PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Europa

Líderes de Finlandia respaldan unirse a OTAN; Suecia se encamina a hacer lo mismo

El cambio en la posición de Finlandia fue estimulada por la invasión rusa. Suecia planea enviar una solicitud el lunes, informó el jueves el periódico Expressen

Sauli Niinisto
Por Leo Laikola y Kati Pohjanpalo
12 de mayo, 2022 | 06:51 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Finlandia y Suecia están cada vez más cerca de ingresar a la OTAN, lo que supondría una nueva sacudida en el panorama de la seguridad europea tras la invasión rusa de Ucrania.

Los máximos responsables políticos de Finlandia, el presidente Sauli Niinisto y la primera ministra Sanna Marin, han apoyado la solicitud, y es probable que el gobierno sueco haga lo mismo en los próximos días.

PUBLICIDAD

“Finlandia debe solicitar el ingreso en la OTAN sin demora”, dijeron Niinisto y Marin en una declaración conjunta el jueves. El ingreso en la Organización del Tratado del Atlántico Norte haría a Finlandia más segura, y “como miembro de la OTAN, Finlandia reforzaría toda la alianza de defensa”, dijeron.

El cambio en la posición defensiva de Finlandia fue estimulada por la guerra a gran escala que Rusia está librando en Ucrania. La vecina Suecia planea enviar una solicitud el lunes, informó el jueves el periódico Expressen, citando fuentes que no identificó.

Tras la agresión rusa, que ha cambiado repentinamente la percepción en Europa de las amenazas regionales, países del continente incluyendo a Alemania se han inclinado por el rearme. Dinamarca está celebrando un referéndum para unirse a la cooperación militar de la Unión Europea, y la OTAN está impulsando su disuasión en el este.

PUBLICIDAD

Los países nórdicos buscan disuadir la agresión de Rusia, que el 24 de febrero invadió Ucrania y ha amenazado a ambos con las consecuencias si se unen al bloque. El ataque, que el presidente ruso Vladimir Putin ha calificado repetidamente de “inevitable”, hizo que la opinión popular en ambos países nórdicos cambiara de la noche a la mañana a favor de la entrada.

La aprobación del presidente y el primer ministro de Finlandia pone una de las últimas piezas del rompecabezas, antes de que el mayor partido de la coalición -los socialdemócratas- decida su postura oficial el sábado, y se espera que la decisión formal llegue el domingo. El Parlamento, donde más de dos de cada tres legisladores apoyan la solicitud, se está preparando para un debate el lunes, según dijo el jueves el presidente Matti Vanhanen.

Se espera que los aliados de la OTAN respalden unánimemente cualquier solicitud de Finlandia y Suecia para unirse a la alianza, en caso de que decidan hacerlo, dijeron los diplomáticos. Añadieron que tratarían de acortar al máximo el tiempo entre la solicitud y la adhesión, cuando los países tendrían de los compromisos de defensa colectiva en virtud del artículo 5.

Las solicitudes de adhesión tendrían que ser ratificadas por los parlamentos de los países de la OTAN antes de conseguir la entrada, un proceso que puede llevar meses.

Los pasos que deben seguir los países para unirse a la alianzadfd

Ambos países ya han obtenido compromisos de seguridad por parte de Estados Unidos y el miércoles firmaron acuerdos de cooperación con el Reino Unido. Finlandia acogerá el viernes cuatro aviones de combate A-10 y un KC-135 Stratotanker estadounidenses en su espacio aéreo para una operación de reabastecimiento aéreo, según informaron las fuerzas de defensa.

La población finlandesa, de 5,5 millones de habitantes, vive a la sombra del poderío militar de su vecino oriental y defiende una frontera de 1.300 kilómetros. Dos guerras contra la Unión Soviética en el siglo XX, más de 100 años como parte del imperio ruso e innumerables encuentros sangrientos en los siglos anteriores han dejado su huella en los pragmáticos finlandeses, armados hasta los dientes y muy preparados para contrarrestar agresiones.

PUBLICIDAD

Suecia, con 10 millones de habitantes, está lidiando con el abandono de su política de no alineamiento militar, mantenida durante décadas de neutralidad que vieron pasar la Guerra Fría y las guerras mundiales anteriores. Aun así, su dirección reciente ha sido clara: desde la anexión de la península ucraniana de Crimea por parte de Rusia en 2014, Suecia ha aumentado gradualmente el gasto militar para compensar un déficit anterior y ha buscado una cooperación cada vez más estrecha con la OTAN.

Preparándose para las represalias

Los responsables de formular políticas se preparan ahora para posibles represalias de Rusia, que les ha amenazado con “graves consecuencias” y con llevar armas nucleares a su exclave báltico de Kaliningrado si se unen. Funcionarios de la vecina Lituania dicen que esa medida ya se produjo hace años.

También es probable que se produzcan ciberataques, violaciones del espacio aéreo y otras actividades maliciosas, y Rusia también podría expulsar a diplomáticos en señal de protesta. Antes de invadir Ucrania, Putin exigió que la OTAN garantizara que no se expandirá hacia el este.

Rusia está “preparada para atacar a un país vecino”, dijo Niinisto el jueves. “Así que, cuando se pregunte cómo ven la posible adhesión de Finlandia”, dijo, “mi respuesta sería que tú has provocado esto, mírate al espejo”.

PUBLICIDAD