Medio Oriente

Irán retiene a europeos por espionaje mientras conversaciones nucleares se estancan

Las detenciones ocurren en momentos en que los esfuerzos por revivir el acuerdo nuclear de 2015 fracasan ya que las últimas conversaciones en Qatar avanzaron muy poco

Banderas nacionales iraníes ondean cerca de una importante autopista que atraviesa Teherán, Irán, el martes 17 de septiembre. 2019.
Por Golnar Motevalli y Patrick Sykes
13 de julio, 2022 | 05:32 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Irán acusó a varios europeos, incluido el exembajador adjunto británico, de llevar a cabo espionaje en sitios militares, lo que intensificó el enfrentamiento con Occidente por el programa nuclear del país.

La televisión estatal difundió imágenes que, según dijo, mostraban a Giles Whitaker tomando muestras de suelo en el desierto de Shahdad, en Kerman, cerca de donde el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica(CGRI) realizaba ejercicios con misiles.

El embajador británico en Irán, Simon Shercliff, dijo en un tuit que Whitaker había abandonado el país en diciembre cuando terminó su cargo. La cadena estatal Press TV, controlada por la línea política dura de Teherán, dijo que el CGRI también detuvo al cónyuge del agregado cultural de la embajada de Austria y a un profesor universitario polaco.

PUBLICIDAD

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia confirmó que un “científico de renombre” había sido “privado de su libertad” en Irán en septiembre de 2021 y que se estaban realizando esfuerzos para conseguir su liberación. El comunicado no nombraba al individuo ni daba detalles sobre su caso.

En un correo electrónico, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Austria negó que se hubiera detenido a algún miembro de su personal o a sus familiares en Teherán.

Los informes llegan en un momento en que los esfuerzos por revivir el acuerdo nuclear de 2015 fracasan. Las últimas conversaciones, que se celebraron en Qatar la semana pasada, apenas avanzaron, según la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, que acusaron a Irán de plantear exigencias extrañas.

PUBLICIDAD

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, lleva más de un año intentando retomar el acuerdo nuclear, que ponía límites estrictos al programa nuclear iraní a cambio de un alivio de sanciones, incluidas las relativas al petróleo. Su predecesor, Donald Trump, se retiró del acuerdo en 2018 e introdujo una serie de nuevas sanciones. Irán respondió acelerando su trabajo atómico.

Irán tiene un historial de detenciones de ciudadanos extranjeros y con doble nacionalidad por cargos de seguridad nacional mal definidos y los grupos de derechos han comparado la práctica con la toma de rehenes diseñada para obtener concesiones de los gobiernos occidentales.

Según Press TV, todos los ciudadanos europeos citados están acusados de viajar a instalaciones militares restringidas en las provincias iraníes de Kerman y Semnan y de tomar muestras de suelo y rocas. El académico polaco, llamado Maciej Walczak, de la Universidad Copérnico, también está acusado de tomar muestras de agua, sal y barro.

En marzo, un cooperante británico-iraní fue liberado tras seis años de detención en Irán, después de que el Reino Unido aceptara devolver una deuda histórica de casi $400 millones de libras (US$478 millones) a Teherán. Cuatro iraníes-estadounidenses fueron liberados cuando entró en vigor el acuerdo nuclear original.

La semana pasada, Bélgica dijo que uno de sus nacionales, un antiguo empleado del Consejo Noruego para los Refugiados llamado Olivier Vandecasteele, estaba detenido por Irán. Según la BBC, lleva cinco meses aislado en una cárcel y también se le acusa de espionaje. En la actualidad, Bélgica retiene a un funcionario iraní que fue condenado a 20 años de prisión el año pasado, acusado de planear un atentado en Francia.

Con la asistencia de Marton Eder, Piotr Skolimowski y Piotr Bujnicki.

PUBLICIDAD