PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Brasil en español

Cámara Baja de Brasil aprueba proyecto de ley para frenar precios de combustibles

El proyecto de ley suprime los impuestos federales sobre el etanol, la gasolina y el gas natural para vehículos hasta finales de año

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, habla durante una conferencia de prensa en el Palacio de Planalto en Brasilia, Brasil, el miércoles 25 de mayo de 2022.
Por Simone Iglesias y Daniel Carvalho
15 de junio, 2022 | 12:39 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — La Cámara Baja de Brasil aprobó la primera de tres propuestas para frenar el aumento de los precios de los combustibles, los cuales están afectando la popularidad del presidente Jair Bolsonaro de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

El proyecto de ley, que limita a un 17% o 18% el impuesto estatal sobre el combustible, la electricidad, el transporte público y las telecomunicaciones (conocido como ICMS) fue aprobado en una votación de 307-1 el miércoles por la mañana. Los legisladores ya habían respaldado la propuesta el martes por un margen más amplio, pero el presidente de la Cámara Baja, Arthur Lira, repitió el proceso luego de un problema técnico que interrumpió la sesión a última hora de la noche.

PUBLICIDAD

La Cámara de Representantes rechazó enmiendas claves al texto, incluida una que establecía una compensación permanente por parte del gobierno federal por cualquier pérdida de ingresos que afectara a las transferencias a la educación y la sanidad.

Bolsonaro está bajo presión para reducir los costos de los combustibles en medio de informes de que la estatal Petroleo Brasileiro SA (Petrobras) aumentará sus precios en los próximos días. Un número creciente de brasileños culpan de la inflación de dos dígitos del país al mandatario, que está por detrás del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva a menos de cuatro meses de las elecciones.

PUBLICIDAD

“Brasil tiene dos problemas: los impuestos y Petrobras”, dijo Bolsonaro el miércoles en una entrevista a un periodista local. “Los precios de los combustibles son absurdamente altos en todas partes, pero en Brasil podrían ser más baratos”.

Los gobernadores se oponen al tope del ICMS y tienen intención de recurrir la propuesta ante el Tribunal Supremo, alegando que los estados tendrán una importante pérdida de ingresos. Las estimaciones presentadas por los estados y el gobierno federal sobre dichas pérdidas varían sustancialmente.

El martes, el Senado aprobó una enmienda constitucional que establece un régimen fiscal favorable a los biocombustibles para garantizar que sigan siendo más baratos que los combustibles fósiles. Pasará a la Cámara Baja, pero aún no se ha programado la votación.

También avanza en el Congreso otra enmienda constitucional que determina que el Tesoro compensará las pérdidas de ingresos de los estados que acepten eliminar por completo hasta finales de año el impuesto del ICMS sobre el gasóleo, el gas natural y el gas de cocina, y rebajar al 12% el mismo impuesto sobre el etanol. Esa propuesta podría ir a votación en el Senado la próxima semana.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD