Actualidad

Nestlé lanza KitKats veganos, pero serán más caros que los clásicos

A diferencia del KitKat clásico, esta versión usa una fórmula a base de arroz como sustituto de la leche

Imagen de un KitKat
Por Katie Linsell
28 de agosto, 2022 | 03:47 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Los veganos de algunos países europeos ahora podrán empezar a consumir KitKat. Netslé SA, el gigante suizo de los alimentos, lanzó el viernes una versión vegana de su popular chocolate, llamado KitKat V, en 15 países europeos.

A diferencia del KitKat clásico, esta versión usa una fórmula a base de arroz como sustituto de la leche, según reveló inicialmente Bloomberg News. Es uno de los principales lanzamientos veganos de una marca grande, a la que le llevó dos años desarrollar la alternativa.

“Tenemos a 4 de cada 10 consumidores que dicen que están interesados en transicionar a una dieta más basada en plantas”, dijo Corinne Gabler, jefa de confitería de Nestlé para Europa en una entrevista. “Podría ser un mercado importante en el ámbito de la confitería”.

PUBLICIDAD

El mercado de chocolate vegano está valorado actualmente en más de US$500 millones y se espera que llegue a los US$1.400 millones en 10 años.

Incursión vegana

Marcas más pequeñas iniciaron la incursión en las alternativas al chocolate con leche y ahora las grandes les siguen. El chocolatero suizo Lindt & Spruengli AG, conocido por sus conejitos de Pascua envueltos en papel dorado, vende barritas a base de leche de avena bajo su etiqueta Hello. Mars ha introducido versiones veganas de sus barritas Bounty, Topic y Galaxy, y Cadbury, de Mondelez International Inc., lanzó el año pasado la barrita Plant Bar, presentada como una edición vegana de Dairy Milk.

Sin embargo, han habido algunos contratiempos: el mayor supermercado de Gran Bretaña, Tesco Plc, dejó recientemente de almacenar la versión vegana de las barritas de chocolate Galaxy de Mars Inc. por una disputa sobre el etiquetado.

PUBLICIDAD

Los lanzamientos de nuevos productos también pueden fracasar, como descubrió Nestlé cuando su Milkybar Wowsomes, con un 30% menos de azúcar, fue retirada de las estanterías tras la escasa demanda.

Sin embargo, Nestlé tiene grandes esperanzas en el KitKat V, y va a empezar con 300 toneladas, con espacio para producir más, dijo Gabler. Esto se compara con las decenas de miles de toneladas anuales de los productos principales de KitKat en Europa. Aunque se desarrolla en York (Inglaterra), el corazón del centro de innovación chocolatera de Nestlé, la producción principal tendrá lugar en Hamburgo (Alemania), donde hay mayor capacidad.

Precios de venta al público

En una noticia menos agradable durante la peor crisis del costo de vida en décadas, es probable que el KitKat V cueste más que la versión normal. Esto se debe a que es más caro de producir, debido a los ingredientes más caros y a la necesidad de medidas de limpieza estrictas en las líneas de producción, dijo Nestlé.

Durante la prueba de Nestlé del año pasado, el KitKat V se vendía a unos 90 peniques (US$1,06) en algunas tiendas, frente a los 60 o 70 peniques de la versión no vegana, según Gabler. La empresa está estudiando la manera de reducir al máximo la diferencia, dijo.

Nestlé probó muchas alternativas no lácteas, como la avena, la soja y la almendra, antes de decidirse por su fórmula a base de arroz para conseguir la textura cremosa adecuada que resulta familiar a los fans de la versión no vegana, según Louise Barrett, directora del Centro de Tecnología de Productos de Confitería de Nestlé en York.

“Es un gran reto”, dijo Barrett. “Nuestros expertos en I+D han trabajado para que sea lo más parecido posible”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD