Uruguay

“Este no va a ser un buen año para ANCAP”, dijo el ministro de Industria uruguayo

Omar Paganini advirtió sobre las dificultades para la empresa por ajustar debajo del precio de referencia internacional

. Foto: Presidencia de la República.
01 de junio, 2022 | 11:06 AM

Montevideo — El ministro de Industria de Uruguay, Omar Paganini, afirmó este miércoles que el 2022 “no va a ser un buen año para ANCAP” bajo el argumento de que pese, a registrarse la quinta suba de combustibles del año, en todos los casos el gobierno asumió pérdidas con caja del Estado por fijar las tarifas por debajo del precio de paridad de importación (PPI), el valor teórico de referencia para los productos terminados.

En el Poder Ejecutivo uruguayo abren la puerta a un año con balance negativo de la empresa petrolera estatal, ya que debido a los altos precios del crudo, si el objetivo fuera equilibrar esos precios a través de la venta al público, deberían aplicar un alza de tarifas de un valor que le podría traer mayores costos políticos al gobierno. De hecho, de momento, el gobierno resolvió en las cinco subas del año ajustar por debajo del PPI.

El ministro dijo que el gobierno busca “mitigar lo más que se pueda” la coyuntura de aumento internacional del crudo “en la medida que las finanzas de ANCAP lo permitan”. El secretario de Estado defendió que el ajuste sea mensual ya que, según afirmó, permite al gobierno ser más “prudente” en una coyuntura volátil.

PUBLICIDAD

“Este mes por ejemplo el gasoil en vez de subirlo $10, lo subimos $3. Eso da pérdidas de ingresos de decenas de millones de dólares. Se va sumando, se va viendo la caja de ANCAP y se van viendo los resultados finales. Al final de todo, este año no va a ser un bueno año para ANCAP, inevitablemente, porque no estamos recuperando todos los costos pero bueno, lo vamos llevando. ANCAP de repente toma un poco más de deuda y esa decisión es la que se toma todos los meses”, afirmó Paganini.

La nafta súper 95 subió desde este miércoles $1,5 y pasará a costar $80,88 por litro, mientras el gasoil ajustó $3, y saldrá $64,99 por litro. El aumento de la nafta fue de 1,88 % y el gasoil de 4,83%. Según la proyección de los precios en el surtidor del Ministerio de Industria, a partir del PPI, el aumento por litro para las naftas debería ser de $6,41 y el del gasoil de $10,75 para eliminar el desfasaje en el valor de venta al público.

Las declaraciones de Paganini fueron en línea con afirmaciones realizadas el sábado por el presidente Luis Lacalle Pou. “Cada vez que no aumentamos lo que debemos de aumentar, que es lo que viene pasando de hace un tiempo, eso es sacrificio de ANCAP. La espalda básicamente se terminó. Obviamente es renunciar a mantener las cuentas balanceadas”, dijo el jefe de Estado durante una rueda de prensa en el departamento de Colonia.

PUBLICIDAD

Según número presentados por el Ministerio de Economía y Finanzas, las cuentas públicas habían resignado hasta mayo unos US$60 millones por ajustar debajo del precio de referencia internacional.

Paganini señaló que la guerra en Ucrania “ha impulsado el petróleo hacia arriba”. “Lo que nosotros intentamos hacer en la medida de lo posible es poder mantener los precios de los combustibles por debajo de la paridad de importación y eso es lo que hemos hecho todos estos últimos meses. Hace nueve meses que los precios en Uruguay están por debajo de la paridad de importación, lo cual no sucedía históricamente”, añadió.

En opinión del ministro, si los precios internacionales siguen su evolución, “no hay espalda de ninguna manera”. “Tomamos la decisión de subir porque entendemos que hay que ser prudentes, ir cuidando las cuentas de ANCAP, y no terminar en un problema de caja como nos mostró la administración anterior que generó un agujero de caja enorme pero además cobrándole a los ciudadanos por encima de la paridad de importación”, dijo.

El gobierno destacó este martes en el comunicado donde anunció el aumento de tarifas que la cotización del petróleo Brent aumentó 51% en lo que va del año, al pasar de US$ 74 por barril en el promedio de diciembre a US$112 en el promedio de mayo.

El último balance

La empresa estatal ANCAP tuvo ganancias generales por US$88 millones en el año 2021, apalancado por los rubros en los que el grupo compite, la venta de combustible al ente de electricidad UTE para exportar energía a Brasil, y una cobertura del tipo de cambio. En el sector monopólico de los combustibles hubo pérdidas por US$32 millones.

Ancap vendió en 2021 productos en el mercado interno por unos US$159 millones debajo del PPI. El subsidio al supergás que pagó la empresa estatal en 2021 fue de US$108 millones, sumado a unos US$19 millones por la nafta súper y US$15 millones por gasoil, según los números de la compañía.

PUBLICIDAD

El resultado positivo por la venta de combustible a UTE fue de US$56 millones, según el balance de la empresa. Paganini dijo este miércoles que ese dinero ya fue utilizado, y que ahora apuntan a mejorar la eficiencia en la empresa, mientras un tipo de cambio más bajo que el año anterior también los favorece.

La compañía había tenido en 2020 pérdidas por US$12 millones, mientras en 2019 el resultado positivo fue por US$39 millones.

Cifras expresadas en millones. Los pesos fueron convertidos a tipo de cambio de cierre = $UYU 44,695/USD.dfd

El proceso para aumentar combustibles

El precio del combustible es fijado por el Poder Ejecutivo mediante un decreto. En la práctica, el presidente resuelve en acuerdo con integrantes de su gabinete. Este gobierno anunció que para hacerlo seguiría la regla del PPI como un mecanismo de transparencia para la venta al público, en una posición crítica con el gobierno anterior que mantuvo los combustibles por encima del precio internacional del crudo.

PUBLICIDAD

Para tomar la decisión, el presidente y los ministros reciben todos los meses diferentes informes. Por un lado la petrolera estatal Ancap presenta una propuesta para cubrir sus costos. Por otro, la Ursea define el PPI y realiza una sugerencia, de acuerdo al mecanismo que quedó establecido en la Ley de Urgente Consideración. Esto debe ser revisado al menos una vez cada 60 días. Con los elementos sobre la mesa, la cúpula del gobierno toma la decisión.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

PUBLICIDAD

Basura por metanol: el proyecto con que Uruguay busca vender combustible a Maersk

Nafta: precio en Argentina se mantendría estable al menos hasta septiembre

PUBLICIDAD