EE.UU.

Casa Blanca presiona contra propuesta que busca profundizar los lazos con Taiwán

La administración Biden ya está tratando de lidiar con las crecientes fricciones entre Estados Unidos y China tras la visita Nancy Pelosi a Taiwán

La ley también proporcionaría a Taiwán US$4.500 millones en ayuda de seguridad y apoyaría su participación en organizaciones internacionales. Está patrocinada por el presidente de Relaciones Exteriores, el demócrata de Nueva Jersey Bob Menéndez.
Por Jenny Leonard y Erik Wasson
03 de agosto, 2022 | 09:54 PM

Bloomberg — El gobierno de Biden está presionando a los senadores demócratas para que frenen un proyecto de ley que alteraría la política de Estados Unidos hacia Taiwán, incluso designándolo como un importante aliado no perteneciente a la OTAN, según personas familiarizadas con el asunto.

La ley también proporcionaría a Taiwán US$4.500 millones en ayuda de seguridad y apoyaría su participación en organizaciones internacionales. Está patrocinada por el presidente de Relaciones Exteriores, el demócrata de Nueva Jersey Bob Menéndez, y el republicano Lindsey Graham, de Carolina del Sur, ambos duros críticos de China, que considera la isla autónoma de Taiwán como parte de su territorio.

“La Casa Blanca tiene preocupaciones significativas”, dijo el senador Chris Murphy, demócrata de Connecticut y miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado. “Tengo preocupaciones significativas”.

PUBLICIDAD

Murphy dijo que el panel de Relaciones Exteriores está retrasando el trabajo sobre la legislación hasta septiembre y es posible que se reescriba. El comité tenía previsto votar el proyecto de ley el miércoles. Estados Unidos ha tratado a Taiwán como un importante aliado no perteneciente a la OTAN desde la administración de George W. Bush. El proyecto de ley formalizaría esa designación.

La administración ya está tratando de lidiar con las crecientes fricciones entre Estados Unidos y China, que se vieron exacerbadas por la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a Taiwán esta semana. Taiwán fue uno de los principales temas de una llamada la semana pasada entre el presidente Joe Biden y el presidente chino Xi Jinping.

Menéndez, en un artículo de opinión publicado el miércoles en el New York Times, dijo que la estrategia de EE.UU. debe estar orientada a “disuadir y limitar el comportamiento problemático de Pekín.”

PUBLICIDAD

“A medida que China nos desafía en todas las dimensiones de la seguridad nacional -militar, económica y diplomáticamente, y en materia de valores-, estamos exponiendo una nueva visión que garantice que nuestro país está posicionado para defender a Taiwán durante las próximas décadas”, escribió Menéndez.

Graham reprendió a la Casa Blanca por intentar obstaculizar el proyecto de ley.

“Es un error de cálculo sobre cómo mantener el mundo en orden. En cada momento toman el camino más débil”, dijo Graham. “Si se pusiera esto en el suelo del Senado se aprobaría de forma abrumadora”.

El gobierno de Biden considera que la legislación es contraproducente y que interferiría con el enfoque de décadas de “ambigüedad estratégica” sobre si el ejército estadounidense defendería a Taiwán contra las fuerzas comunistas, según las personas, que pidieron el anonimato porque las discusiones son privadas. Estados Unidos también se adhiere a la política de “una sola China”, que considera indeterminada la cuestión de la soberanía sobre Taiwán.

“No estoy seguro de que sea el momento de desechar 40 años de política”, dijo Murphy, al tiempo que añadió que “tiene sentido que nos acerquemos a Taiwán”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD