Guatemala

En cinco meses Guatemala ha recibido más de US$7 mil millones en remesas familiares

Mayo registró un nuevo récord por el envío de US$1.592 millones por ese concepto, en comparación con abril pasado, cuando las remesas representaron US$1.516 millones, un crecimiento de un 5.03%.

que viven en el exterior son destinadas para la supervivencia de más de 6 millones de los 18 millones de habitantes que tiene el país.
09 de junio, 2022 | 07:00 am
Tiempo de lectura: 4 minutos

Guatemala — De acuerdo con los datos del Banco de Guatemala (Banguat) revelados el 7 de junio, refieren que, en los primeros cinco meses del año, las remesas sumaron US$7.045 millones, es decir, un 54% del total del 2021, mientras que el ritmo de crecimiento promedio interanual es del 26%.

En mayo del año pasado el país recibió US$5.603 millones y durante el mismo mes del 2020 el total enviado por los connacionales en el extranjero ascendió a US$3.917 millones.

PUBLICIDAD

La proyección para 2022 es que las divisas que llegan al país por remesas familiares superen los US$17.500 millones, el año pasado este ingreso alcanzó el 18% del Producto Interno Bruto (PIB) con US$15.295 millones.

Las divisas que envían los guatemaltecos que viven en el exterior son destinadas para la supervivencia de más de 6 millones de los 18 millones de habitantes que tiene el país, cerca del 33% del total de la población, de acuerdo con estimaciones de organismos internacionales.

PUBLICIDAD

En 2021, Guatemala contabilizó un nuevo récord de divisas recibidas por remesas al sumar US$15.295 millones, monto con el que se superó en un 34% los US$11.340 millones reportados en 2020, en el inicio de la pandemia de la covid-19. Un año antes, en 2019, recibió US$10.508 millones por el mismo concepto.

Guatemala se encuentra entre los cinco países de América Latina y el Caribe en los que las remesas tienen el mayor peso en la actividad económica.

Los determinantes de la migración son variados, entre los que se destacan: la búsqueda de trabajo para acceder a mejores condiciones de vida, la inseguridad, la reunificación familiar y los crecientes efectos del cambio climático que restringen o deterioran los medios de vida de la población.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), en el extranjero viven más de 3 millones de guatemaltecos, la mayoría de ellos en Estados Unidos de manera irregular.

PUBLICIDAD

Cada año más de 300.000 guatemaltecos intentan llegar a EE.UU. por vía terrestre atravesando México en busca de mejores condiciones de vida para huir de la pobreza y violencia que agobian a los habitantes guatemaltecos, según estimaciones de expertos.

De acuerdo con cifras oficiales, el 59% de la población en Guatemala vive bajo el umbral de la pobreza y entre un 15% y 20% intenta sobrevivir en condiciones de pobreza extrema. Además, uno de cada dos niños sufre de algún grado de desnutrición por la falta de alimentos.

PUBLICIDAD

Remesas y cadenas de valor

Según un informe elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) sobre las cadenas de valor y las remesas de los migrantes determinó que constituyen una fuente importante de recursos y financiamiento externo.

Las remesas tienen el gran potencial de contribuir al escalamiento económico y social de cadenas de valor rurales en las que se concentran los receptores de dichos recursos financieros, incluyendo cadenas que pertenecen al sector de los servicios.

PUBLICIDAD

Para ello es necesario generar un entorno que facilite e incentive la inversión de las remesas y otros recursos financieros de la diáspora.

Un elemento clave de dicho entorno es la inclusión financiera, que facilita la acumulación de activos, el apalancamiento de los activos disponibles para la inversión y la gestión de riesgos.

PUBLICIDAD

El enfoque de cadenas de valor desagrega la amplia variedad de actividades requeridas para que un producto o servicio transite por diferentes etapas, desde su concepción hasta su entrega a los consumidores y la disposición final después de su uso.

Este enfoque es un instrumento valioso para el análisis y la formulación de políticas de desarrollo productivo, ya que reconoce que los receptores de remesas de las cadenas de valor tienen capacidades y necesidades diferenciadas que ameritan un análisis desagregado.

PUBLICIDAD

Esto permite elaborar recomendaciones focalizadas, a fin de que el apoyo y los incentivos sean adecuadamente dirigidos para que las remesas sean un detonador del desarrollo productivo.

Proyecciones 2022

Según el Banco Mundial (BM), los flujos de remesas hacia América Latina y el Caribe aumentaron a US$131,000 millones en 2021, lo cual representa un incremento del 25,3% con respecto a 2020, a causa de la fuerte recuperación del empleo de los trabajadores extranjeros en Estados Unidos.

Entre los países que registraron tasas de crecimiento de dos dígitos se encuentran Guatemala (35%), Ecuador (31%), Honduras (29%), México (25%), El Salvador (26%), República Dominicana (26%), Colombia (24%), Haití (21%) y Nicaragua (16%).

Los flujos registrados hacia México incluyen fondos que recibieron los migrantes en tránsito provenientes de Honduras, El Salvador, Guatemala, Haití, Venezuela, Cuba y otros países.

Las remesas son importantes como fuente de divisas para muchos países, donde estos flujos representan al menos el 20% del PIB, como en El Salvador, Honduras, Jamaica y Haití. En el caso de Guatemala representa el 18% del PIB.

En 2022, se estima que las remesas crecerán un 9,1%, aunque persisten los riesgos de deterioro.

En general, el costo medio para enviar US$200 a la región se mantuvo en 5,6% durante el cuarto trimestre de 2021, sin cambios en comparación con el porcentaje registrado un año antes.

PUBLICIDAD