Brasil en español

Lula impulsará el real brasileño con un shock de credibilidad: asesor

Un real más fuerte ayudaría a los responsables de formular políticas a llevar la inflación a su rango objetivo, dijo Fernando Haddad

Luiz Inacio Lula da Silva
Por Simone Preissler Iglesias y Daniel Carvalho
25 de junio, 2022 | 06:22 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Brasil necesita recuperar con urgencia la confianza de los inversores, y Luiz Inácio Lula da Silva tiene la capacidad de volver a poner la economía en marcha ayudando mientras tanto a impulsar la moneda del país. Esto según uno de los ayudantes más cercanos al ex presidente, quien se perfila como favorito de cara a las elecciones de octubre.

Un real más fuerte ayudaría a los responsables de formular políticas a llevar la inflación a su rango objetivo, dijo Fernando Haddad, candidato a gobernador del estado de Sao Paulo y quien participa en las conversaciones con los líderes empresariales junto a Lula.

PUBLICIDAD

“Si tenemos un shock de credibilidad, la moneda irá a su nivel correcto”, dijo Haddad el jueves en una entrevista por video desde su casa en Sao Paulo. “Un cambio de administración proporcionará en sí mismo un nuevo viento que se necesita para un primer año de gobierno más tranquilo, cuando necesitaremos aprobar medidas para aterrizar este avión que está volando sin piloto”.

El presidente Jair Bolsonaro ha perdido el control de la moneda, que se ha debilitado más del 25% frente al dólar desde que asumió el cargo, porque su gobierno dilapidó su credibilidad tanto a nivel internacional como doméstico, según Haddad. Añadió que la lucha contra la inflación requerirá también un aumento de la producción y el suministro de bienes, en particular de alimentos para el consumo local.

PUBLICIDAD

“El gobierno ha descuidado la producción de alimentos que van a la mesa de los trabajadores frente a los que van a los contenedores de exportación”, dijo.

La inflación, que supera el 12% anual, se ha convertido en un gran obstáculo para la reelección de Bolsonaro, al tiempo que la mayoría de los brasileños culpan al mandatario de los problemas económicos del país.

Una encuesta de Datafolha publicada esta semana mostró que el 55% de los entrevistados no votaría por el presidente bajo ninguna circunstancia, especialmente las mujeres y los pobres. Aunque sigue siendo el favorito de los empresarios, ha perdido 7 puntos porcentuales entre los miembros de ese grupo, y ahora es respaldado por el 42% de ellos, según la encuesta.

Parte del empresariado que apoyó la elección de Bolsonaro en 2018 está ahora “abandonando el barco”, dijo Haddad. Reconoció que uno de los principales interrogantes es cómo manejará Lula las finanzas públicas si gana las elecciones, teniendo en cuenta sus críticas a la actual regla de techo de gasto que limita el crecimiento de los gastos del gobierno.

PUBLICIDAD

“No estamos dando detalles sobre una regla de sustitución del techo de gasto porque los economistas están analizando alternativas”, dijo Haddad. “Pero tendremos metas fiscales creíbles y nadie tiene más experiencia que Lula y su compañero de fórmula, Geraldo Alckmin, en términos de responsabilidad fiscal”.

Liderazgo regional

Haddad, un abogado y profesor de 59 años que ha desarrollado una carrera política en el Partido de los Trabajadores (PT), se presentó como candidato a la presidencia contra Bolsonaro en 2018, cuando Lula fue encarcelado e inhabilitado para competir debido a condenas por peculado y lavado de dinero. Exalcalde de Sao Paulo, ahora lidera la carrera por la gobernación del estado.

PUBLICIDAD

El posible regreso de Lula a la dirección de la mayor economía de América Latina coronaría una reciente ola de líderes de izquierda que han ganado en toda la región, desde Gabriel Boric en Chile hasta Gustavo Petro en Colombia. Eso dejaría a Lula en una posición privilegiada para reafirmar la influencia de Brasil entre sus vecinos, dijo Haddad.

“Todo el mundo ve en Lula un líder capaz de reinsertar la economía brasileña en el escenario internacional”, dijo.

PUBLICIDAD