Honduras

Inversionistas planean crear dos millones de empleos en el norte de Centroamérica

Empresarios asociados en HUGE Business and Investment Council se han dado la misión de contribuir a combatir la migración irregular desde Honduras, Guatemala y El Salvador hacia EE.UU. para los siguientes cinco años

Fundadores de HUGE recorren un proyecto de empresarios socios.
05 de julio, 2022 | 04:12 am
Tiempo de lectura: 7 minutos

San Pedro Sula — Un grupo de líderes empresariales de cuatro países se plantearon en diciembre de 2020 el impulsar una organización para unificar los esfuerzos de generar empleos sostenibles, que contribuyan a crear el sueño americano dentro del Triángulo Norte de Centroamérica.

La migración irregular desde Honduras, Guatemala y El Salvador ha crecido y se mantiene en una tendencia al alza. Las deportaciones a los tres países llegaron a 69.188 en el primer cuatrimestre de 2022, un 107.8% más que las registradas en el mismo periodo de 2021, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

PUBLICIDAD

El 70% de las personas migrantes irregulares provenientes de Centroamérica utilizan un traficante de personas, reveló la Secretaría de Gobernación (Segob) de México.

Eso indica que la mayor parte de los cruces irregulares hacia suelo estadounidense se asocia con redes de tráfico ilícito de migrantes, como la tragedia ocurrida en San Antonio, Texas, donde murieron más de 50 personas.

PUBLICIDAD

En diferentes instancias, públicas y privadas, se ha abordado las causas principales por las cuales las personas deciden emprender la travesía hacia los Estados Unidos, pero fundamentalmente es porque se ven orilladas ante las condiciones de vida inaceptables que enfrentan en sus respectivos países.

“Creemos que el mejor programa social es que una persona tenga un buen trabajo, un salario respetable, buenos beneficios y que esté en una empresa que cuide a la comunidad y las familias”, dijo Greg Huger, director ejecutivo de HUGE Business and Investment Council a Bloomberg Línea.

El nombre de la asociación empresarial sin fines de lucro es un acrónimo de Honduras, USA (Estados Unidos de América), Guatemala y El Salvador, y para sus fundadores representa el primer esfuerzo conjunto del sector privado de los tres países centroamericanos y sus homólogos estadounidenses para crear empleos masivos.

La meta de HUGE es movilizar US$10.000 millones en inversión privada nueva en cinco años, creando así dos millones puestos en los cuatro países, pero enfocándose especialmente en el norte de Centroamérica y ligado comercialmente a los Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Compromisos comunes

El combate a las raíces de la migración irregular desde la región está en la agenda de la Casa Blanca. En mayo de 2021, la vicepresidenta Kamala Harris lanzó la Llamada a la Acción, que involucra desde programas para el acceso a alimentos y a la salud, hasta inclusión financiera y combate al cambio climático.

La iniciativa incluye también acuerdos con empresas y organizaciones para hacer inversiones que contribuyan a atacar las causas del éxodo indetenible desde Centroamérica. Tales compromisos se reafirmaron durante la IX Cumbre de las Américas, celebrada el mes pasado en Los Ángeles, California.

PUBLICIDAD

“Tenemos los mismos objetivos entre la Llamada a la Acción de la vicepresidenta Harris y su Partnership For Central America, que es una organización creada por ella para impulsarla”, dijo Huger.

La visión común motivó a que varios de los fundadores de HUGE participaran en la Cumbre de las Américas para intercambiar ideas con la vicepresidenta y otros funcionarios y sector privado de los diferentes países.

PUBLICIDAD

Compromisos anunciados

En el año y medio desde su fundación, HUGE ha movilizado US$3.200 millones en nueva inversión para la creación de 165.000 nuevos puestos de trabajo, aseguró Huger.

Entre los proyectos destacan tres de energía en Honduras. Uno que traerá gas natural comprimido desde Luisiana al país centroamericano, para convertir plantas de generación de energía eléctrica que están utilizando petróleo crudo pesado como fuente de energía, convirtiéndolos en gas natural, “que es mucho más limpio y al final de cuentas más barato”, añadió el director ejecutivo de la organización empresarial.

PUBLICIDAD

Además, uno de los fundadores está haciendo una planta de generación de energía hidroeléctrica con inversión de US$680 millones para producir 200 megavatios. También, hay otro proyecto de almacenamiento de agua por bomba, que generará en su primera fase 1.200 megavatios y en su etapa final 3.600 megavatios.

