Guatemala

FMI: PIB de Guatemala podría crecer un 4% en el 2022 por la combinación de 4 factores

La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la revisión del Capítulo IV en Guatemala y estas fueron las conclusiones que presentaron al directorio ejecutivo.

concluyó la revisión del capítulo IV para Guatemnala y recomendó acelerar los esfuerzos para abordar las brechas sociales de larga data, manteniendo al mismo tiempo la sostenibilidad fiscal.
08 de junio, 2022 | 07:00 AM

Guatemala — El FMI concluyó el 6 de junio la consulta del Artículo IV con Guatemala y el Consejo Ejecutivo aprobó la evaluación del personal técnico sin necesidad de volver a reunirse en el corto plazo.

La revisión del Artículo IV del FMI tiene como objetivo mantener conversaciones bilaterales con sus miembros, normalmente cada año.

Un equipo de funcionarios visita el país, recopila información económica y financiera y discute con los funcionarios la evolución económica y las políticas del país. A su regreso a la sede, el personal prepara un informe que sirve de base para el debate en el directorio ejecutivo.

PUBLICIDAD

El Directorio Ejecutivo respaldó las conclusiones que la misión había compartido en abril pasado donde resaltó la recuperación de la economía guatemalteca durante la pandemia del Covid-19, y destacó que casi ha vuelto a los niveles de crecimiento del PIB previstos antes de la crisis sanitaria, y un entorno externo favorable incluídas las remesas familiares.

El FMI observó que, pese a la resiliencia de la economía, los indicadores sociales probablemente se han deteriorado durante la pandemia y siguen existiendo carencias sociales y de infraestructura de larga duración. Sin embargo, las perspectivas siguen siendo favorables.

Se prevé que el crecimiento de Guatemala sea del 4% en 2022, gracias a la combinación de cuatro factores:

PUBLICIDAD
  1. La política económica.
  2. La recuperación de los sectores rezagados.
  3. Las condiciones crediticias favorables y
  4. La capacidad de recuperación de la economía estadounidense que estimula el envío de remesas.

Según la entidad internacional, el crecimiento del país repuntó con fuerza durante el 2021, mientras que las presiones inflacionistas se contuvieron, ya que los factores temporales relacionados con la pandemia y el clima del 2020 se desvanecieron rápidamente.

El saldo fiscal primario reflejó un superávit en el 2021 en gran medida debido a unos ingresos fiscales mejores de lo previsto (incluyendo cambios importantes de la administración tributaria).

Por lo anterior, refieren que el superávit de la cuenta corriente se redujo al 2,5% del PIB en 2021, ya que con el ingreso de las remesas lo compensaron, por un aumento sustancial de las importaciones y una relación de intercambio más débil.

El FMI consideró que el sector bancario sigue siendo sólido en general y las medidas relacionadas con la pandemia que se implementaron adecuadamente el año pasado.

Riesgos latentes para el crecimiento

A partir de entonces, se prevé que el crecimiento se estabilice en su tasa potencial anterior al Covid-19 en un 3,5% en 2023. Impulsada por las presiones externas sobre los precios, y se prevé que la inflación aumente.

Sin embargo, el FMI analizó que se ubicará dentro de la banda objetivo (4 ± 1 por ciento), con una media del 4,4% en 2022.

PUBLICIDAD

Se prevé que la cuenta corriente pase a ser deficitaria (en torno al ½ por ciento del PIB) en respuesta al aumento de los precios de las importaciones y al menor crecimiento de las remesas.

Los riesgos para el crecimiento siguen siendo a la baja. La economía guatemalteca se enfrenta a un panorama exterior incierto, incluida la guerra en Ucrania.

El desanclaje de las expectativas de inflación en las economías avanzadas, las continuas interrupciones de la cadena de suministro mundial y los posibles cambios en el sentimiento de riesgo de los inversores podrían llevar a un brusco endurecimiento de las condiciones financieras mundiales.

PUBLICIDAD

Los elevados y volátiles precios de las materias primas introducen una incertidumbre adicional y podrían acelerar las presiones inflacionistas mundiales y frenar la demanda externa.

El descontento social podría desencadenarse por el aumento de los precios de los alimentos y la energía, afectando a los más vulnerables.

Guatemala: Indicadores económicos y sociales seleccionados

Ingresos y precios201820192020202120222023
PIB Real3.44.0-1.88.04.03.6
Precios al consumidor3.83.73.24.34.44.3
Precios al consumidor al final del período2.33.44.83.14.84.5
Deuda del Gobierno Central26.426.431.530.830.530.5
Reservas Internacionales Netas (existencias en importaciones)6.58.68.07.77.77.5

Evaluación Final

Crecimiento

  • La economía guatemalteca fue notablemente resistente durante la pandemia y las perspectivas a corto plazo son favorables. Pero siguen existiendo carencias sociales y de infraestructura de larga data.
  • Apoyado por un entorno externo favorable y la respuesta política rápida, integral y coordinada de las autoridades que sentó las bases para una fuerte recuperación.
  • El PIB real creció un 8% en 2021 y se prevé que crezca en torno al 4% en 2022 y luego converja a su potencial del 3,5%.

