Medio Oriente

Enviados de Irán y EE.UU. van a Doha en último intento de salvar acuerdo nuclear

Los negociadores se reunirán el martes en la capital de Qatar en busca de revivir el pacto de 2015

Bandera de Irán
Por Golnar Motevalli, Annmarie Hordern y Ben Bartenstein
27 de junio, 2022 | 05:25 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El principal negociador nuclear de Irán y su homólogo estadounidense se dirigen a Qatar en un último intento de revivir el acuerdo nuclear de 2015 y poner fin a un estancamiento de meses que ha inflamado las tensiones en el Golfo Pérsico, rico en petróleo.

Ali Bagheri Kani viajará a Doha el martes para “negociar la eliminación de las sanciones a Irán”, informó la agencia de noticias semioficial Tasnim, citando una fuente informada. Personas familiarizadas con el asunto, que hablaron de las delicadas negociaciones bajo condición de anonimato, dijeron que Robert Malley, el enviado especial de Estados Unidos para Irán, ya estaba camino a Qatar el lunes.

PUBLICIDAD

El Departamento de Estado de EE.UU. no respondió inmediatamente a una solicitud para confirmar el viaje de Malley. Irán dijo que las conversaciones se reanudarán el martes, según la Agencia de Noticias de la República Islámica, dirigida por el Estado.

El pacto, conocido como Plan de Acción Integral Conjunto, establecía estrictos controles sobre las actividades nucleares de Irán a cambio del levantamiento de sanciones, incluida la flexibilización de las restricciones a las exportaciones de petróleo del productor de la OPEP. Revivir el acuerdo podría dar lugar a más ventas de crudo iraní y ayudar a bajar los precios, que han subido un 45% este año, hasta unos US$110 por barril.

PUBLICIDAD

Las negociaciones se han prolongado durante más de un año, a pesar de que los precios de la energía y los alimentos han aumentado en todo el mundo. La guerra de Rusia contra Ucrania hace temer la hambruna en muchos países, y la alta inflación acecha a las economías más ricas.

El acuerdo de 2015 se deshizo, con consecuencias dramáticas para la economía y la política interna de Irán, después de que el entonces presidente estadounidense Donald Trump lo abandonara en 2018 y volviera a imponer un régimen de sanciones mucho más duro a la República Islámica. Teherán amplió significativamente sus actividades nucleares en respuesta, superando los límites de enriquecimiento de uranio detallados en el acuerdo. El Organismo Internacional de Energía Atómica censuró a Irán este mes por no cooperar con sus investigadores.

El intento de dar un nuevo impulso se produce mientras el Grupo de los Siete (G-7) se reúne en los Alpes bávaros, donde los funcionarios también debatieron el acuerdo nuclear multinacional. Un alto funcionario de la presidencia francesa dijo al margen de la cumbre que se debería permitir a Irán y a Venezuela volver a los mercados del petróleo para ayudar a estabilizar los precios, y describió las sanciones estadounidenses a las exportaciones de energía como un “nudo” que hay que desatar.

Las conversaciones en Doha contarán con la mediación de la Unión Europea entre los enviados de Teherán y Washington, y se producen tras una visita a la capital iraní de los principales diplomáticos de la UE, donde dijeron el sábado que las negociaciones se reanudarán en unos días y tendrán lugar en un estado del Golfo Pérsico.

PUBLICIDAD

Las negociaciones se estancaron en marzo tras un año de discusiones en Viena, donde se selló el acuerdo original hace siete años. Los funcionarios han dicho que algunas cuestiones clave siguen sin resolverse entre Teherán y Washington, incluida una designación de terrorismo de la era Trump para la rama militar de élite de Irán, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica.

Con la asistencia de Samy Adghirni, Iain Marlow, Arsalan Shahla y Patrick Sykes.

PUBLICIDAD