PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Bancamiga: La reducción del encaje legal es un paso corto, pero seguro para la reactivación

Ariel Martínez, presidente de la entidad financiera en Venezuela, evalúa las medidas que se han tomado para darle impulso al crédito y al sistema financiero

Ariel Martínez, presidente ejecutivo de Bancamiga Banco Universal / Foto Francisco Arocha
07 de junio, 2022 | 08:31 am
Tiempo de lectura: 16 minutos

Bancamiga es una de las entidades bancarias más jóvenes en Venezuela. En 2017 se convirtió en un banco universal, que dos años después, empezó un despunte que lo ubica actualmente en el octavo puesto del top 10, con un monto de 983,6 millones de bolívares de su activo total y un aumento interanual de 390,7%.

En el más reciente informe de Aristimuño Herrera & Asociados se destacó su sorpresiva escala en el último año. Su presidente ejecutivo, Ariel Martínez, lo atribuye a las oportunidades que durante la pandemia, la institución no dudó en aprovechar. Hoy, a diferencia de otros bancos privados en el país, están dedicados a la apertura de nuevas agencias, un cálculo que ha sido minuciosamente pensado, según han indicado previamente.

PUBLICIDAD

Aún no son parte de la Bolsa de Valores de Caracas, pero es cuestión de tiempo. Las estrategias que vienen implementando le darán el valor a la acción que buscan, y a la que darán paso en el “momento oportuno”, que acorde a la percepción que tiene la dirección ejecutiva del banco, es ahora.

Martínez, en entrevista exclusiva con Bloomberg Línea, explica la visión que tiene la banca hacia la Venezuela que ha experimentado un leve crecimiento, y en la que a su juicio, plantea escenarios de mejores años para la banca nacional.

PUBLICIDAD

Luego de 10 años de su nacimiento en 2007, Bancamiga se convirtió en un banco universal. Desde entonces, se ha caracterizado por ser pioneros en algunas herramientas: transacciones en pago móvil, la cuenta Cash en dólares, la tarjeta de divisas. ¿Cuánto de ese público captado para esos productos se han podido mantener en el tiempo y cuál ha sido el nivel de crecimiento?

El crecimiento más abrupto ha ocurrido a partir del 2019. El banco, efectivamente, a partir del 2017, como Banco Universal, con los productos básicos que pueda tener cualquier institución comenzó una campaña importante para captación de clientes, pero faltaba ese rompe, eso que te diferencian las instituciones financieras con un mayor crecimiento, que no las instituciones financieras que han estado en una misma línea de negocios con el paso de los años y no tienen ese incremento como tuvo o como tiene actualmente Bancamiga. El banco comenzó a partir del segundo semestre del 2019 y realmente tengo que confesarlo de esa manera, fue producto de la malvenida pandemia. Lamentablemente, la pandemia, que para todo el mundo, realmente fue un inconveniente, para el banco fue la posibilidad de incrementar su cartera de productos y servicios, brindándole la posibilidad de realizar operaciones sin la presencia en agencias, o brindándole la posibilidad de tener un abanico de productos tan importantes como llegar a tener en un momento determinado cinco tipos de cuenta, la cuenta corriente, la cuenta en dólares cash, la cuenta en euros cash, la cuenta electrónica en dólares y la cuenta electrónica en euros, o sea, llegó un momento en que tú podías, abriendo la cuenta en bolívares, automáticamente en tu internet banking, podías abrir las otras cuatro con un simple botón de de apertura.

Ariel Martínez, presidente de Bancamiga en entrevista con Bloomberg Línea / Foto Francisco Arochadfd

A partir de ese momento, empiezas a ver que la gente voltea hacia ti, entiende lo que quieres hacer, entendemos que es gente joven en el mercado financiero, tratando de provisionarse de productos y servicios que te faciliten, en ese momento, que era el peor momento, y que sería a finales del 2019 y el primer semestre del 2020, un momento terrible, que te permitía a ti poder realizar las operaciones de una manera rápida eficaz y segura. A partir de ese momento, es que el banco genera un crecimiento, en diferentes rubros de clasificación del banco, desde los activos, pasando por la cartera de crédito, las captaciones en moneda extranjera, que realmente fue abismal el crecimiento, pasando a tener en un momento determinado casi más del 400% en incremento de captaciones en dólares. Nosotros llegamos hace aproximadamente dos meses a estar ubicado en el segundo puesto del ranking bancario en captación de fondos en moneda extranjera, entonces ese incremento, tanto en los productos como en los servicios generó que el cliente volteará, entendiera y aceptará al banco, y eso generó, pasar en aproximadamente dos años y medio, de tener 25.000 clientes, a tener lo que en este momento tenemos, que son 400.000 clientes.

