Guatemala

Crisis de contenedores y la estrategia de carga consolidada que ya creció un 25%

El precio de un contenedor para un solo cliente se cotiza actualmente en US$11 mil aproximadamente y con este método puede bajar a US$2 mil los diez metros cúbicos.

Una alternativa para enfrentar las dificultades logísticas es la alternativa de la carga consolidada.
14 de julio, 2022 | 07:00 AM

Guatemala — La premisa que rigió durante varios años llamada “justo a tiempo” o “just in time”, que se refiere al abastecimiento oportuno de materias primas y componentes para la fabricación, que permite reducir inventarios y coordinación entre los eslabones de la cadena de valor, se acabó por los efectos de la pandemia del Covid-19 al desatar la crisis de contenedores.

Ignacio Valls, director ejecutivo de Almacenadora del País, comentó que las bodegas mantienen mayor ocupación, persiste la preocupación por los precios de materias primas y el retraso en entregas se han quintuplicado, pero considera que Guatemala está mejor preparada para enfrentar esta situación.

“Observamos que ese es ese reloj suizo que se llama justo a tiempo, ya no está funcionando, y hay mayor preocupación por tener las materias primas o bien los productos terminados necesarios para que los negocios sigan funcionando”, resaltó el ejecutivo.

PUBLICIDAD

El sector sigue padeciendo la escalada de precios en la cadena de suministros que ya golpeó al consumidor final por la pandemia, sumadas la crisis energética de Europa y más reciente la guerra entre Rusia y Ucrania, causaron y aumentaron los impactos que se viven actualmente.

El escenario mundial es complicado y en el país se sienten los efectos de la alta demanda y escasez de ciertos productos, agrega Valls, pero es optimista porque considera que en Guatemala “el panorama es menos malo” en comparación con otros países sin fortaleza macroeconómica.

La alternativa se llama “carga consolidada”

María Dolores Contreras, directora general de Oceánica Guatemala y El Salvador, enfatizó que la crisis para el traslado de productos desde distintas partes del mundo, se agravó por la pandemia del Covid-19, pues los precios se elevaron como nunca antes, inclusive compañías que controlan el mercado han aumentado los costos de envío hasta cuatro veces.

PUBLICIDAD

“Antes un contendor costada US$4 mil y ahora por este mismo se deben pagar entre US$8 mil y US$12 mil, incluso llegaron a costar US$16 mil, lo que también trae como consecuencia el alza de los productos en los mercados de cada país”, afirmó la profesional.

A esto se debe agregar que la alta demanda, la escasez de barcos y contenedores, además del estrés logístico en puertos y medios de transporte terrestres y aéreos, mantienen presionado al comercio afectando las importaciones a nivel mundial.

Para solucionar estos problemas, surgió una nueva forma de transporte de mercaderías con fines comerciales desde varias partes del mundo, ayudando a las compañías en la logística marítima, aérea y terrestre para las importaciones.

La alternativa es a través de la carga consolidada, que consiste en la mezcla de envíos de productos de varias compañías dentro de un mismo contenedor.

Las ventajas son costos operativos más bajos, menor costo de capital e incremento de las operaciones. En los últimos dos años esta alternativa creció un 25%.

“Esta opción permite a los empresarios no detener sus importaciones, ni tener que esperar grandes inventarios, pues la carga compartida facilita el movimiento de productos”, afirmó Contreras.

PUBLICIDAD
Número de pasoActor dentro de la carga consolidada
1.Fábrica y/o proveedor
2.Agente de carga
3.Almacén de consolidación
4.Navieras
5.Tránsito internacional
6.Puerto de destino
7.Aduanas y/o autoridades del destino
8.Transporte local hacia el almacén
9.Almacén fiscal
10.Entrega local o recolecta por parte del cliente

¿Qué precio tiene la carga consolidada?

Previo a la pandemia, un contenedor tardaba aproximadamente 30 días en trasladarse desde Asia hacia Estados Unidos, ahora se han manejado tiempos de tránsito de hasta 120 días, por lo tanto, se tuvieron que restructurar los procesos y planificar con anticipación.

Al optar por una carga consolidada el producto ingresa al país y se moviliza a un almacén fiscal e incluso la ventaja de ese espacio, es que la mercadería se queda guardada y se pagan los impuestos a medida que sale el producto, es decir, que se invierte en el pago del almacenaje, pero se pueden programar las órdenes de compra para entregar y el flujo se mantiene.

La carga consolidada se calcula de la siguiente manera:

PUBLICIDAD
  • El precio de un contenedor se encuentra entre US$10 mil y US$11 mil, y tiene una capacidad entre 45 y 50 metros cúbicos.
  • A través de la carga consolidada se pueden solicitar espacios por metro cúbico y el precio oscila entre US$170 y US$200.
  • Si alguien quiere contratar 10 metros cúbicos, equivale a unos US$2 mil, aproximadamente.
  • Siempre se deben tomar en cuenta los gastos adicionales en los puertos.

Un hub logístico

Guatemala por las ventajas geográficas que posee, está siendo un “hub logístico” para otros destinos de Centroamérica, aseguró Contreras.

Por ejemplo, a través de almacenes fiscales, los importadores traen los contenedores consolidados, que les permite nacionalizar y re exportar los productos hacia sus filiales en otros países como El Salvador, Honduras, Nicaragua; con el objetivo que las otras empresas tengan el mismo flujo de inventario.

PUBLICIDAD
  • Valls recomendó que para que este proceso sea exitoso el cliente debe asesorarse sobre los servicios de carga de una empresa consolidada, que apoye en el manejo de una tarifa según sea el requerimiento.
  • También, es necesaria la orientación acerca de los requisitos ante la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).
  • Buscar asesoría en cuanto a procesos, tipos de compra, trámites aduaneros y gestión de traslado del contenedor del puerto a Ciudad Guatemala.
  • Por último, verificar la seriedad de la empresa asesora para generar una relación de confianza a largo plazo, para convertirse en socios estratégicos y así llegar a ser la mejor opción en logística.

Aprovechar el nearshoring

Valls explicó que los países como China a partir del 2018 empezaron a decrecer en la cantidad de exportaciones hacia Estados Unidos, que es al final de cuentas, “el centro manufacturero del mundo”, pero también los demás países low cost como Vietnam, Malasia, entre otros asiáticos, decayeron.

Luego, a partir del 2020, México evidenció un alza en sus exportaciones hacia los Estados Unidos, principalmente, por la cercanía, este comportamiento se ha mantenido y sigue en crecimiento.

La cercanía geográfica permite una entrega más inmediata, el tiempo previo para entrega es menor, obviamente, porque es un país vecino a Estados Unidos y está dentro del NAFTA. “Pero, cabe recordar que nosotros estamos dentro también del Tratado de Libre Comercio, que es el CAFTA, y hemos empezado a aprovechar las ventajas”, resaltó el profesional.

PUBLICIDAD

Sin embargo, los costos todavía son comparativamente altos en temas de energía y en mano de obra comparado con los países “low cost”, como Vietnam u otros que son la principal competencia para la manufactura liviana.

Además, en Guatemala hacen falta mejoras importantes en la infraestructura, todo el tema de puertos, carreteras y demás son necesarias para que se desarrolle la logística, enfatizó Valls.

PUBLICIDAD