Economía

Fed consideró reducir ritmo de alzas de tasas para evaluar efecto de ciclo de ajuste

Así se desprende de las minutas del banco central estadounidense de su reunión de julio

Reserva Federal
Por Matthew Boesler
17 de agosto, 2022 | 02:20 PM

Bloomberg — Los funcionarios de la Reserva Federal consideraron en su reunión de julio que eventualmente sería apropiado reducir el ritmo de sus subidas de tasas de interés para evaluar el impacto que el ciclo de ajuste ha tenido.

“A medida que la orientación de la política monetaria se endurezca aún más, es probable que en algún momento resulte apropiado ralentizar el ritmo de las subidas de loas tasas de interés oficiales mientras se evalúan los efectos de los ajustes acumulados de la política sobre la actividad económica y la inflación”, dicen las minutas de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) celebrada los días 26 y 27 de julio en Washington.

“Muchos participantes señalaron que, en vista de la naturaleza constantemente cambiante del entorno económico y de la existencia de desfases largos y variables en el efecto de la política monetaria sobre la economía, también existía el riesgo de que el comité pudiera endurecer la orientación de la política más de lo necesario para restablecer la estabilidad de los precios”, indicaron las minutas.

PUBLICIDAD

Los funcionarios de la Fed subieron, por segunda vez consecutiva, la tasa de interés de referencia en 75 puntos básicos en la reunión de julio. Se trata del ritmo de ajuste más rápido desde principios de la década de 1980.

El lenguaje utilizado en las minutas se hizo eco de lo que dijo Powell en la conferencia de prensa posterior a la reunión de julio. Sus comentarios provocaron la subida de las acciones cuando sugirió que el banco central podría pasar a subidas de tasas más pequeñas en el futuro. Aun así dejó la puerta abierta a otra subida “inusualmente grande” en la próxima reunión de septiembre, dependiendo de los datos económicos que se publiquen entre reuniones.

Un informe del Departamento de Trabajo publicado el 5 de agosto -que mostró que las empresas añadieron 528.000 empleados a las nóminas el mes pasado, más del doble de lo que esperaban los pronósticos- llevó a los inversores a apostar por una tercera subida consecutiva de 75 puntos básicos cuando la Fed se reúna los días 20 y 21 de septiembre.

PUBLICIDAD

En la reunión de julio, “los participantes juzgaron que un riesgo importante al que se enfrentaba el comité era que la elevada inflación pudiera afianzarse si el público empezaba a cuestionar la decisión del comité de ajustar suficientemente la orientación de la política”, según las actas.

Sin embargo, el 10 de agosto, el Departamento de Economía y Finanzas informó que la inflación de julio fue de un 8,5% interanual frente al 9,1% del mes anterior, que supuso la tasa de inflación más alta desde 1981.

Las cifras de inflación más suaves de julio dieron pie a la subida del mercado de valores, ya que las apuestas anteriores sobre una gran subida de tasas en septiembre se deshicieron, y los inversores están asignando ahora probabilidades similares a un aumento de medio punto o de tres cuartos de punto, según los precios de los contratos de futuros vinculados al tipo de referencia de la Fed.

Las cifras de agosto sobre el empleo y los precios al consumo se publicarán antes de la reunión de septiembre.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD