Mercados

Powell le dará más señales a los inversionistas en la reunión de Jackson Hole

El evento, que en el pasado ha sido utilizado por los presidentes de la Fed para hacer anuncios clave, reúne a los principales responsables de política económica de todo el mundo

Powell ha admitido que el análisis de la Fed era incorrecto y que los responsables de la política deberían haber empezado a subir los tipos de interés.
Por Matthew Boesler y Jana Randow
21 de agosto, 2022 | 12:13 PM

Bloomberg — El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, tendrá la oportunidad -si quiere aprovecharla- de restablecer las expectativas en los mercados financieros cuando los banqueros centrales se reúnan esta semana en su retiro anual de Jackson Hole.

Powell hablará sobre las perspectivas económicas el viernes a las 10 de la mañana, hora de Washington, y se espera que reafirme la decisión de la Reserva Federal de seguir subiendo los tipos de interés para controlar la inflación, aunque probablemente se abstendrá de indicar la magnitud de la medida que adoptarán los funcionarios cuando se reúnan el mes próximo.

“Esa es la pregunta más importante para todos: ¿hasta qué punto va a microgestionar Powell las condiciones financieras? Hemos llegado a un punto en el que la economía está mostrando signos de ralentización”, dijo Laura Rosner-Warburton, economista senior de Estados Unidos en MacroPolicy Perspectives en Nueva York. “Si no vemos más desaceleración en los datos y en cambio las cosas rebotan, entonces la Fed tendrá que gestionar más activamente las condiciones financieras”.

PUBLICIDAD
La bolsa ha subido desde la reunión de política monetaria de la Fed de juliodfd

El discurso de Powell marcará el punto culminante de la conferencia de dos días en las montañas Grand Teton de Wyoming. El prestigioso evento, que en el pasado ha sido utilizado por los presidentes de la Fed como escenario para hacer anuncios clave de política, reúne a los principales responsables de política económica de todo el mundo.

Isabel Schnabel, miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo, interviene en un panel el sábado. El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, estará entre los presentes, pero la presidenta del BCE, Christine Lagarde, no tiene previsto asistir.

Las acciones estadounidenses han subido desde la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal, celebrada a finales de julio, en medio de las crecientes expectativas de que el banco central comience a ralentizar el ritmo de endurecimiento, así como de los indicios de que las presiones inflacionistas podrían estar moderándose.

PUBLICIDAD

Los inversores no se han dejado intimidar por las estridentes afirmaciones de los responsables de la política monetaria de que su lucha contra la inflación está lejos de haber terminado, aunque el propio presidente aún no ha hablado desde su conferencia de prensa posterior a la reunión del 27 de julio.

La conferencia de este año se celebra en persona por primera vez desde 2019. El año pasado, se trasladó a un formato virtual con apenas unos días de antelación, ya que la variante delta de Covid-19 se extendió por todo el país.

Para entonces, la inflación había subido muy por encima del objetivo del 2% de la Fed, pero en su intervención en el foro, Powell enfatizó que esas presiones probablemente resultarían transitorias y no parecían tener una base amplia.

Ahora, un año después, la inflación está cerca de los niveles más altos de las últimas cuatro décadas y Powell ha admitido que el análisis de la Fed era incorrecto y que los responsables de la política deberían haber empezado a subir los tipos de interés antes.

En este contexto -a pesar de que el último informe mensual sobre los precios al consumo aviva el optimismo de que la inflación puede haber tocado techo-, Powell probablemente mantendrá una línea dura, dijo Kevin Cummins, economista jefe de NatWest Markets en Stamford, Connecticut.

“Están tan centrados en hacer esto en parte porque metieron la pata el año pasado con todo el asunto de la ‘transitoriedad’, y se dan cuenta de que lo único que pueden hacer ahora es endurecer la política, y eso frenará la inflación”, dijo Cummins.

PUBLICIDAD

La Reserva Federal subió su tipo de interés de referencia en tres cuartos de punto porcentual en su reunión de política monetaria de julio, tras un aumento de la misma magnitud el mes anterior. Estas subidas consecutivas suponen el ritmo más rápido de endurecimiento desde principios de los años ochenta.

Los banqueros centrales de EE.UU. afirman que los tipos de interés aún tienen un camino por recorrerdfd

Por el momento, los inversores ven probabilidades similares a una subida de medio punto o de tres cuartos de punto en la reunión de la Fed del 20-21 de septiembre.

Antes de esa fecha, el Departamento de Trabajo publicará las cifras de agosto sobre el empleo y los precios al consumo, que probablemente serán el factor determinante de la opción que elijan los funcionarios de la Reserva Federal.

PUBLICIDAD

En Europa, los responsables políticos mantienen un debate similar sobre la magnitud de la próxima subida de tipos. El BCE va a la zaga de sus homólogos a la hora de responder a la inflación récord y no empezó a subir los tipos hasta julio.

Tras la subida de medio punto del mes pasado, muchos responsables de la política monetaria aún no han señalado si se inclinan por otra medida de este tipo en septiembre o por una más pequeña, de un cuarto de punto, a medida que aumentan los riesgos de recesión.

PUBLICIDAD

Como único miembro del Comité Ejecutivo que asistirá a la conferencia de esta semana, Schnabel hablará desde una posición de autoridad.

Sus comentarios durante un panel sobre las “perspectivas de la política monetaria después de la pandemia” pueden arrojar luz sobre cómo el BCE planea hacer malabares con los desafíos a corto plazo, como las presiones de precios obstinadamente altas y el debilitamiento de la economía, y los desafíos a largo plazo, como el cambio climático.

Más allá del corto plazo, la gran pregunta es cuán alto la Fed y sus homólogos de todo el mundo llevarán finalmente los tipos de interés.

PUBLICIDAD

La presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, cuyo banco acoge el simposio anual de Jackson Hole, dijo el jueves que, tanto si los responsables políticos optan por otra gran subida el mes que viene como si empiezan a bajar a otras más pequeñas, puede que tengan que seguir subiendo los tipos durante un tiempo, hasta que estén “completamente convencidos” de que la inflación se dirige hacia abajo.

“¿Hasta dónde se suben los tipos? No creo que lo sepamos. No lo sabremos hasta que empecemos a ver cómo confluyen algunas de estas variables -cómo se desenvuelven las piezas de la oferta y la demanda- para saber exactamente dónde está ese punto de parada”, dijo George. “Pero creo que, como han oído decir a otros, tendremos que tener muy claro que tendremos que estar completamente convencidos de que esa cifra está bajando”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD