Economía

De Europa a Asia, una menor producción alimenta temores de una recesión global

La zona euro, Japón y Australia mostraron cifras que dibujan un panorama sombrío para la economía global, mientras la mayoría de los bancos centrales sigue buscando controlar la inflación

Imagen de una fábrica de Volkswagen
Por Alexander Weber, Enda Curran y Yuko Takeo
23 de agosto, 2022 | 07:25 AM

Bloomberg — La actividad económica se debilitó en distintas partes del mundo, desde Europa a Asia, alimentando las preocupaciones de que la inflación y la guerra en Ucrania llevarán al mundo a una recesión.

La producción en la zona euro, compuesta por 19 países, cayó por segundo mes consecutivo en agosto a medida que precios récord de la energía y la inflación alimentaria redujeron la demanda y más sectores sucumben ante unas perspectivas cada vez más sombrías, según mostraron encuestas de S&P Global. Si bien la mayor parte de la caída se explica por el sector manufacturero, el rebote pospandémico de los servicios prácticamente se paralizó.

Actividad del sector privado está cayendo en Europa y Asiadfd

El índice de gestores de compras del Reino Unido logró mantenerse por encima del nivel 50, que separa la expansión de la contracción, pero mostró una caída inesperada de la actividad fabril.

PUBLICIDAD

En Asia, en tanto, la producción de Japón se redujo a medida que un rebote de casos de Covid-19 deprime aún más una demanda que ya se enfrentaba a dificultades por la mayor inflación.

El sector de los servicios australiano se contrajo por primera vez en siete meses, aunque se vio compensado en cierta medida por un repunte del turismo.

Los datos dibujan un panorama sombrío para la economía mundial, a medida que la mayoría de los bancos centrales siguen centrados en controlar la inflación mediante el aumento de los costos de endeudamiento. Y aunque las subidas de tasas agravarán el dolor de la desaceleración, es posible que ni siquiera devuelvan las ganancias excesivas de los precios a donde estaban antes de este repunte, según los inversores, entre ellos Pacific Investment Management Co.

PUBLICIDAD

Hay algunos focos de buenas noticias: Las cifras del PMI de EE.UU., que se publicarán más tarde el martes, mostrarán mejoras en el sector manufacturero y de servicios. Sin embargo, en China, el compromiso del gobierno con el programa Cero Covid y el empeoramiento de la crisis inmobiliaria están afectando a la confianza de los consumidores y las empresas.

En cuanto a la zona euro, las cifras “apuntan a una economía en contracción durante el tercer trimestre”, dijo el martes el economista de S&P Global Andrew Harker. “El descenso de la producción se observa ahora en toda una serie de sectores, desde las empresas de materiales básicos y de automóviles hasta el turismo y las empresas de bienes raíces, a medida que la debilidad económica adquiere un carácter más amplio”.

La actividad económica de la zona euro se reduce por segundo mes consecutivodfd

Alemania fue un punto especialmente débil, considerando que registró el mayor descenso de la producción desde junio de 2020, ya que se apresura a reducir la dependencia del gas natural ruso en medio de la caída de los envíos tras la guerra en Ucrania. En Francia, mientras tanto, la actividad se contrajo por primera vez en un año y medio.

Lo que dice Bloomberg Economics:

“El PMI compuesto de la zona del euro sugiere que la economía de la unión monetaria se está deslizando hacia la recesión bajo el peso de los crecientes costes de la energía, y lo peor probablemente aún está por llegar”. Sin embargo, BE no cree que la debilidad económica vaya a disuadir al Banco Central Europeo de llevar a cabo otra gran subida de los tipos de interés en septiembre.”

-David Powell, economista senior de la zona euro.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD