PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Cripto

DeFi toma medidas drásticas ante cuantiosas liquidaciones de criptomonedas

Muchas aplicaciones DeFi suelen estar interconectadas, y si hay problemas en una de ellas es posible que se produzcan efectos en cascada en otras

Los mercados cripto se desplomaron después de que el prestamista de criptomonedas Celsius Network Ltd. suspendiera los retiros, swaps y transferencias en su plataforma. Fuente: Bloomberg
Por Olga Kharif
20 de junio, 2022 | 02:25 pm
Tiempo de lectura: 6 minutos

Bloomberg — La caída sin precedentes de las criptomonedas ha llevado a una serie de aplicaciones financieras descentralizadas y a sus comunidades a una carrera para resguardarse de una avalancha de liquidaciones, a menudo con la adopción de medidas sin precedentes.

Los propietarios de tokens de Solend, una aplicación de préstamos en la blockchain de Solana, votaron el domingo para ocuparse temporalmente de la cuenta de un importante usuario que enfrentaba la amenaza de una cuantiosa liquidación, una medida extrema para DeFi (finanzas descentralizadas) al parecer inédita. Esa decisión se revirtió en una segunda votación el lunes.

PUBLICIDAD

Todo ello tuvo lugar luego de que MakerDAO, una aplicación que soporta la stablecoin dai (DAI) y que es administrada por una comunidad de criptomonedas que constituyó una de las primeras organizaciones autónomas descentralizadas, suspendiera el depósito y la acuñación del token en Aave la platafoma de préstamos de cripto DeFi.

En las aplicaciones DeFi, que permiten a los usuarios negociar, pedir prestado y prestar a otros usuarios sin intermediarios como los bancos, están en dificultades porque suelen estar interconectadas, y si hay problemas en una de ellas es posible que se produzcan efectos en cascada en otras. Los usuarios acostumbran poner tokens como garantía para pedir prestada una moneda en una aplicación, que se deposita para conseguir mayores rendimientos en otra. Si los precios de las criptomonedas se desploman, como ha ocurrido últimamente, pueden producirse llamadas de margen en las garantías, y los usuarios que no se ocupan de ello añadiendo más garantías son liquidados en un proceso desencadenado por el software y que llevan a cabo bots diseñados para este fin.

PUBLICIDAD

Una vez que un usuario está preparado para ser liquidado, estos bots, dirigidos por programadores y operadores externos, compiten por liquidar las posiciones para ganarse una recompensa por hacerlo, algo habitual en DeFi. Puesto que muchos bots compiten entre ellos para liquidar una posición, esto puede atascar la blockchain con transacciones. Al mismo tiempo, el dumping (implica inflar el precio de una criptomoneda propia a través de declaraciones engañosas, para vender la criptomoneda que fue comprada a un precio más bajo en un precio más alto) de un montón de monedas realizado por los liquidadores también puede ejercer una mayor presión sobre los precios de los tokens, provocando otra cascada de liquidaciones. Con su intervención, las comunidades DeFi pretenden impedir todo esto.

El socio de Pantera Capital, Paul Veradittakit, afirma que “muchos de los protocolos de DeFi están reduciendo la exposición de las contrapartes en esta época de volatilidad”.

Asimismo, las comunidades de aplicaciones de DeFi se están agrupando para garantizar que sus aplicaciones no se vean perjudicadas por cosas como las deudas incobrables: cuando un liquidador no puede vender tokens ilíquidos, o cuando los precios de los tokens se desploman en el momento de su venta, las aplicaciones podrían acabar siendo responsables de los reembolsos.

Una jugada audaz

El domingo, en el caso de Solend, los propietarios votaron abrumadoramente a favor de una propuesta de hacerse cargo provisionalmente de la cuenta de un gran usuario, después de que la aplicación intentara contactarlo sin éxito, lo que acercó la amenaza de una liquidación masiva.

PUBLICIDAD

La primera propuesta se explicaba así: Si una avalancha de bots empezara a competir para provocar una liquidación, “esto podría causar un caos, poniendo a prueba la red de Solana”.

