EE.UU.

Trump: Piden a “tercero neutral” para revisar documentos incautados en Mar-a-Lago

Los abogados del expresidente de Estados Unidos resaltaron la necesidad de un juez especial en el caso de investigación del FBI en su contra

El expresidente de Estados Unidos habla durante la cumbre America First Agenda del America First Policy Institute en Washington, D.C., EE. UU., el martes 26 de julio de 2022. Los comentarios de Trump se producen inmediatamente después de una audiencia en la Cámara de Representantes que lo retrató de pie con indiferencia, incluso con venganza, durante horas. mientras una turba de sus partidarios luchaba contra la policía y perseguía a los legisladores por los pasillos del Capitolio. Fotógrafo: Al Drago/Bloomberg
Por Erik Larson
27 de agosto, 2022 | 11:37 AM

Bloomberg — Los abogados del ex presidente Donald Trump dijeron el viernes que la publicación de una declaración jurada redactada por el FBI subraya la importancia de nombrar a un tercero neutral para revisar los documentos incautados durante un registro del FBI en su finca de Mar-a-Lago.

Según los abogados del exmandatario estadounidense, la declaración jurada redactada no proporciona casi ninguna información que permita a Trump entender por qué se produjo el registro o qué se tomó. El pronunciamiento lo realizaron en un escrito que intenta reforzar la base legal de su demanda que busca el nombramiento de un llamado maestro especial.

Las pocas líneas que no están redactadas plantean más preguntas que respuestas”, dijeron los abogados del ex presidente.

PUBLICIDAD

A Trump se le facilitó una copia de la orden de registro, en la que se explicaba el motivo preciso del mismo. Y se produjo tras más de un año de negociaciones entre los abogados de Trump y los Archivos Nacionales, que dieron la voz de alarma después de que desaparecieran registros de la Casa Blanca. Trump devolvió en enero 15 cajas de documentos que, según los archivos, contenían unos 300 documentos altamente clasificados.

Desde West Palm Beach (Florida), la jueza de distrito estadounidense, Aileen M. Cannon, ordenó el 23 de agosto a Trump que presentara el escrito menos de 24 horas después de recibir la demanda, pidiéndole que explicara con detalle por qué cree que el tribunal tiene jurisdicción sobre ese caso y que explicara la “reparación precisa” que solicita.

Partidarios de Donald Trump fuera de Mar-a-Lagodfd

La petición del juez designado por Trump fue vista por algunos expertos legales como una posible señal de problemas con la demanda, que es independiente de un caso en el mismo tribunal sobre la orden de registro que se utilizó y la declaración jurada del FBI que la acompaña.

PUBLICIDAD

La demanda, de 27 páginas, fue presentada como una “moción para la supervisión judicial y el alivio adicional”, aunque gran parte de la presentación se dedica a las quejas generales de Trump. La primera página incluye una nota a pie de página que dice que el 84% de los republicanos apoyaría a Trump si se presentara de nuevo a la Casa Blanca en 2024. Las páginas siguientes se quejan de una “redada” en la casa de Trump por parte de un “pelotón de agentes federales” y la afirmación de Trump de que el gobierno “se negó” a darle “cualquier razón” para el registro.

En junio, después de que se descubrieran más documentos clasificados, el abogado de Trump firmó una declaración con el Departamento de Justicia en la que confirmaba que no quedaban más registros clasificados en Mar-a-Lago. Aun así, el registro del 8 de agosto descubrió 11 conjuntos de documentos clasificados en unas 20 cajas.

Según la declaración jurada del FBI publicada el viernes, se designó inmediatamente un equipo para revisar el material incautado en busca de documentos que pudieran estar amparados por el privilegio del ejecutivo o del cliente abogado.

La declaración jurada también arrojó algo de luz sobre el registro de la finca de Trump, aunque gran parte de la presentación de 32 páginas fue tachada para proteger la investigación y a los testigos que ayudaron al gobierno.

Sin embargo, el público se enteró de que las 15 cajas de material que Trump entregó a los Archivos Nacionales en enero incluían 184 documentos únicos con marcas de clasificación, incluyendo 67 etiquetados como confidenciales, 92 que eran secretos y 25 marcados como alto secreto. “Varios de los documentos” también tenían lo que parecían ser notas escritas a mano por el ex presidente.

Trump ha negado haber actuado mal y ha ofrecido una variedad de explicaciones sobre la presencia de documentos clasificados en su casa, incluyendo que tenía una “orden permanente” de desclasificar los registros que tomó y que los agentes del FBI podrían haber plantado pruebas durante el registro.

PUBLICIDAD

El caso que está siendo abordado por la justicia en EE.UU. es Trump contra Estados Unidos de América, 9:22-cv-81294, Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Sur de Florida (West Palm Beach).

Lea más en Bloomberg.com

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD