EE.UU.

Fortaleza del mercado laboral de EE.UU. comienza a mostrar grietas

La inflación más alta en 40 años, el incremento en las tasas de interés y menos demanda de los consumidores ya afecta los planes de contratación

Los economistas se muestran cada vez más proclives a la recesión a medida que se debilita la demanda de préstamos de los consumidores y las empresas. El propio Jerome Powell reconoció esta semana que una recesión es posible, aunque no inevitable.
Por Katia Dmitrieva
25 de junio, 2022 | 01:38 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — El mercado laboral estadounidense es hoy más fuerte de lo que muchos creían posible. Pero están surgiendo grietas que indican que no va a durar.

En las últimas semanas, las empresas han anunciado decenas de miles de recortes de empleo y planes para congelar la contratación. La mayor parte ha procedido de empresas tecnológicas, de criptomonedas e inmobiliarias, grandes y pequeñas, que han despedido al menos a 37.000 trabajadores desde mayo, según el sitio web de ofertas de empleo tecnológico TrueUp. Los agentes de bolsa y los bancos, como JPMorgan Chase & Co. (JPM), están reduciendo su plantilla a medida que el mercado inmobiliario se enfría.

La combinación de la ralentización de la demanda de los consumidores, la inflación más alta en los últimos 40 años y las subidas de los tipos de interés de la Reserva Federal también está afectando a otros sectores. El segundo mayor productor de aluminio del país, Century Aluminum Co., dijo que iba a despedir a unos 600 trabajadores.

PUBLICIDAD

Los datos económicos sugieren que hay más en camino. Las horas extraordinarias en el sector manufacturero han disminuido durante tres meses consecutivos, la racha más larga a la baja desde 2015. El promedio de cuatro semanas de solicitudes de desempleo, que es menos volátil que las cifras semanales, subió al nivel más alto desde enero, ya que más personas solicitaron beneficios. Y el crecimiento salarial en todo el país se está enfriando.

“Las pruebas anecdóticas se acumulan. Los trabajadores están perdiendo definitivamente parte de su poder de negociación”, dijo Bob Schwartz, economista senior de Oxford Economics. “Estamos en un punto de inflexión y lo que está haciendo la Fed va a acelerar el proceso”.

El grueso de los despidos anunciados en EE.UU. en las últimas semanas procede de empresas tecnológicas e inmobiliariasdfd

La cuestión para los economistas no es si el mercado laboral se ralentizará, sino a qué velocidad.

PUBLICIDAD

En su intento de frenar la inflación, la Fed subió los tipos de interés en 75 puntos básicos en su reunión de junio, la mayor cantidad desde 1994, y su presidente, Jerome Powell, prevé un aumento de al menos 50 puntos básicos en la próxima reunión.

Ello ha provocado que los economistas se muestren cada vez más proclives a la recesión a medida que se debilita la demanda de préstamos de los consumidores y las empresas. El propio Powell reconoció esta semana que una recesión es posible, aunque no inevitable.

Hasta ahora, los despidos se han limitado en gran medida a los sectores sensibles a los tipos de interés, como el inmobiliario. Durante la pandemia, los bajos tipos y los billones de dólares de estímulo fiscal impulsaron las ventas de viviendas hasta las más altas en más de una década. Ahora, los tipos de interés de las hipotecas se han disparado hasta alcanzar el nivel más alto desde 2008, lo que disuade a los posibles compradores. Los prestamistas y las agencias se dan cuenta de repente de que no necesitan todos esos empleados.

Las empresas tecnológicas también están lidiando con los mayores costes de los préstamos. Muchas de las empresas que ahora están recortando puestos de trabajo dijeron que contrataron demasiados trabajadores durante la pandemia para satisfacer la repentina afluencia de la demanda cuando la economía comenzó a reabrirse. Y las empresas de criptomonedas, como Coinbase Global Inc. (COIN), que está recortando más de 1.000 empleados, se han visto afectadas por una fuerte caída este mes tras un crecimiento explosivo el año pasado.

Congelación de la contratación

Las medidas de reducción de costes se están extendiendo a otros sectores.

Una empresa de servicios no financieros dijo a la Fed de Richmond que sus planes de contratación y gasto están en suspenso porque los clientes están limitando o recortando sus presupuestos. Otra empresa de servicios dijo a la Fed de Kansas City que también había congelado las contrataciones tras la caída de las ventas, y añadió que estaba tratando de reducir los costes.

PUBLICIDAD

Las subidas de los tipos de interés de la Fed están diseñadas para frenar la demanda, y eso incluye la demanda de trabajadores: El banco central prevé un aumento de la tasa de desempleo hasta el 4,1% en 2024. Eso es optimista si se compara con las recientes estimaciones de Wall Street: Nomura Holdings Inc. considera que la tasa de desempleo aumentará hasta el 5,9% a finales de ese año. Eso sería aproximadamente el nivel de junio de 2021.

Por el momento, el mercado laboral sigue siendo ajustado. La tasa de desempleo, del 3,6% en mayo, es históricamente baja, y las nóminas aumentaron en 390.000 personas ese mes. El crecimiento salarial es históricamente alto, si se excluye la inflación. Aunque las nuevas ofertas de empleo han disminuido ligeramente en las últimas semanas, siguen siendo un 54% más altas que antes de la pandemia, según datos del sitio web de empleo Indeed.

Pero los indicadores tradicionales tienden a quedarse atrás. Por ejemplo, las ofertas de empleo registradas por el gobierno en abril fueron las que más cayeron desde que la pandemia llegó a Estados Unidos. Pero las cifras de mayo no se publicarán hasta julio.

PUBLICIDAD

“El mercado laboral es fuerte en la actualidad, pero se está deteriorando y se va a deteriorar muy rápidamente”, dijo Troy Ludtka, economista senior de Natixis North America LLC. Ludtka prevé que la tasa de desempleo alcance al menos el 5% a principios de 2023.

“La estrechez que estamos viendo ahora es la respuesta al enorme estallido de crecimiento que vimos hace un año”, dijo. “Ahora, la economía se está desacelerando, lo que significa que el mercado laboral se va a ralentizar”.

PUBLICIDAD