Entonces, ahí es donde está la estabilidad. El cliente lo que necesita es que el banco innove, que la institución financiera le permita que tenga herramientas suficientes, de hecho en los últimos productos han venido relacionados con eso, aumentar la línea de la tarjeta de crédito que tiene el banco hasta 1.200 bolívares, una de las más altas del mercado en la banca privada. Ahora venimos con el contactless, que va a permitir una revolución dentro del mercado financiero, que te va a permitir a ti hacer una operación que nosotros veríamos normal afuera, pero que aquí era en un momento dado una operación casi imposible.

¿Qué los hizo tomar el impulso de invertir en un país que estaba económicamente convulsionado?

Realmente había dos factores que iban en contra de cualquier motivación. No era solamente la pandemia, sino una crisis en el país, que persistía desde hacía aproximadamente siete años. El capital de esta institución es capital venezolano 100%, así que teníamos que entender cómo tú vas manejando las riendas de una institución. O seguimos en la misma línea de todos los días repitiéndose lo malo de la situación en Venezuela y ahora aunado a la pandemia, como para sentarse y decir: ‘bueno, vamos con lo que tenemos’, o en cambio cuando tú crees, cuando tú sabes, esa frase que en este momento todo el mundo repite, que es: ‘Venezuela ya no es la misma’, pues efectivamente, pero de repente lo que no es lo mismo es la gente.

PUBLICIDAD

Venezuela sigue siendo la misma, con sus problemas, sus virtudes, sus cosas positivas. Lo que no es la misma, es la gente. La gente entendió que cada uno, en su línea, tiene que ir cambiando la manera de pensar, la manera de actuar, la inversión, entonces todo eso unido pudo haber sido a finales del 2019, pudo haber sido en el primer semestre del 2020, pudo haber sido en el 2021, pero había que cambiar ese paradigma de estar sentado viendo al cielo diciendo: ‘Bueno, qué problema con este país, qué problema ahora que llegó la pandemia’, entonces entender la posición del país, el ir adelante, no nos interesa la posición de los demás, vamos nosotros con lo que tenemos, con lo que podemos ofrecer, de hecho se está comprobando una segunda fase, que es desde el segundo semestre del año pasado, donde estamos abriendo una cantidad constante de agencias que ya vamos por 31, hemos abierto 8 nuevas agencias desde octubre, aproximadamente desde septiembre-octubre del año pasado y eso es parte de toda esta planificación de toda esta estructura de negocios, donde independientemente como vaya el país, nosotros tenemos que seguir con nuestras ideas en porcentaje.

¿La inversión de Bancamiga en el mercado venezolano será mayor o menor a los años prepandemia?, ¿cuál es la apuesta del grupo para la Venezuela que viene?

Es mayor, un nuevo posicionamiento a nivel nacional, estamos abordando la zona occidente y la zona oriente del país, estamos apostando por nueva tecnología para ello, para que sea una nueva tecnología, indudablemente, pasa por una gran inversión en equipo, en plataforma, en diferentes sistemas que permiten y le den seguridad al cliente, y por supuesto que va de la mano con la creación del nuevo parque de agencias, donde las tienes que dotar de la mayor tecnología, dónde la tienes que dotar de la mayor seguridad. Eso viene de la mano, seguramente, con las decisiones del Ejecutivo Nacional en cuanto a la capitalización de los bancos que deben realizarse en el próximo en este mes de junio y en el mes de septiembre, dónde, se establece en la norma que los bancos tendrán que capitalizar un 3% equivalente de los activos al 31 de diciembre, eso genera una nueva entrada de dinero fresco de parte de los accionistas, que por supuesto van a ser utilizados y manejados en todas estas posibilidades y todos estos recursos que va a tener el banco en cuánto a tecnología.

PUBLICIDAD

Desde el Ejecutivo se han tomado medidas recientes a favor de la banca nacional, se habla de una nueva política de reconocimiento al sector privado. Hubo una reducción del 85% a un 73% del encaje legal, se reactivó el crédito bancario. ¿Cómo percibe Bancamiga estos cambios?

