El Salvador

Fruit of the Loom recortará 3.200 empleos en Honduras y El Salvador

Por la caída en la demanda mundial de ropa, la firma textil determinó clausurar tres plantas en Centroamérica

Las cadenas minoristas en Estados Unidos afrontan un exceso de inventarios debido a los retrasos en las cadenas logísticas y a los nuevos patrones de consumo.
01 de septiembre, 2022 | 06:45 PM

San Salvador — Fruit of the Loom anunció que cerrará tres fábricas en Centroamérica, dos en Honduras y una en El Salvador, que en conjunto significarán un recorte de 3.200 empleos.

Las plantas involucradas son las de El Progreso y Roatán, en Honduras, además de Monte Cristo, en El Salvador, ubicada en Olocuilta.

“Se espera que los cierres se produzcan el 31 de diciembre de 2022 o antes, lo que afectará a unos 3.200 empleados”, dijo Fruit of the Loom a Bloomberg Línea.

PUBLICIDAD

La compañía aseguró que cumplirá con todas las indemnizaciones y compensaciones legales con los trabajadores afectados.

Menor demanda de ropa

La compañía con sede en Bowling Green, Kentucky, intenta ganar espacio de maniobra ante la caída en el consumo de ropa a escala global.

“La difícil decisión de cerrar estas instalaciones es el resultado directo de la disminución de la demanda en el mercado mundial de la confección y no es en absoluto un reflejo de la dedicación, el trabajo y el apoyo de los empleados”, aclaró.

PUBLICIDAD

Unos 800 empleos cesarían con la reducción de operaciones, calculó por su lado Patricia Figueroa, directora ejecutiva de la Cámara de la Industrial Textil de El Salvador (CAMTEX.

La representante gremial matizó que “Fruit” estrecha una relación de larga data con El Salvador, desde hace 28 años. Previo al anuncio, la firma reportaba unos 9.500 empleos.

Figueroa señaló que una convergencia de temas afecta a la industria textil en El Salvador y Centroamérica: un menor dinamismo de la economía de Estados Unidos, la inflación mundial, y un cambio en los hábitos de consumo.

“Después de la pandemia vino una demanda incremental particularmente en el segmento de comfort wear porque la gente se quedaba en casa con el home office. A medida que las cosas han venido cambiando, vimos que los grandes compradores como los Walmart, los Target, se fueron quedando con excesos de inventario”, analizó Figueroa.

El segundo mayor exportador

Fruit of the Loom destacó en la segunda posición de los mayores exportadores en El Salvador en 2021. Y no solo del sector textil, sino a escala de la industria en general, según la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI).

El principal exportador del año fue Hanesbrands, con US$713,9 millones, unas 425,1 millones de prendas confeccionadas y la generación de unos 9.000 puestos de trabajo.

En 2021, el rubro textil y de la confección aportó US$2.662,5 millones en ventas al extranjero, un crecimiento del 1,9% con respecto a los niveles prepandemia de 2019. El 69,5% va hacia el mercado estadounidense.

PUBLICIDAD