Mercados

De US$65 a US$380: por qué varían tanto las proyecciones del precio del petróleo

Los aires de recesión en EE.UU. y las consecuencias de las sanciones a Rusia por invadir Ucrania son los factores que más pesan en las proyecciones de los bancos

Yacimientos de petróleo en Rusia
06 de julio, 2022 | 04:46 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg Línea — La coyuntura política y económica a nivel mundial impacta de forma directa los precios del petróleo. Una posible recesión en Estados Unidos es una de las razones principales para que este miércoles el precio del petróleo brent se haya estabilizado cerca de los US$100 por barril y que el martes esta misma referencia haya caído más de US$10 en una jornada.

Además, la guerra entre Rusia y Ucrania que disparó los precios por encima de los US$100 por barril a finales de febrero e inicios de marzo, es la misma que ahora plantea escenarios diferentes para las proyecciones de los precios, pues las sanciones aplicadas a Rusia podrían generar faltantes de entre tres y cinco millones de barriles diarios en el suministro mundial.

PUBLICIDAD

Ante esto, diferentes bancos y expertos han lanzado sus proyecciones de precios para los próximos meses bajo diferentes escenarios, siendo algunos “exagerados”, según los analistas consultados por Bloomberg Línea.

¿Cuáles son los escenarios previstos?

Las proyecciones presentadas en los últimos días tienen amplias diferencias en el precio del barril de petróleo brent, en especial, porque contemplan escenarios macroeconómicos distintos. Mientras algunos analistas ven menor demanda en 2022, otros prevén los impactos que tendrían las sanciones a Rusia y un tope a los precios de su crudo, lo que podría llevar al país a limitar sus exportaciones.

PUBLICIDAD

Citigroup Inc. (C) planteó a inicios de esta semana que los precios del petróleo podrían desplomarse hasta los US$65 por barril a finales de este año e incluso caer hasta los US$45 a finales de 2023 si se produce una recesión que afecte a la demanda.

Por su parte, JP Morgan Chase & Co. (JPM) planteó un escenario de riesgo en el que el barril podría llegar a los US$380 si las sanciones de EE.UU. y Europa llevan a Rusia a reducir su producción y exportación de crudo, pues Moscú aún tiene una sólida posición fiscal. Según el banco, un recorte de tres millones de barriles en el suministro diario llevaría el precio a US$190 y el recorte de cinco millones de barriles pondría el precio en US$380, siendo el peor escenario.

Para Arturo Vásquez, director de investigación de Gerens y ex viceministro de energía de Perú, hay “mucha incertidumbre” en los mercados y un precio de US$65 por barril no es descabellado si hay recesión económica mundial, como ya sucedió en 2008 cuando el precio del petróleo brent pasó de US$140 a menos de US$30 en cuestión de meses por la caída en la demanda.

“Eso muestra que las sanciones que van a aplicar desde la OTAN se van a mantener por mucho más tiempo y si hay sanción habría restricción en la oferta de petróleo (de Rusia). El tema es cómo se juntan estos millones de barriles desde otros países y compensar la pérdida de producción de Rusia”, señaló a Bloomberg Línea.

PUBLICIDAD

Junto a las proyecciones de precios, el jefe mundial de investigación de materias primas de Citigroup, Ed Morse, también dijo que la demanda de petróleo sufrirá revisiones a la baja para lo que queda de 2022. “Casi todo el mundo ha reducido sus expectativas de demanda para el año”, dijo Morse a Bloomberg el miércoles, recortando su previsión en cerca de un tercio, hasta 2,4 millones-2,5 millones de barriles diarios.

Según Sergio Cabrales, experto en petróleo y profesor de la Universidad de los Andes en Colombia, indicó que cuando los precios del crudo tienden a revertirse a su costo marginal ponderado o break even, que es alrededor de US$60 por barril, ese precio se calcula utilizando modelos mean reversion e indican que por arriba de ese precio existen incentivos para explorar y producir más petróleo. Mientras que los precios por debajo de ese costo marginal indican que se deben parar algunos pozos productores porque no son viables económicamente.

PUBLICIDAD

Traído a la actualidad, las coyunturas entre oferta y demanda “pueden disparar el precio a niveles nunca antes vistos. Por ejemplo, (EE.UU.) bajó su producción de crudo a 11,6 millones de barriles por día según la Administración de Información y Energía (EIA) y otras reducciones de oferta por los riesgos geopolíticos como Rusia y Medio Oriente, pueden generar precios de más de US$200” por barril, explicó Cabrales a Bloomberg Línea.

El papel de la OPEP+

Si los escenarios de recesión se presentan a escala global, los expertos aseguran que la producción debería aumentar por decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para aplacar la subida de precios, pues el organismo cuenta con alrededor del 40% de la oferta de crudo mundial.

PUBLICIDAD

“A la OPEP+ no le conviene que los precios suban mucho, porque cada vez que suben aparecen tecnologías de sustitución del petróleo: en la crisis del 2008 aparecieron los carros eléctricos, la energía solar y a ellos no les conviene eso”, defendió Vásquez, quien habló de un precio de hasta US$160 por barril en caso de que haya una crisis de restricción de oferta.

Oil prices lose their shine as an inflation hedgedfd

Entre tanto, Cabrales destacó que en los últimos días se ha visto una fuerte caída de los precios del crudo por el aumento de probabilidad de una recesión, razón por la que “existe presión por parte del presidente de EE.UU. Joe Biden para aumentar la producción de crudo y reducir el precio”, pero esto solo se discutirá hasta la visita del mandatario a Arabia Saudita entre el 13 y el 16 de julio.

En perspectiva, los analistas resaltaron que los altos precios no le convienen a los países de América Latina, pues muchos son altamente dependientes de la importación de crudo como Chile, Perú y Uruguay, y un ‘shock’ petrolero siempre genera recesión y alta inflación en las economías.

PUBLICIDAD