PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Europa

Turquía desbarata las esperanzas de Suecia y Finlandia de ingresar a la OTAN

Erdogan citó la preocupación por la presencia de “terroristas” en ambos países. Cualquier ampliación de la alianza requiere la aprobación unánime de los miembros

El presidente turco se manifestó en contra de la accesión de Finlandia y Suecia a la OTAN
Por Selcan Hacaoglu
13 de mayo, 2022 | 07:59 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Turquía no está a favor de que Suecia y Finlandia se unan a la OTAN, dijo el viernes en Estambul el presidente Recep Tayyip Erdogan, echando por tierra las esperanzas de ambos países de ingresar fácilmente en la alianza militar.

Erdogan citó la preocupación por la presencia de “terroristas” en ambos países. Turquía se ha quejado anteriormente de que los partidarios de los militantes kurdos separatistas que luchan por la autonomía en el sureste de Turquía han estado circulando libremente por Europa.

PUBLICIDAD

Cualquier ampliación de la OTAN requiere la aprobación unánime de los miembros de la alianza. Turquía es miembro de la OTAN desde 1952.

“Estamos siguiendo los acontecimientos relativos a Suecia y Finlandia, pero no tenemos una mentalidad positiva”, dijo Erdogan en declaraciones televisadas tras las oraciones del viernes en Estambul. “Los países escandinavos son como casas de huéspedes de organizaciones terroristas. Incluso participan en sus parlamentos. En este momento, no es posible que lo veamos de forma positiva”.

Algunos presuntos partidarios de Fethullah Gulen, el clérigo afincado en Estados Unidos que, según Erdogan, fue el autor intelectual de un intento de golpe de Estado en Turquía en 2016, también han huido a Europa, incluidos algunos países escandinavos.

PUBLICIDAD

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha dicho en repetidas ocasiones que espera que todos los aliados acojan con satisfacción el posible ingreso de los dos países y que el proceso de adhesión sea rápido. Los portavoces de la alianza no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios. El Ministerio de Asuntos Exteriores finlandés no hizo comentarios inmediatos.

A pesar de su orientación hacia Estados Unidos y Europa occidental, Finlandia y Suecia habían apostado desde la Guerra Fría por que su seguridad nacional estaba mejor protegida manteniéndose al margen de la OTAN. Pretendían evitar alterar el equilibrio militar en la región del Mar Báltico y provocar a Rusia. Pero la invasión rusa de Ucrania hizo que ambos países se replantearan su postura.

Turquía ha buscado un punto intermedio en la guerra de Ucrania. El gobierno de Ankara ha sido reacio a quemar sus puentes con el presidente ruso Vladimir Putin, en parte por temor a que una ruptura pusiera a las fuerzas turcas desplegadas en Siria en riesgo de ser atacadas por las tropas gubernamentales sirias respaldadas por Rusia. Pero ha suministrado a Kiev aviones no tripulados letales de fabricación turca y ha cerrado sus estrechos y su espacio aéreo a los barcos y aviones militares rusos.

--Con la ayuda de Firat Kozok.

PUBLICIDAD