EE.UU.

Barclays: Reducción del balance general de la Fed implica problemas en 2023

La Fed inició su programa de ajuste cuantitativo en junio reemplazando solo el exceso sobre un límite mensual de tenencias de bonos hipotecarios

El edificio de la Reserva Federal Marriner S. Eccles en Washington, D.C., Estados Unidos, el viernes 17 de septiembre de 2021.
Por Alex Harris
27 de julio, 2022 | 06:50 PM

Bloomberg — La Reserva Federal de los Estados Unidos necesitará frenar a inicios del año próximo el proceso de deshacerse de algunos de los cerca de US$4 billones de bonos del Tesoro e hipotecas añadidos a su balance general a partir de marzo de 2020, según proyecciones de analistas de Barclays Plc (BCS).

Los especialistas de la firma también dicen que el drenaje de reservas del sistema bancario mediante la devolución efectiva de valores al mercado privado alcanzará un límite práctico durante el primer trimestre de 2023.

En la Fed, los bancos tienen guardados unos US$3 billones de reservas. Aunque el balance de la Fed está en camino a reducirse en menos de US$500.000 millones a finales de año, otros factores contribuirán a que las reservas caigan hasta los US$2,1 billones durante los tres primeros meses de 2023.

PUBLICIDAD

Es probable que, a ese nivel, las instituciones financieras empiecen a competir más agresivamente por los depósitos, lo que tendría como efecto un aumento de las tasas de interés a corto plazo, incluida la tasa efectiva de los fondos federales a la que apunta la política monetaria estadounidense. Como compensación, la Fed podría reducir su mecanismo de recompra inversa a un día, donde la escasez de billetes del Tesoro ha hecho que los saldos diarios superen habitualmente los US$2 billones en los últimos dos meses.

La reducción gradual del balance general “tiene más sentido que forzar el dinero fuera de producto de menor riesgo, ya que daría tiempo a los mercados para ajustarse y sacar dinero del programa voluntariamente”, escribieron el estratega de Barclays Joseph Abate y el economista Jonathan Millar en un informe. “También significa que los bancos no tendrían que ajustar sus tasas de depósito abruptamente y evitar que las tasas de préstamo de los bancos endurezcan demasiado las condiciones financieras”.

La reducción del balance de la Fed contribuye a una caída en las reservas de los bancos. dfd

La Fed inició su programa de ajuste cuantitativo en junio reemplazando solo el exceso sobre un límite mensual de tenencias de bonos hipotecarios y del Tesoro que vencen. A partir de septiembre, esos límites aumentarán a niveles máximos de US$60.000 millones y US$35.000 millones por mes, respectivamente.

PUBLICIDAD