“Esos tres proyectos representan un esfuerzo de US$2.000 millones de inversión para hondureños y personas de Estados Unidos para crear así 26.000 puestos de trabajo”, añadió Huger.

PUBLICIDAD

Adicional, hay cuatro plantas hilanderas que fabricarán el hilo para la industria textilera que antes venía de la China, con lo cual la región será autosuficiente de esta materia prima.

A ese proyecto se suma dos nuevos parques industriales en Guatemala por una inversión de US$180 millones y una carretera por US$160 millones en Guatemala.

Los inversionistas de HUGE tienen en agenda diferentes proyectos enfocados en la industria textil.dfd

“Esa es una realidad ahora, no estamos hablando de sueños o de gente que está en un mundo teórico, sino que son líderes empresariales que están haciendo esas inversiones y estamos haciendo un esfuerzo de facilitarlas para otros empresarios y compañías que buscan hacer ese tipo de inversión en la región”, explicó el directivo.

Graduado de la Universidad de Georgetown, Huger asistió a la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de Johns Hopkins y alcanzó el rango de Ministro Consejero en el Servicio Exterior de los Estados Unidos.

A lo largo de sus más de 40 años de carrera profesional, ha ocupado puestos ejecutivos senior en los sectores público y privado, desde la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Cuerpo de Paz hasta Unocal Corporation, Deere & Company y Bechtel International, con cargos en los cinco continentes.

El nearshoring

Uno de los objetivos planteados por HUGE es la de aprovechar las oportunidades de “nearshoring” para acercar la fabricación y los servicios a los mercados nacionales de las Américas.

La fórmula que tienen está fundamentada en la experiencia de sus líderes empresariales que llevan décadas en sus respectivos negocios y que, por ende, conocen a otros empresarios y compañías que están en las mismas industrias, pero que están en China y ahora mismo sufren los desafíos del gigante asiático.

La crisis logística después del covid, con dificultades cada vez más notorias en el transporte que impide la llegada oportuna de los productos fabricados en China a Estados Unidos, está obligando a buscar opciones inmediatas.

“También en China tienen problemas geopolíticos y de derechos humanos que le impiden la llegada del algodón a los Estados Unidos y eso nos da una ventaja”, dijo Huger.

El tercer factor es la demografía de China, que por haber tenido una política por más de 30 años de un solo hijo por familia, está perdiendo cada año a más 100 mil personas que deberían de estar normalmente en la fuerza laboral.

“Están cada vez en menos condiciones de ser el principal suministrador de productos a nivel mundial y nosotros en nuestra región tenemos una población de 50 millones de personas y muchos de ellos son de la edad laboral”, añadió Huger.

Otro factor de ventaja, agregó el directivo, es que los miembros fundadores de la organización son personas que tienen empresas lucrativas y transparentes.

“Tienen experiencia y dan evidencia en sus propios negocios de las buenas maneras de manejar un negocio. Cuando van y hablan con una compañía estadounidense de la idea de venir acá, ellos tienen credibilidad, porque están haciéndolo bien”.

Además, HUGE pretende que la infraestructura y logística en desarrollo contribuya a que otras compañías sin experiencia en la región puedan aprovechar estas ventajas, venir e instalarse en cada uno de los países.

Los empleos a ser creados

Gran parte de la labor de la iniciativa empresarial se fundamenta en preparar a las personas para llenar la cantidad masiva de empleos que esperan crear.

Muchos de los proyectos de inversión están enfocados en el área textil y confección y para ello, HUGE está trabajando con la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), la Cámara de la Industria Textil, Confección y Zonas Francas de El Salvador (CAMTEX) y pronto con la Asociación del Vestuario y Textiles de Guatemala (Vestex) para identificar las competencias que necesitan ser desarrolladas dentro de los países.

A esos esfuerzos está sumándose la academia, a través de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec), en Honduras, y la North Carolina State, considerada una de las mejores en materia textil en EE.UU.

HUGE también está colaborando con USAID, que tiene un programa para financiar parte de ese tipo de capacitaciones en la industria textil. “Estamos buscando trabajar de la mano con ellos y hacer un programa muy fuerte, no solo en el área textil, sino en otras áreas que vamos a desarrollar”, adelantó Huger.

La organización también tiene relaciones estrechas con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con el Banco Mundial, quienes están respaldando la labor de la asociación empresarial, a través de su participación en futuras actividades que tengan entre posibles inversionistas y otra iniciativas.

“Vamos bien y eso a pesar de los pesares, porque hay factores negativos como la pandemia y otras cosas, pero estamos trabajando con las fuerzas positivas”, dijo Huger.

PUBLICIDAD