Bueno, son pasos que se vienen realizando desde inicio del año. Son pasos cortos, pero seguros. De repente uno analiza y la disminución del encaje legal no es como uno esperaba, pero yo creo que es el primer paso. Para mí no está descartado que durante este ejercicio haya más ajustes en cuanto a disminuciones en el encaje legal, cuando a eso le sumas la posibilidad producto de esta disminución del encaje, de que puedas prestar hasta un 10% de tus captaciones en dólares, es un primer paso.

Si lo que buscamos es expandir el nivel de financiamiento, darle la oportunidad a una mayor diversificación, democratización en cuanto a préstamos, yo creo que es un buen paso que se dio inicialmente, no el más amplio, el más óptimo, porque no podemos salir de donde estábamos realmente, con pasos muy largos, porque podemos correr ciertos riesgos. Entonces me parece que son unos pasos bien seguros, y si a eso le adicionas la estabilidad que ha habido en cuanto al tipo de cambio y el controlar relativamente, o más que relativamente la inflación, son puntos importantes para nosotros como institución, donde nos permite planificar un poco más a mediano plazo, porque antes era realmente imposible, y este nos permite abordar un mayor abanico de posibilidades en cuanto a desarrollo de negocios dentro del banco, así que considero que esas decisiones del Ejecutivo Nacional, si bien es cierto, todos aspirábamos que fuesen un poco más amplias, yo creo que es un muy buen paso.

PUBLICIDAD

Bancamiga ha relucido recientemente por ser uno de los bancos con el incremento más alto en los límites de sus tarjetas de crédito, superando incluso los 200 dólares. ¿Cree Bancamiga que el poder adquisitivo del venezolano podría mejorar próximamente y por ello se ha arriesgado en esta apuesta?

Es así, seguramente. Nosotros arrancamos con 4 millones de dólares en el ejercicio 2021 y ya en este momento estamos en 16 millones de dólares en créditos otorgados, adicionalmente estamos emitiendo dos nuevos productos, o mejor dicho, uno que ya lo teníamos, que era la tarjeta de crédito Mastercard, que la subimos hasta 1.200 bolívares y estamos emitiendo la tarjeta Visa, también en el mismo límite. ¿Qué significa eso?, estamos hablando de 2.400 bolívares que representa casi un poco más de 400 dólares, que efectivamente eso ayuda muchísimo al cliente del banco, y considerando o tomando en cuenta que ese incremento en el poder adquisitivo del venezolano va a ir constante, lento pero también con pasos firmes hacia final de año, que yo creo que se va a ver con números mucho más prácticos, que realmente deje ver que este es el comienzo de un crecimiento del país, tanto para las instituciones como para la gente de a pie.

¿Se podría decir que existe una recuperación de la banca nacional?

Yo creo que sí, basta ver los números, fíjate algo muy importante que ha observado en los últimos rankings de la banca venezolana, han migrado un poco las captaciones en moneda extranjera a moneda nacional. Efectivamente hay un interés del gobierno nacional en darle solidez y darle importancia a el bolívar digital, y poco a poco, tú ves que hay un posicionamiento un poco mayor, antes creo que era el 55% o 60% de las captaciones en moneda extranjera y ya redujeron al 42%, el resto es en bolívares. Entonces ese tipo de cosas hacen que efectivamente tú estés en presencia de algo que no habías visto hace 10 años, 15 años, y eso habla de que efectivamente este podría ser el primer año del resto de nuestros mejores años por venir.

PUBLICIDAD

¿Cree que esos productos en moneda extranjera pasen en algún momento a segundo plano en caso de que se logre la recuperación del bolívar?

No creo. Eso siempre se va a estar manejando, se manejaba antes de la crisis, no los productos, pero se manejaba el dólar de una manera importante antes de la crisis, durante la crisis y después de la crisis va a seguir. Lo que sí va a variar, lo que yo creo que puede variar es la proporcionalidad entre captaciones en moneda extranjera y captaciones en bolívares digitales. Yo creo que en este momento, con un 50% y 50%, yo creo que es un primer paso importante en la recuperación, y efectivamente los productos, no solamente que vas a seguir teniendo los mismos productos en moneda extranjera, sino que el banco trabaja constantemente para innovar y trabajar con nuevos servicios que te permitan a ti utilizar sus productos moneda extranjera. Tenemos más productos en moneda nacional, que en moneda extranjera, entonces, nosotros basado en ese equilibrio, estamos seguros que van a continuar sin ningún problema, todos los productos catalogados.

Las transacciones en sus mesas de cambio: ¿Cuál es el promedio de cambio al día? ¿Se ha mantenido esta curva en el último año o se ha pronunciado a la par del crecimiento económico en el país?