Inflación

  • Aunque las presiones inflacionistas se contuvieron en su mayor parte en 2021 se prevé que la inflación aumente en 2022 en consonancia con las presiones inflacionistas mundiales, pero debería mantenerse dentro del rango objetivo de inflación del Banguat.
  • La posición exterior sigue siendo más fuerte que el nivel de los fundamentos a medio plazo y de las políticas deseables, pero se espera que la diferencia se reduzca.
  • Con una recuperación bien afianzada, las políticas a corto plazo deben calibrarse cuidadosamente para mantener el impulso económico, pero seguir siendo ágiles ante la evolución de las condiciones macroeconómicas y sociales.

Política fiscal y monetaria

  • La política fiscal en 2022, incluyendo las medidas temporales anunciadas para mitigar el impacto de la subida de los precios de las importaciones y el aumento del presupuesto para infraestructuras, son adecuadas.
  • Si las condiciones económicas empeoran, las autoridades deberían considerar la posibilidad de reutilizar temporalmente algunas de las medidas sociales implementadas durante el 2020.
  • La normalización de la política monetaria debe calibrarse cuidadosamente en medio del endurecimiento de las condiciones financieras mundiales, y seguir orientada a los datos para mantener ancladas las expectativas de inflación.

Tipo de cambio

  • Una estrategia de comunicación clara y coherente ayudará a guiar las expectativas del mercado, mientras que una mayor flexibilidad del tipo de cambio puede ayudar a mantener las expectativas de inflación.
  • Por otro lado, una mayor flexibilidad del tipo de cambio también puede ayudar a absorber los choques externos.

Presupuesto

  • Es crucial acelerar los esfuerzos para abordar las brechas sociales de larga data, manteniendo al mismo tiempo la sostenibilidad fiscal. Es necesario aumentar los ingresos fiscales y mejorar la eficiencia del gasto para crear un espacio fiscal que permita cerrar estas brechas. En ese sentido, el SAT debería aprovechar las recientes mejoras en la administración tributaria.
  • Por el lado del gasto, las reformas deben centrarse en aumentar la flexibilidad presupuestaria, reforzar la rentabilidad y calidad de los servicios públicos, y racionalizar los incentivos y exenciones fiscales.
  • Las autoridades podrían reforzar aún más su visión estratégica de las infraestructuras a largo plazo, centrándose en los proyectos con mayor potencial de crecimiento inclusivo.
  • Para respaldar estos esfuerzos, manteniendo al mismo tiempo la política fiscal de Guatemala, que es muy prudente desde hace mucho tiempo, podrían estudiarse mejoras adicionales de su marco fiscal a medio plazo, como la planificación presupuestaria plurianual y la formalización de un ancla fiscal explícita.
  • El gobierno se propone acertadamente mejorar el clima de negocios y promover las oportunidades de inversión para impulsar el crecimiento económico. La aprobación de la ley para facilitar los procedimientos de insolvencia debería promover la creación de empresas.
  • La recientemente introducida Ventanilla Única de la Construcción, que facilita la expedición de licencias de construcción, y los esfuerzos del Gobierno para de la construcción, así como los esfuerzos del Gobierno por impulsar la vivienda asequible y agilizar el marco de la colaboración público-privada para de infraestructuras, deberían impulsar la inversión privada.
  • La formalización del trabajo a tiempo parcial podría contribuir a aumentar la formalización.
  • Además, el directorio del FMI anima a las autoridades a acelerar la implementación de la Política General de Gobierno 2020-2024, y el Plan Guatemala No Se Detiene para mejorar el clima de negocios, y la seguridad.
  • En los frentes de la gobernanza y la lucha contra la corrupción, las reformas que mejoran el poder judicial y el entorno legislativo, incluyendo el fortalecimiento de la Oficina del Fiscal General, siguen siendo importantes.
  • A este respecto, los esfuerzos de transparencia y digitalización emprendidas en toda la administración pública son bienvenidos.
  • Un enfoque basado en resultados podría ayudar a garantizar que estos y otros esfuerzos se traduzcan plenamente en resultados sostenibles y concretos para todos los guatemaltecos.

Banca

  • El sistema bancario sigue siendo sólido, pero las reformas para mejorar el marco de supervisión y regulación de supervisión y regulación. Las leyes de Grupos Bancarios y Financieros y de ALD/CFT, que alinean las regulaciones con los estándares de Basilea III y el GAFI, respectivamente, están pendientes de la aprobación del Congreso.
  • La Superintendencia de Bancos (SIB) debe seguir vigilando de cerca los préstamos morosos y cualquier riesgo potencial para la estabilidad financiera, incluidos los derivados de la crisis de la deuda, incluidos los derivados del endurecimiento de las condiciones financieras mundiales.
  • El personal anima a que se acelere la aplicación del marco jurídico de Fintech y dinero electrónico, que está muy avanzado, y acogen con satisfacción la aprobación de la nueva Ley del Mercado de Valores, que apoyará el desarrollo de las empresas y de los mercados financieros al tiempo que reforzará el marco de supervisión y regulación.
PUBLICIDAD