Economía

Gobierno de AMLO se olvida del fondo de estabilización pese a ingresos excedentes

El Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios reportó un saldo de MXN$24.986 millones en el segundo trimestre de 2022

Al primer semestre del 2022, los casi MXN$160.000 millones de ingresos presupuestarios excedentes fueron destinados a costear los subsidios a las gasolinas.
05 de agosto, 2022 | 04:00 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se ha olvidado de ahorrar en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), el principal amortiguador fiscal que tiene México en caso de debilidad de las finanzas públicas, a pesar de que al cierre del primer semestre de 2022 se registraron ingresos tributarios y petroleros excedentes.

AMLO, como se le conoce al presidente, está utilizando prácticamente la totalidad de los ingresos excedentes para financiar los subsidios a las gasolinas y así mantener estables los precios de los combustibles en medio de la inflación más alta en 21 años.

PUBLICIDAD

Los ingresos presupuestarios del sector público en México sumaron MXN$3,3 billones entre enero y junio de 2022, cifra que representa un aumento de 4,9% anual real respecto de igual periodo que el año pasado, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda.

La cifra de ingresos a junio implicó excedentes de MXN159.437 millones respecto de lo programado en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2022.

PUBLICIDAD

Sin embargo, en el segundo trimestre de 2022 no se destinó algún porcentaje de los excedentes al FEIP ni tampoco al Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), pese a que la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria establece mecanismos de fondeo desde los ingresos excedentes.

Tanto el FEIP como el FEIEF registran saldos sin cambios entre el primer y segundo trimestre del año, por lo que se encuentran en niveles por debajo de los vistos previo a la pandemia de Covid-19 que en México inició en febrero de 2020.

El FEIP reportó un saldo de MXN$24.986 millones en el segundo trimestre de 2022, se trata de prácticamente la misma cifra que se reportó en el primer trimestre del año, lo que implicó que entre abril-junio no hubo aportaciones al Fondo de ingresos excedentes.

Mientras que el FEIEF registró un saldo de MXN$20.936 millones, cifra que también resultó sin cambios respecto del saldo observado al primer trimestre del año.

PUBLICIDAD

Marco Oviedo, execonomista en jefe de Barclays para América Latina, preguntó vía Twitter al economista en jefe de la Secretaría de Hacienda de México, Rodrigo Mariscal, cuánto se le iba a aportar al FEIP este año ante los potenciales ingresos excedentes.

El funcionario público respondió a Oviedo que antes de destinar recursos al FEIP se tienen que llenar varias bolsas. “Ojalá le lleguen para el tercer trimestre”, expresó Mariscal.

PUBLICIDAD

Los ingresos excedentes son los recursos que durante el ejercicio fiscal se obtienen en exceso de los aprobados en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) o en su caso respecto de los ingresos propios de las entidades de control indirecto.

Al primer semestre del 2022, los casi MXN$160.000 millones de ingresos presupuestarios excedentes fueron destinados por el Gobierno de AMLO a costear los estímulos fiscales y subsidios a las gasolinas, declaró el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, en conferencia virtual del 29 de julio.

PUBLICIDAD

Al mes de junio, los estímulos y subsidios, que consisten en dejar de cobrar la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) por litro de gasolina, implicaron una pérdida recaudatoria en ese impuesto por MXN$163.441 millones.

Carlos Ramírez, consultor en Integralia, dijo en entrevista que gracias a las reglas claras que hay en el fondeo del FEIP y FEIEF, el Gobierno de AMLO recibió en el FEIP recursos por casi MXN$300.000 millones, sin embargo, en el primer año de este sexenio se gastó una parte del dinero sin transparentar el destino de los recursos.

PUBLICIDAD

Apuntó que, si bien en 2019 inició una recesión y se cayó el PIB de México, esa contracción económica fue provocada por las acciones del actual Gobierno y no por una emergencia imprevista. Fue en 2020 cuando con la pandemia de Covid-19 se agotó el FEIP.

“Pasa la pandemia, pasa la emergencia, y ahora que los precios del petróleo están en las nubes, sería el momento para restituir esos fondos de estabilización porque de hecho así está determinado en las fórmulas, que cuando hay excedentes petroleros una parte tiene que destinarse a los fondos”

Carlos Ramírez, consultor en Integralia

Ramírez dijo que los fondos deberían ser restituidos aprovechando que el precio del petróleo ha promediado en US$90 por barril, un precio que se disparó a ese nivel tras la guerra entre Rusia y Ucrania, mientras que en la LIF 2022 se aprobó un precio de la Mezcla Mexicana de Exportación de US$55,1 por barril.

“El Gobierno lo que está haciendo es que todos los excedentes petroleros en vez de ir al FEIP se los están quemando en subsidios de gasolinas y en los grandes proyectos de infraestructura, esa es la realidad, por eso no crecen los fondos cuando deberían estar creciendo”

Carlos Ramírez, consultor en Integralia

El FEIP es un instrumento de previsión y estabilización fiscal del Estado mexicano que opera como un mecanismo contracíclico que permite compensar las posibles disminuciones en la captación de ingresos respecto de la meta establecida en la LIF, señala en una nota el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados.

PUBLICIDAD