Se mantiene exactamente igual. Nosotros estamos haciendo un promedio de 120.000-130.000 operaciones mensuales, con un monto bruto de 70 millones de dólares, transado mensual promedio durante el año. Somos en ese aspecto, no quiero mencionar que el número uno, vamos a ponerlo 1-2 con otras instituciones financieras, en cuanto a los bancos que tienen desarrollado y que van líderes en este momento en mesa de cambio. Nosotros tenemos totalmente automatizada la plataforma, es totalmente segura y hay operaciones desde 5 dólares, 7 dólares, hasta montos importantes de nuestros clientes corporativos, así que Bancamiga, en ese aspecto, cuenta con uno de los productos de mayor solidez en las mesas de cambio.

PUBLICIDAD

¿Es posible entonces que la economía se mantenga mixta por un largo período?

No me atrevo a asegurar el largo período, constante, el período lo va a determinar las nuevas medidas que se puedan ir dictando, siempre en beneficio del venezolano de a pie, que pueda tener opciones tanto de inversión como de acceso a crédito, nuevos productos de captaciones en bolívares, entonces ahí ya tú vas a ver que hay una doble línea, que el producto en dólares o en moneda extranjera sigue activo, pero también paralelamente hay un interés importante en los bolívares digitales.

Analistas aseguran que estas medidas todavía siguen siendo insuficientes. ¿Ustedes lo valoran así, cuáles creen que serían los pasos para lograr ese objetivo?

Sí, insuficientes siempre serán, después de venir de dónde veníamos. No sé hasta qué punto, con unas medidas radicales favoreciendo la reducción del encaje en la apertura del crédito, yo no sé hasta qué punto hubiese sido provechoso, siempre es digno de destacar y uno siempre tiene la perspectiva que efectivamente vamos hacia otra línea, y hacia otra línea es ir con pasos muy medidos, porque de nada vale que yo hubiese llevado el encaje legal al 10%, porque no iba a funcionar en ese momento, por cómo está la estructura tanto de la banca como de la estructura financiera en sí del país, entonces yo creo que sí, que poco a poco vamos a ir tomando un rumbo, de hecho, lo ves con los indicadores, ya son otros indicadores, ya hay una estabilidad, desde las aerolíneas internacionales que quieren volver a Venezuela y que andan solicitando la apertura para las nuevas rutas, hasta la expansión sobre todo en el interior. Eso es donde nosotros más estamos trabajando, porque si bien es cierto, Caracas ha sido un centro importante, una demostración importante de este pequeño crecimiento, pero al fin crecimiento, el interior todavía necesitaba ese empuje. ¿Cómo lo logramos? Bueno, yo me voy a posicionar en cada uno de los estados, en tratar de que sea en cada una de las ciudades y ahí es donde yo tendré que dar ese impulso. Entonces todo en conjunto, lo que nosotros vemos desde el punto de vista de negocio, es un pequeño pero constante crecimiento, eso es lo que nosotros vemos desde el punto de vista institucional.

Desde el aumento salarial anunciado por el Estado, economistas han evaluado una mayor asignación de divisas por parte del Banco Central a la banca nacional. El 18 de abril, incluso se habló del monto semanal más alto desde 2019. ¿Esto es realmente así, qué tan positivo ha sido para Bancamiga?

Es un punto que quiero tocar, porque me quedé sorprendido con los análisis que nos hace una empresa de promedios mínimos, promedios máximos y el promedio regular y son completamente diferentes, y te estoy hablando de todas las ramas, no solamente de la banca, son completamente diferentes a lo que eran hace dos años, con respecto a las tablas salariales en el sector privado. Ahora, con la parte de la intervención, eso por supuesto ha ayudado muchísimo a controlar el tipo de cambio y yo creo que pudiera ser que esta variación en las últimas semanas, con el crecimiento del tipo de cambio, sea algo ayudado, algo deslizado para ajustar un poco más el tipo de cambio a lo que se pretende a final del año. Yo apuesto un dólar entre 8 y 9 bolívares a final de año, de acuerdo al movimiento, entonces esa intervención que cada vez es mayor, más profunda, ha generado esa estabilización en el tipo de cambio y control de la inflación, pero yo también tengo que pensar en los productores, en los industriales, donde también tengo que ir ajustando ese tipo de cambio para que no se vean afectados dentro de su desarrollo económico.

