Brasil en español

Lula promete una economía brasileña estable y no repetir errores de Rousseff

Los comentarios buscaron dar certezas a los votantes indecisos que tienen dudas sobre cómo sería un tercer mandato del líder del Partido de los Trabajadores

El expresidente de Brasil
Por Simone Iglesias
26 de agosto, 2022 | 11:31 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El expresidente de Brasil y candidato en los comicios de octubre, Luiz Inácio Lula da Silva, prometió una economía estable y evitar los errores de su sucesora, Dilma Rousseff, si finalmente se impone en las elecciones.

A lo largo de una entrevista de 40 minutos en Jornal Nacional, el programa de noticias más visto del país, Lula dijo que en un su eventual gobierno primaría la predecibilidad, la estabilidad y la credibilidad. Los comentarios buscaron dar certezas a los votantes indecisos que tienen dudas sobre cómo sería un tercer mandato del líder del Partido de los Trabajadores.

“Quiero volver para tener un mejor gobierno de los que tuve”, dijo Lula, quien se desempeñó como presidente entre 2003 y finales de 2010.

PUBLICIDAD

El expresidente dijo a su vez que su gobierno redujo la inflación, juntó reservas internacionales y bajó los niveles de deuda externa, y que haría lo mismo si es electo al construir confianza a nivel interno y externo. Destacó su decisión de tener a Gerardo Alckmin, favorable a mercados y ex rival, como compañero de fórmula.

También dijo que está trabajando en un gran plan de inversión en infraestructuras.

La campaña de Lula busca ampliar su atractivo, incluso entre la clase media, mientras el actual presidente, Jair Bolsonaro, reduce la ventaja electoral del expresidente a falta de cinco semanas para la primera vuelta, el 2 de octubre, y, si fuera necesario, se celebraría una segunda vuelta entre los dos candidatos.

PUBLICIDAD
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.Fuente: Bloombergdfd

Los llamamientos del ex líder sindical a favor de una red de seguridad social más fuerte y de la protección del medio ambiente han encajado con el ascenso de los líderes de izquierda en países cercanos como Colombia y Chile. Sin embargo, el actual gobierno está haciendo todo lo posible, incluyendo un paquete económico de US$8.000 millones, como parte de un esfuerzo para mitigar el impacto de la inflación, al tiempo que mejora sus posibilidades de mantenerse en el poder.

“El desafío de Lula es mantener su posición”, dijo el miércoles Marcia Cavallari, directora ejecutiva de la encuestadora Ipec, en un evento organizado por Bloomberg News en Sao Paulo. “No puede cometer ningún error”.

Críticas poco comunes

Durante la entrevista, Lula dio un sorpresivo golpe a Rousseff, una ex ministra que él ayudó a elegir como su sucesora y que luego fue destituida en 2016, diciendo que las exenciones de impuestos y los subsidios a la gasolina dados bajo su gobierno fueron un error.

Lula apareció en el programa incluso después de culpar previamente a los medios de comunicación, especialmente a Globo TV y Jornal Nacional que emitieron la entrevista del jueves, por el daño a su reputación.

En respuesta a una pregunta sobre la mayor investigación de corrupción de la historia de Brasil, la Operación Lava Jato, Lula abordó el tema de frente. “No se puede decir que no hubo corrupción si la gente confesó los delitos”, dijo. Sin embargo, no fue muy claro en cuanto a la forma en que podría evitar tales escándalos en caso de ganar la presidencia.

La investigación empañó la imagen de su Partido de los Trabajadores y llevó a Lula a la cárcel durante casi un año y medio, aunque posteriormente fue liberado después de que el Tribunal Supremo anulara sus condenas por motivos de procedimiento.

PUBLICIDAD

La ventaja de Lula se ha reducido a 15 puntos porcentuales desde los 18 anteriores, según una encuesta de DataFolha publicada el 18 de agosto. Si bien es popular entre los pobres, el contendiente izquierdista está por detrás de Bolsonaro por 13 puntos porcentuales entre los trabajadores de clase media que ganan entre 6.000 reales (US$1.170) y 12.000 reales al mes.

Bolsonaro ha apoyado la ampliación de los pagos en efectivo para los sectores más pobres de la poblaci´n, así como los recortes de impuestos sobre los bienes de la gasolina a los servicios públicos como parte de un último esfuerzo para mejorar su popularidad. Los precios al consumidor registraron la mayor caída de mediados de mes en agosto, proporcionando alivio a millones de personas en la mayor economía de la región.

--Con la ayuda de Beatriz Reis.

Lea más en Bloomberg.com

Lea esta historia en

Portuguese o enEnglish
PUBLICIDAD