Agentina

Cuánto gasta una empresa para pagar un sueldo de bolsillo de $99.000 en Argentina

Una compañía debe gastar en forma directa más de $142.000 para que al empleado le quede esa cifra neta en el home banking

Fuente: Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines Zona Oeste
21 de agosto, 2022 | 04:00 AM

Una de las principales quejas del empresariado argentino suele ser el costo laboral del país, es decir, los gastos asociados que tiene contratar a un empleado. El inconveniente par ambos es que buena parte de lo que eroga la empresa no va a parar a la cuenta de homebanking del trabajador.

En los últimos días se viralizó en redes sociales un análisis del ingeniero Gustavo Allami, que muestra que para contratar a un trabajador sin antigüedad bajo el convenio de Empleados de Comercio y que a este último le queden en el bolsillo $99.000 la empresa debe gastar más de $142.000. El cálculo se desarrolla en base a una pyme que desarrolla sus actividades en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

¿Cómo se llega ese total? Si el empleador eroga $142.150,75, unos $19,861,29 se destinan a retenciones que se le hacen al empleado (en concepto de jubilación, obra social, aporte sindical, entre otros), otros $21.818,87 se dirigen a aportes patronales sobre conceptos remunerativos y unos $1.464,77 se convierten en patronales sobre conceptos no remunerativos. En definitiva, al asalariado le quedan en la caja de ahorro $99.005,82.

PUBLICIDAD

Por otro lado, Allami analiza lo que sucede en una empresa con un margen bruto de ganancias sobre venta de 75% y determina que los impuestos devengados por las ventas para cubrir el costo laboral (IVA a pagar, ingresos brutos e impuesto al cheque) totalizan unos $60.335,25.

Soy empleador, pertenezco al rubro textil, y en otra época nuestra empresa contó con más de 120 colaboradores, distribuidos en casa central y 9 sucursales minoristas”, explicó a Bloomberg Línea Allami. Y añadió: “Cuando analizás el costo por empleado que representa contratar gente para un responsable inscripto y lo comparás contra el mismo comercio atendido por un grupo de monotributistas, quedás afuera”.

En ese sentido, Allami comparó el monotributismo en el comercio” con la “uberización”. “No pagan IVA ni cargas sociales, por lo que es imposible competir, más allá de lo que es la presión tributaria en sí”.

PUBLICIDAD

Por último, Allami afirmó, que si bien le gustaba tener una empresa más grande, se vio obligado a reducir su estructura. “Cerramos sucursales y nos quedamos con una casa central y un depósito”.

Situación del mercado laboral

El 18 de agosto, el ministro de Economía, Sergio Massa, aseguró que el desempleo en Argentina cayó al 6,5%, en una declaración que despertó polémica, ya que instituto de Estadísticas y Censos (Indec) recién publicará los números del mercado laboral correspondientes al segundo trimestre del año el 21 de septiembre. No quedó claro si fue una estimación propia o si alguien le filtró el dato.

No obstante, los datos publicados por el mismo Indec al primer trimestre de 2022 muestran un desempleo de 7%. Una cifra baja si se la analiza en términos históricos, pero a la cual hay que hacerle algunas observaciones, por ejemplo, que la tasa de empleo informal tocó el máximo en dos años: 35,9%.

Por otro lado, los salarios se encuentran en niveles tan bajos, que una pareja con dos hijos, en la que los dos adultos trabajan en blanco, puede tener ingresos por debajo de la Canasta Básica Total (CBT) del Indec, lo cual la convierte en una familia pobre.

Ello se debe a que el Salario Mínimo Vital y Móvil recién subirá a $47.850 en agosto, mientras que la CBT de julio requería que una familia tipo pudiera gastar $111.297,57.

Incluso, una pareja en la que uno de los dos integrantes trabaja en el sector formal y el otro se debe quedar en casa a cuidar a los niños puede estar por debajo de la línea de la indigencia: esta última barrera está conformada por la Canasta Básica Alimentaria, que se ubicó en $49.466 en julio.

PUBLICIDAD