El Observatorio Venezolano de Finanzas, sin embargo, ha dicho que esta inyección de dólares en la economía, como política de estabilización del tipo de cambio, si bien ha logrado el objetivo, más bien retrasa el valor real de la tasa, que luego se podría ver disparado. ¿Cómo lo ve Bancamiga?

Lo que pasa es que ahí, y eso es un tema muy largo, yo he llegado a pensar que si están dados los factores para una explosión, yo en este momento tengo esa posibilidad de minimizada realmente. Yo sí, lo que estoy casi seguro, es que va a seguir un ajuste proporcional pequeño. Arrancamos el año con 4,5 bolívares el tipo de cambio, si llegas a 9, estamos hablando casi del 100%, pero es que antes estábamos acostumbrados a otra cosa, entonces esa participación, porque eso también va de la mano con los ingresos que esté recibiendo el país, sobre todo en la parte petrolera, entonces todo es un un juego de dominó dónde esperemos que todas las fichas sigan paradas como están en este momento. Hay una mayor posibilidad de ir controlando tanto la inflación como el tipo de cambio, pero no hay ni una alarma que me pueda determinar a mí, personalmente, que esto pudiera en cualquier momento explotar, sobre todo con la parte del mercado paralelo, que sí tiene un peso específico, pero que no lo veo con el poder, con la fuerza que tenía antes, porque simplemente está bancarizada una gran cantidad de clientes con sus cuentas y monedas extranjeras y eso hace que el banco te presente productos y servicios que tú puedas transar, que puedes hacer operaciones de cambio dentro de la institución, eso ya te va quitando poder e incidencia dentro de la fijación del tipo de cambio al mercado paralelo.

¿Cómo se han ido logrando estas alianzas comerciales para el uso de productos de este tipo, sobre todo en medio de la amenaza de retiro de empresas como Visa o Mastercard a raíz de las sanciones económicas? ¿Cree que existe mayor confianza por parte de estas empresas en el mercado venezolano?

Antes tú tenías que ir a las oficinas de Visa y Mastercard, a pedirle reuniones, para ver cómo íbamos, cómo hacíamos. Ahora Visa y Master son las que te visitan, para ver los productos que fortalecen su marca y que por supuesto fortalecen la posición del banco. La relación es excelente, la opinión que tienen como marca registrada en el país, han venido los gerentes generales de Latinoamérica a ver el caso venezolano y yo creo que por ese lado, el simple hecho de comenzar la cadena del contactless, para mí es el comienzo de un mayor desarrollo en cuanto a esa situación.

Todos los puntos de venta de Bancamiga tienen la tecnología de contactless, y eso hace que el usuario se interese más en ese tipo de producto, que le dé más fuerza a las marcas, tanto al banco como a Mastercard y Visa. Ha sido difícil, la primera institución que está emitiendo la tarjeta Visa en el mercado y también tenemos lo que es Master Debit, que va a fungir con la tecnología contactless para realizar las operaciones ordinarias. Yo creo que eso le da fuerza a estas empresas, todos los escenarios son positivos, sería para ellos ilógico pensar en recular en sus decisiones de lo que se tiene pensado invertir o pensado en trabajar aquí. Muchísimos representantes de Latinoamérica de Mastercard han venido a Venezuela para observar las instituciones, visitarnos y eso es un punto muy importante.

¿Usted cree que es el momento ideal para invertir en Venezuela o puede haber todavía riesgo?

Si tienes bien claro cuáles son las políticas del gobierno, qué desea el gobierno, si tienes bien claro cuál es la línea de cada institución financiera en cuánto a posibilidades de inversión, yo creo que efectivamente el venezolano medio y los grandes inversionistas tienen una buena oportunidad en este momento para estar invirtiendo, de hecho lo vemos desde hace casi un año y medio, eso sí más hacia el sector de alimentos, el sector específico de restaurantes, pero se están viendo los resultados. Entonces, ahora vendrá cada una de las líneas, pues era lógico que la parte de alimentos comenzará a crecer en primer término y después vendría tecnología, vendría comercio, vendría centros comerciales, el simple hecho de Sambil es un hecho que uno lo ve por otras aristas, pero para mí es un paso importantísimo. El simple hecho que se esté en este momento en el interior terminando de construir, acelerando la construcción de los centros comerciales, donde tú ves la creación de grandes cadenas, de marcas, eso es otra línea, eso es otro mensaje que se está dando, que es el momento realmente de comenzar a analizar esa oportunidad para invertir.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

PUBLICIDAD