Haciéndose cargo de la cuenta, el equipo de Solend hubiera podido intentar liquidar la posición de forma que el precio de los tokens liquidados estuviera menos afectado, a través de una venta directa con un comprador específico. Es de suponer que el propietario de la cuenta se habría beneficiado de los ingresos de la venta de monedas en el momento de la liquidación. Sin embargo, el movimiento fue muy poco convencional, infringiendo las normas de DeFi y haciendo que algunos en Crypto Twitter se irritaran. Además, una única dirección de criptomonedas representó la mayor parte de los tokens que votaron a favor de la propuesta, lo que parece socavar para algunos la idea de “comunidad” propugnada por DeFi.

PUBLICIDAD

Tras las críticas, el lunes se llevó a cabo una segunda votación en la que se revocó el plan de confiscación de cuentas. Solend “trabajará en una nueva proposición que no implique poderes de emergencia para apoderarse de una cuenta”, dijo en un comunicado anunciando la votación, sin dar detalles. La revocación se aprobó con un 99,8% de votos afirmativos.

Así que alguien tuvo la brillante idea de que, en lugar de hacer lo que dice el contrato, **tomarán el puesto de la ballena y liquidarán estas monedas manualmente a través de un mostrador OTC**. Esto no tiene precedentes. Emin Gün Sirer (@el33th4xor) 19 de junio de 2022

PUBLICIDAD

La mayoría de las aplicaciones DeFi se rigen por sus propietarios de tokens, que son quienes pueden presentar y votar propuestas sobre cómo cambiar o mejorar la aplicación. Normalmente, las propuestas pueden incluir la creación de un nuevo producto o la modificación de la estructura de tarifas de la aplicación. Pero hasta ahora, la mayoría de la gente daba por sentado que una propuesta para hacerse con la cuenta de alguien no era una posibilidad en DeFi, que en parte atrae a algunos usuarios debido a la idea de que puede protegerles de la extralimitación de una empresa financiera tradicional o de un gobierno tiránico.

¿Podría ser realista que otra DeFi intentara hacer algo similar? En muchas de ellas, un puñado de poseedores de tokens tiene la mayoría de las monedas y puede influir o incluso controlar el resultado de las votaciones. Así que, técnicamente, los votantes de otras aplicaciones podrían llevar a cabo una propuesta similar, aunque también podría causar una protesta pública.

PUBLICIDAD

DeFi en debate

Las medidas de Solend ocurren un día después de que MakerDAO, una app que soporta la stablecoin dai, suspendiera el token para ser depositado y acuñado en la plataforma de préstamos de criptomonedas de Aave debido a la exposición de Aave a un derivado problemático de ether (XET) llamado stETH, que se ha vuelto ilíquido. La suspensión evita que los operadores tomen prestado dai contra stETH. En el propio foro de gobernanza de Aave, los usuarios están discutiendo acaloradamente cómo reducir el riesgo de stEth, que según el rastreador de riesgos de DeFi, Gauntlet, “puede suponer un mayor riesgo para el protocolo.”

El sufrimiento de las aplicaciones DeFi se desencadenó después de que los prestamistas centralizados de criptomonedas Celsius Network y Babel congelaran los depósitos, y el rumoreado colapso del fondo Three Arrows Capital, que envió los precios de las criptomonedas a dos dígitos en los últimos siete días. Celsius trabajaba con muchas aplicaciones DeFi para obtener altos rendimientos. Alrededor del 30% de todo el stEth atascado en Aave, por ejemplo, es de Celsius, según el investigador Novum Insights. Three Arrows Capital, por su parte, fue inversor en Lido, que emitió stEth y está debatiendo un cambio en su forma de gobierno.

PUBLICIDAD

Según el seguimiento de DeFi Llama, el valor total bloqueado en DeFi, la cantidad de cripto en uso en las aplicaciones, se ha desplomado a US$70.600 millones desde los US$205.700 millones del 5 de mayo, justo antes de que el colapso de la blockchain de Terra desencadenara la mayor crisis de cripto del año hasta ahora.

Con la asistencia de Joanna Ossinger.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD