PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Salud

Vapeadores temen prohibición a Juul y se apresuran a comprar cigarrillos electrónicos

La noticia de que los cigarrillos electrónicos Juul podrían ser retirados pronto del mercado ha hecho que algunos usuarios de vapeo acudan a sus tiendas locales

Una persona utiliza un dispositivo de cigarrillos electrónicos Juul Labs Inc. en San Francisco, California, Estados Unidos, el lunes 24 de junio de 2019.
Por Madison Muller
22 de junio, 2022 | 06:07 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los vapers fieles a la marca están acudiendo en masa a sus tiendas favoritas para abastecerse de los cigarrillos electrónicos de Juul Labs Inc. en medio de la noticia de que los productos podrían ser retirados pronto del mercado.

“Mi esposo está ahora mismo comprando dispositivos de Juul. Voy a vaciar las estanterías y a acumularlos como nuestras bombillas incandescentes”, escribió un usuario en Twitter tras la noticia, publicada por primera vez por el Wall Street Journal, de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA por su sigla en inglés) podría ordenar a la empresa que deje de vender sus cigarrillos electrónicos tan pronto como el miércoles.

PUBLICIDAD

Es el último golpe para Juul, después de que la FDA prohibiera la venta de sabores afrutados y dulces, los favoritos de los clientes, por la preocupación de que los productos se comercializaran a menores. Pero la empresa no es la única: la FDA ha reforzado en general su supervisión de las empresas de cigarrillos electrónicos y está revisando miles de solicitudes de empresas que pretenden vender productos similares.

Juul “simplemente subió a la cima de la pirámide”, dijo Lynn Kozlowski, un profesor de salud pública de la Universidad de Buffalo que ha dirigido estudios sobre la adicción a la nicotina, el vaping y los cigarros.

PUBLICIDAD

Ya en 2019, empezaron a surgir informes de casos de daños pulmonares graves en jóvenes que luego se relacionaron con el vaping o el uso de cigarros electrónicos. Hasta febrero de 2020, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés) registraron más de 2.800 casos de este tipo que resultaron en hospitalizaciones y muertes. Los estudios revelaron una asociación con el acetato de vitamina E, un aditivo en algunos productos de vaping que contienen THC, y los casos disminuyeron en medio de una mayor conciencia pública y esfuerzos para regular mejor la seguridad de los productos.

La gente vapea por diferentes razones: algunos para dejar los cigarros, otros utilizan los productos cuando socializan. Cuando sabores como el mango, la fruta y la crema fueron retirados de las estanterías en 2019, algunos clientes recurrieron a otros productos que tenían más componente de “recompensa”: mejores sabores, tal vez incluso un mayor contenido de nicotina, dijo Kozlowski.

Will Teasley, de 20 años, estudiante de último año de la Universidad Estatal de Carolina del Norte A&T, se alegra de que la FDA retire el Juul de las estanterías, pero cree que no hará mucho para disuadir a los jóvenes de vapear porque hay muchos otros productos disponibles. Teasley se enganchó por primera vez al vapeo en la escuela (con Juul) y durante los últimos cinco años dijo que ha sido casi imposible dejarlo.

“Juul es el dispositivo que abre la puerta a la adicción de por vida”, dijo Teasley. Pero para él, la medida de la FDA llega demasiado tarde: “Ya me ha pillado”.

PUBLICIDAD

Marcas como Puff Bar, VaporLax y Hyde venden más sabores y ofrecen opciones desechables que, según los consumidores, hacen más fácil su uso que un Juul, que necesita ser rellenado y cargado. Además, los Juul suelen ser más caros que los de la competencia. El líquido que contienen las cápsulas Juul es ocho veces más caro por mililitro que el líquido electrónico comparable que se vende en botella, según el sitio web de cigarros electrónicos vaping.com.

“Es posible que algunas personas compren Juul y lo acaparen, pero otras simplemente se cambiarán a productos que siguen siendo legales”, dijo Kozlowski. “Es un mercado muy diverso”.

PUBLICIDAD

Aun así, algunas tiendas se están preparando para una posible afluencia de clientes que esperan abastecerse. A media mañana del miércoles, la tienda Smoke Shop, en el barrio de Kips Bay de Manhattan, dijo que estaba poniendo todo su suministro de Juul en los estantes para prepararse.

Si la FDA sigue tomando medidas enérgicas contra los productos de vapeo, podrían surgir más problemas para los vapers, dijo Kozlowski. El gobierno de Biden está mostrando más interés en el tema, preparándose para exigir a las tabacaleras que reduzcan los niveles de nicotina en los cigarros para reducir las muertes relacionadas con el tabaquismo. Cuando esto ocurra, puede ser más seguro disponer de una gran cantidad de opciones aceptables para el consumidor y menos dañinas, dijo Kozlowski.

PUBLICIDAD

“Me preocupa lo que esto sugiere sobre el impacto de una política de cigarros bajos en nicotina”, dijo. “No sabemos qué tipos de patrones podrían desarrollarse; es un riesgo para los consumidores”.

Con la asistencia de Martine Paris.

PUBLICIDAD