Mercados

Empresas del S&P 500 podrían estar en riesgo de revertir ganancias: Morgan Stanley

Si una empresa tiene que pagar a sus trabajadores el mismo salario pero la demanda de sus productos está bajando, estará en problemas, según estrategas del banco

Instalaciones de Morgan Stanley en NY.
Por Emily Graffeo
16 de agosto, 2022 | 04:49 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El mercado bursátil posterior a la pandemia de Covid-19 ha estado lleno de sorpresas, desde la asombrosa resistencia del Nasdaq y el surgimiento de las acciones meme hasta la solidez de las ganancias corporativas frente a la inflación.

Esta última es una de las principales razones por las que las acciones han visto un repunte del 12% en seis semanas: los resultados de las empresas han evitado las predicciones catastróficas ya que han defendido sus márgenes mientras los precios aumentan para los clientes. Ahora, un nuevo estudio advierte que existe un peligro igualmente difícil de predecir para las ganancias, si el panorama se modifica y la inflación empieza a caer.

El apalancamiento operativo, una medida de la relación entre los costos fijos y variables de una empresa, que ahora se está debilitando desde su máximo de 2021, es el problema, según un equipo de estrategas de Morgan Stanley que incluye a Mike Wilson. La tendencia amenaza con eliminar las ganancias en un momento en que muchos inversores esperan celebrar si la Reserva Federal logra controlar la inflación.

PUBLICIDAD

“La mayoría subestimó los efectos positivos de la inflación en el apalancamiento operativo, e igualmente creemos que se están subestimando los efectos negativos de la caída de la inflación”, dijeron los expertos en una nota fechada el 8 de agosto.

Si bien el crecimiento de los ingresos ha sido fuerte para la mayoría de los sectores en el trimestre que recién concluyó, el apalancamiento operativo (que el equipo de Wilson midió restando el crecimiento de las ventas del aumento de las ganancias por acción) es negativo para la mayoría de los sectores. Morgan Stanley anticipa que esta tendencia continuará, aunque la opinión del consenso es que los márgenes se expandirán en 2023, escribieron.

Las tendencias existentes en ventas y ganancias entre las empresas del S&P 500 dan crédito a la opinión. Después de aumentar el año pasado aproximadamente tres veces más rápido que las ventas, los analistas de acciones esperan que las ganancias aumenten un 9,6% en 2022 frente a un incremento del 11,4% en las ventas. Sin embargo, para el primer trimestre de 2023, el mercado espera que las ganancias crezcan más que las ventas a medida que se expanden los márgenes.

PUBLICIDAD

Pero la disminución de la demanda y las presiones de costo persistentes, particularmente de la mano de obra, hacen que esa expansión sea poco probable para Morgan Stanley. En otras palabras, si una empresa todavía tiene que pagar a sus trabajadores la misma tarifa, pero la demanda de sus productos está bajando, su apalancamiento operativo se hunde.

Esta no es la primera vez que el mercado se equivoca sobre el impacto de la inflación en las ganancias, según Morgan Stanley. El fuerte estímulo fiscal y monetario durante la pandemia impulsó un aumento de la inflación, lo que generó fuertes ganancias para muchas empresas. Es probable que lo contrario también sea cierto, según la nota.

Sin duda, no todos están convencidos de que la caída de la inflación haga mella en los precios de las acciones. Si bien las ganancias pueden sufrir después de períodos de disminución de la productividad a medida que la inflación desciende desde su punto máximo, los múltiplos generalmente crecen, lo que implica que los precios de las acciones no tienen que caer, de acuerdo con Gina Martin Adams de Bloomberg Intelligence. La relación precio-beneficio del S&P 500 ha subido desde sus mínimos de mediados de junio, pero aún está lejos de sus máximos de 2021, según muestran los datos de Bloomberg.

Las acciones han avanzado durante cuatro semanas consecutivas en medio de una fuerte temporada de ganancias y mientras los inversores especulaban que la lectura de precios al consumidor de julio menor a la esperada haría que la Reserva Federal redujera su ritmo de aumentos de tasas. Algunos estrategas incluso declararon que el mercado bajista se acabó. Pero Wilson de Morgan Stanley, uno de los bajistas más francos de Wall Street, no está de acuerdo.

“Es prematuro decir que todo está despejado simplemente porque la inflación ha tocado techo”, dijeron Wilson y su equipo en la nota del 8 de agosto. “Es posible que el próximo movimiento a la baja tenga que esperar hasta septiembre, cuando nuestra tesis de apalancamiento operativo negativo se refleje más en las estimaciones de ganancias. Sin embargo, con las valoraciones tan extendidas, creemos que la mejor parte del repunte ha terminado”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD