y oportuno y que, debido a los rezagos de la política monetaria, gran parte del efecto contractivo esperado y su impacto en la inflación actual aún están por verse”, escribieron en las minutas publicadas el martes. Su estrategia, junto con el ajuste que se ha implementado, “refuerza la postura cautelosa de la política monetaria y enfatiza el incierto escenario”, escribieron.

Brasil se enfrenta a unas estimaciones de inflación elevadas mientras los tipos de interés siguen subiendodfd

Encargados de política monetaria encabezados por Roberto Campos Neto están afinando el fin de un ciclo de ajustes que ha agregado 10,75 puntos porcentuales a los costos de endeudamiento en cerca de un año. Enfrentan una persistente inflación de dos dígitos junto con pronósticos de alzas en los precios al consumidor. Los empleados públicos exigen mayores salarios para compensar la pérdida de poder adquisitivo, lo que se suma al problema de materias primas más costosas.

La inflación anual superó el 12% a principios de abril, impulsada por los mayores costos del petróleo tras la invasión rusa a Ucrania. Los principales bancos de Wall Street ahora estiman que los precios al consumidor superarán el 9% a fines de año, muy por encima del objetivo de 3,5% de 2022.

PUBLICIDAD

El lunes, la estatal Petróleo Brasileiro S.A., comúnmente conocida como Petrobras, elevó los precios del diésel a 4,91 reales (US$0,96) por litro frente a los 4,51 reales por litro previos, según un comunicado. Los costos de gasolina se mantuvieron sin cambios.

No obstante, extender el ciclo de alzas podría resultar difícil en medio de dificultades en la actividad económica. La mayoría de los analistas estiman un crecimiento del producto interno bruto de solo 0,7% este año, según la encuesta más reciente del banco central a economistas, publicada el 2 de mayo.

“El Comité destacó que el crecimiento económico estuvo en línea con las expectativas, pero el ajuste de las condiciones financieras conlleva el riesgo de una desaceleración mayor a la anticipada en los próximos trimestres, cuando sus impactos tiendan a ser más evidentes”, escribieron los banqueros centrales en las minutas.

El banco central de Brasil también está sopesando una perspectiva global más complicada ante el aumento de los costos de endeudamiento de la Reserva Federal de Estados Unidos. La semana pasada, el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que actuaría “rápidamente” para controlar la inflación.

En las minutas, los encargados de política monetaria escribieron que la perspectiva global genera riesgos de presiones inflacionarias más persistentes.

PUBLICIDAD